Skip to Content

Miringotomía Con Tubos E.p. En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una miringotomía es un procedimiento para colocar un tubo por un orificio en el tímpano del niño. El tímpano protege el oído medio y ayuda a que el niño oiga. Los tubos ecualizadores de presión (EP) drenan el líquido del interior del oído del niño. Con el paso del tiempo, el tubo se caerá por sí solo o un médico lo extraerá.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Analgésicos: Es posible que receten un medicamento al niño para aliviar el dolor. Fíjese si el niño presenta signos de estar dolorido. No espere a que el niño esté muy dolorido para darle más de este medicamento.
  • Esteroides: Este medicamento ayuda a aliviar el dolor y bajar la inflamación en el oído del niño.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al médico del niño si piensa que el medicamento no está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Gotas para los oídos:

Es posible que le den un medicamento en forma de gotas al niño. Pregunte cómo ponerle las gotas en el oído al niño de manera segura.

Programe una cita con el otorrinolaringólogo o el médico de su niño como se le indique:

Es posible que deba regresar para que le revisen los oídos al niño. Es posible que el niño deba regresar para que le quiten el tubo ecualizador de presión. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de los oídos del niño:

Use un pañuelo de papel para limpiar con cuidado el líquido que drena del oído del niño. No ponga un aplicador de algodón en el oído del niño si tiene un tubo EP. Pregunte cómo debe limpiar el oído del niño después de una miringotomía.

Actividad:

Es posible que el niño no pueda hacer ciertas actividades, como nadar. Pregunte durante cuánto tiempo debería de evitar estas actividades.

Pruebas y terapia del habla:

Si el niño tiene dificultad para oír, es posible que deban examinarle el habla. Es posible que un especialista pueda ayudar al niño con su habla.

Evite las infecciones del oído:

  • No exponga al niño al humo del tabaco: No fume ni permita que otras personas fumen alrededor del niño. El humo del tabaco aumenta el riesgo de que el niño tenga infecciones en el oído. Pida información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Escoja con cuidado la guardería: El niño corre mayor riesgo de contraer un resfriado o una infección en el oído si asiste a una guardería. Elija una guardería donde no haya demasiados niños.
  • No use chupetes: El uso de un chupete aumenta el riesgo del niño de contraer una infección en el oído.
  • Amamante a su bebé: Es posible que la lactancia materna ayude a prevenir las infecciones de los oídos.
  • Sujete al bebé en brazos cuando tome un biberón: Sujete al bebé en una posición reclinada cuando lo alimente con un biberón. No sujete el biberón y permita que el niño se alimente solo.

Comuníquese con el médico o el otorrinolaringólogo del niño si:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • La audición de su hijo cambia.
  • A su hijo le sale pus del oído.
  • Su hijo se jala de la oreja y está muy irritable.
  • Su hijo pierde la audición o escucha un zumbido en los oídos. Se siente mareado después que le ponen gotas en los oídos.
  • Tiene alguna pregunta acerca de la condición o cuidado del niño.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • A su hijo le sale sangre o pus del oído.
  • A su hijo le duele mucho el oído.
  • Su hijo deja de oír de forma repentina.
  • Su hijo tiene una nueva dificultad para respirar.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide