Skip to Content

Neumonía Viral, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

La neumonía viral

es una infección pulmonar causada por un virus. Existen muchos tipos de virus que pueden causar la neumonía viral, como por ejemplo el virus de la influenza. Usted también puede contraer un virus al inspirarlo o tocar algo con el virus. También es posible desarrollar neumonía viral cuando un virus que se encuentra dentro de su cuerpo se traslada hasta sus pulmones.

Los siguientes son los síntomas más comunes:

  • Tos, con o sin flema
  • Fiebre por encima de 100.4°F (38°C) o escalofríos
  • Falta de aire, respiración acelerada o sibilancias (un sonido chillón en el pecho)
  • Dolor muscular y cansancio
  • Dolor de pecho
  • Náusea o vómito
  • Dolor de cabeza

Busque atención médica inmediata al presentar los siguientes síntomas:

  • Se siente confundido y no puede pensar con claridad.
  • Dificultad para respirar, o su respiración parece estar más rápida de lo normal.
  • Dolor de pecho.

El tratamiento para la neumonía viral

puede incluir medicamentos para tratar la infección viral. Un medicamento esteroide puede ayudar a abrir las vías aéreas para facilitar su respiración. No deje de tomar su medicamento sin la autorización de su proveedor de salud. Pregunte a su proveedor de salud si usted necesita otros medicamentos para ayudar a disminuir el dolor y la fiebre. El proveedor de salud le puede indicar cuáles medicamentos son seguros y que cantidad debe tomar.

Cuidados para la neumonía viral:

  • No fume ni permita que otros fumen a su alrededor. El fumar aumenta su riesgo de contraer infecciones pulmonares y neumonía. El fumar también complica más su recuperación después de sufrir una infección pulmonar. Consulte con su proveedor de salud si quiere dejar de fumar. Su proveedor de salud podría recetarle un medicamento sustituto de la nicotina o indicarle como encontrar un programa que lo ayude a dejar de fumar.
  • Descanse lo suficiente: Repose con frecuencia mientras se recupera. Poco a poco empiece a aumentar su actividad física cada día.

Prevenir la neumonía viral:

  • Lave sus manos con agua y jabón frecuentemente. Use un gel desinfectante para las manos cuando no hay jabón ni agua disponible.
  • No se toque sus ojos, ni la nariz ni la boca a menos que primero se haya lavado las manos. limpie las perillas y picaportes de las puertas, los mesones de la cocina, teléfonos celulares y otras superficies que la gente toca con frecuencia.
  • Siempre cubra su boca al toser. Use un pañuelo desechable o la manga de su camisa cuando va a toser para evitar la propagación de gérmenes en sus manos.
  • Trate de evitar personas que tengan gripe o un resfriado. En caso que usted se encuentre enfermo, aléjese de otras personas lo que más pueda.
  • Acuda a que le administren la vacuna contra la gripe (influenza). Si usted tiene la tarjeta de registro de vacunas, muéstresela a su proveedor de salud. También podría necesitar otras vacunas o refuerzos para prevenir la neumonía y otras infecciones.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide