Skip to Content

Miringotomía Con Tubos E.p. En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una miringotomía es un procedimiento para colocar un tubo por un orificio en el tímpano del niño. El tímpano protege el oído medio y ayuda a que el niño oiga. Los tubos ecualizadores de presión (EP) drenan el líquido del interior del oído del niño. Con el paso del tiempo, el tubo se caerá por sí solo o un médico lo extraerá.


COMO PREPARARSE:

Antes del procedimiento:

  • Cuando usted lleve a su niño para ver su médico, traiga una lista de sus medicamentos o las botellas de medicamentos. Informe a los médicos si el niño toma medicamentos herbales, suplementos alimenticios o medicamentos sin receta médica. Si su niño es alérgico a algún medicamento, dígaselo a su médico.
  • El niño podría necesitar pruebas de audición. Pregunte a los médicos sobre esta prueba y otras pruebas que el niño podría necesitar. Anote la fecha, hora y lugar de cada examen.
  • El médico podría darle un antibiótico al niño antes del procedimiento. Este medicamento ayuda a combatir las infecciones y podría aliviar el dolor de oído que siente el niño.
  • Anote la fecha, hora y lugar correctos del procedimiento de su niño.

La noche antes del procedimiento:

Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día del procedimiento:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto le dará permiso al médico de hacer el procedimiento o la cirugía a su hijo. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Es probable que los médicos le pongan una vía intravenosa al niño. Por lo general eligen una vena del brazo. Es posible que a su niño le administren líquidos y medicamentos a través de la vía intravenosa.
  • Un anestesiólogo hablará con usted y su niño antes de la cirugía. Es posible que su niño necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer una área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si algún familiar ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

Es posible que le den anestesia local al niño, que es una inyección de un medicamento que le adormece el tímpano. Es probable que el niño esté despierto durante el procedimiento. Puede que el niño sienta presión o algo que empuja, pero no debería sentir dolor. Es posible que deban darle anestesia general para que permanezca dormido durante el procedimiento. Los médicos realizarán una pequeña incisión en el tímpano del niño. El líquido que se encuentra dentro del oído medio del niño drenará por este orificio. Los médicos colocarán un pequeño tubo EP por el orificio, y es posible que le pongan un antibiótico en forma de gotas dentro del oído.

Después del procedimiento:

Llevarán al niño a una habitación para que descanse. Si el niño estuvo dormido durante el procedimiento, permanecerá en esa habitación hasta que esté completamente despierto. No deje que su niño se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. El niño podrá regresar a su hogar cuando los médicos vean que está bien. Si su niño va a permanecer en el hospital, lo trasladarán a su cuarto de hospital.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Su hijo no puede asistir al procedimiento.
  • Su hijo tiene fiebre .
  • A su hijo le surge nueva dificultad para oír.
  • A su hijo le sale pus del oído.
  • Su hijo se jala de la oreja y está más irritable que de costumbre.
  • Su hijo pierde la audición o escucha un zumbido en los oídos. Se siente mareado después que le ponen gotas en los oídos.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • A su hijo le duele mucho el oído.
  • Su hijo deja de oír de forma repentina.
  • Al niño le sale sangre del oído.

RIESGOS:

  • Un nervio podría dañarse durante el procedimiento y el niño podría perder parte del sentido del gusto. El niño podría contraer una infección o podría salirle pus del oído después que le coloquen el tubo ecualizador de presión. Podría perder la audición como resultado de una hemorragia o tejido cicatrizado. Si el tubo EP se cae demasiado pronto, el niño podría necesitar otro procedimiento para colocar un nuevo tubo. El tímpano del niño se podría desgarrar debido al tubo EP, o podría no cerrarse después de que extraigan el tubo. Si esto sucede, es posible que deban hacerle una cirugía para reparar el tímpano.
  • Si el niño no tiene una miringotomía con un tubo ecualizador de presión, podría continuar teniendo infecciones y dolor de oído. Se podría acumular líquido dentro del oído y el tímpano podría romperse. La audición del niño podría empeorar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide