Skip to Content

Nefrectomía Abierta De Donador Vivo

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La nefrectomía abierta de donador vivo es una cirugía donde se retira el riñón. El riñón después se coloca en otra persona que tiene daño o enfermedad del riñón. Una persona que dona (da) un riñón se llama donador. La persona que recibe el riñón se llama receptor. Los riñones son órganos en forna de frijol encontrados debajo de las costillas en cada lado del abdomen superior. Los riñones retiran los desechos y productos químicos no deseados del cuerpo. Los desechos son eliminados del cuerpo en forma de orina. Cuando los riñones se dañan, estos desechos se acumulan en el cuerpo de una persona. Estos desechos causan síntomas como mareos, dolores de cabeza, convulsiones, confusión, desmayos e incluso llevan a la muerte.
    Urinary System
  • Para ser donador de riñón, usted debe encontrarse con buena salud y entre 18 y 70 años de edad. Para ser donador, usted debe conocer y entender lo que puede sucederle. Usted también debe haber pensado seriamente sobre darle su riñón a alguien más. Su riñón puede reemplazar un riñón dañado, y ayudar al cuerpo del receptor a eliminar los desechos como debe. Ser donador de riñón puede ayudar a otra persona a quien no le funciona el riñón a vivir por más tiempo.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Laxantes: Este medicamento le hace más fácil tener una evacuación intestinal. Usted podría necesitar este medicamento para ayudar o tratar o prevenir estreñimiento.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Pregunte a su médico cuando debe regresar a revisión de su herida, y a retirar las suturas y drenajes.

Actividad:

Evita hacer cualquier actividad que incluya levantar, jalar y empujar. Pregunte a su médico sobre las guías de actividad, y cuando debe regresar a realizar sus actividades diarias y deportes.

Baño:

No permita que las suturas se mojen a menos que su médico diga que está bien. Pregunte a su médico cuando puede bañarse o nadar. Cuando pueda bañarse, cuidadosamente lave sus suturas con agua y jabón. Después coloque un nuevo vendaje limpio. Cambie los vendajes cada que se ensucien o mojen. Si usted no puede alcanzar su vendaje, pida a alguien más que le ayude a cambiarlo. Usted puede tener tiras delgadas de cinta en su incisión. Manténgalas limpias y secas. Mientras estas se despeguen, déjelas caer por si solas. No las jale.

Comer y beber:

  • Coma una variedad de alimentos sanos como frutas, vegetales, semillas de grano entero, productos bajos en grasa, frijoles, carne magra y pescado. Comer una variedad de alimentos saludables le ayudarán a tener más energía y sanar más rápido. Pregunte a su médico si usted debe tener una dieta especial.
  • Los hombres mayores de 19 años deben beber 3.0 litros de líquidos al día (cerca de 13 copas de ocho onzas). Las mujeres mayores de 19 años deben beber 2.2 litros de líquidos al día (cerca de 9 copas de ocho onzas). Siga los consejos de su médico si usted debe cambiar la cantidad de líquido que deba beber. Para la mayoría de las personas, los líquidos buenos son agua, jugos y leche. Si usted se encuentra acostumbrado a bebidas que contienen cafeina, como café, estos también pueden contarse en su ingesta diaria de líquido. Intente beber suficientes líquidos al día, y no solo cuando se sienta sediento.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene sangre en su orina.
  • Usted tiene escalosfríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene comezón en la piel, se le hincha o tiene salpullido.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene problemas para evacuar u orinar.
  • Sus vendajes se empapan de sangre.
  • Su incisión se hincha, se pone roja, tiene pus o las suturas se separan.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide