Skip to Content

Nutrición Parenteral

LO QUE NECESITA SABER:

La Nutrición Parenteral (NP) da a su cuerpo nutrientes cuando usted no puede comer o no absorber los nutrientes de los alimentos que consume. La nutrición parenteral se administra a través de un catéter intravenoso (tubo delgado) colocado en una vena del brazo, parte superior del pecho o el cuello. La nutrición parenteral le proporciona agua, proteínas, azúcar, grasas, vitaminas, minerales y electrolitos. Es posible que necesite nutrición parenteral durante varios días o más tiempo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Riesgos:

  • Usted podría contraer una infección en el sitio del catéter y la infección se podría extender por todo el cuerpo. Un coágulo de sangre puede formarse en el catéter, y puede viajar a través del torrente sanguíneo. Estos problemas podrían representar una amenaza para la vida. El catéter puede salirse de su lugar o se puede romper. Su catéter se puede bloquear si se tuerce, o si hay una acumulación de la solución de nutrición parenteral.
  • Usted puede deshidratarse. Su nivel de azúcar en la sangre puede aumentar demasiado. Usted puede desarrollar problemas en el hígado, la vesícula biliar o los huesos.

Cuando salga del hospital:

Si usted necesita nutrición parenteral después de salir del hospital, un médico le enseñará a usted, o a alguien cercano a usted, cómo dar la nutrición parenteral en casa. Usted aprenderá a cuidar de su catéter y cambiar el vendaje que cubre el área de su catéter. Los médicos se asegurarán de que se envíen a su hogar los suministros correctos y le recordarán mantener la solución de la nutrición parenteral en el refrigerador. Los médicos lo visitarán regularmente para controlar su salud mientras recibe nutrición parenteral.

Autocuidado mientras esté utilizando nutrición parenteral:

  • Pésese de 3 a 4 veces por semana para supervisar cualquier cambio de peso.
  • Revise el área del catéter para detectar signos de infección, como enrojecimiento, inflamación, sensibilidad, calor, y secreción. Tome su temperatura según las indicaciones.
  • Lleve un registro de la cantidad de nutrición parenteral y otros líquidos intravenosos que ingiere y la cantidad que usted orina.
  • Revise sus niveles de azúcar en la sangre.
  • Acuda a las consultas de control con su médico o especialista como se lo indicaron. Usted necesitará hacerse una prueba de sangre con regularidad. Los análisis de sangre pueden mostrar cómo están funcionando sus órganos, o si tiene una infección.

Comuníquese con su especialista o médico sí:

  • Usted tiene dolor o inflamación en su pecho.
  • Siente dolor o molestia en el cuello o en el hombro.
  • Usted orina menos de lo debería orinar según su médico.
  • Usted pesa más o pesa menos de lo que su médico le dijo que debería pesar.
  • Su piel o las partes blancas de sus ojos se vuelven amarillentas.
  • Aparecen venas en el pecho que usted antes no tenía.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición, cuidado o el equipo de nutrición parenteral.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene fiebre o fiebre con escalofríos.
  • El área del catéter está enrojecida, inflamada, sensible o caliente, o hay una secreción en el sitio del catéter.
  • Su catéter tiene una fuga de solución de la nutrición parenteral o sangre.
  • Usted se siente mareado, le falta el aire y tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dolor o inflamación en el brazo, cuello o cara.
  • Su axila se siente más sensible.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide