Skip to Content

Mieloma Múltiple, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

El mieloma múltiple

es un cáncer de las células del plasma. Las células del plasma son un tipo de glóbulo blanco. Las células del plasma producen anticuerpos para ayudar a su organismo a combatir las infecciones. Usted podría tener un gran número de células de plasma que no funcionan correctamente. Es posible que su cuerpo produzca demasiadas células de plasma o anticuerpos que producen daños a sus huesos y otros tejidos saludables.

Los siguientes son los síntomas más comúnes:

  • Dolor en los huesos, comúnmente en la parte inferior de la espalda, la pelvis o las costillas
  • Infecciones frecuentes
  • Náuseas o vómitos
  • Cansancio, debilidad o confusión
  • Estreñimiento o dificultad para orinar
  • Pérdida del apetito o de peso
  • Falta de aire

Llame al 911 al presentar los siguientes:

  • De repente tiene dolor en el pecho, el corazón le palpita demasiado rápido o muy fuerte, o le hace falta la respiración.

Busque atención médica de inmediato sí:

  • Sufre una caída y puede haberse fracturado un hueso
  • Se siente mareado o se desmaya
  • Dificultad para razonar con claridad
  • Se siente débil o pierde la sensación de un lado de su cuerpo

El tratamiento para el mieloma múltiple

dependerá de sus síntomas y la etapa que se encuentre su cáncer. La etapa dependerá de la medida en que sus huesos y riñones estén afectados y el nivel de calcio y proteínas que se encuentre en su sangre. Su proveedor de salud podría recomendarle que le hagan exámenes rutinarios y a acudir a las consultas de control de rutina para comprobar si se produce algún cambio. Es posible que usted también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Se administran medicamentos para impedir que las células mieloides sigan multiplicándose y para eliminar las nuevas células cancerosas. Los medicamentos también pueden contribuir a fortalecer su sistema inmunitario.
  • La radioterapia usa rayos X o gamma para tratar el cáncer. La radiación elimina las células cancerosas y podría evitar que el cáncer se propague. Es posible que se administre por sí sola o junto con la quimioterapia.
  • Un trasplante es un procedimiento para administrar médula ósea o células madre por vía intravenosa. Las células madre pasan a su médula ósea y comienzan a producir nuevos glóbulos saludables.

Lidiar con el mieloma múltiple:

  • Evite infecciones. Lávese las manos con frecuencia, evite personas que estén enfermas y limpie los humidificadores a diario. Pregunte a su proveedor de salud por más información sobre la prevención de infecciones.
  • Evite el sangrado y los moretones. Tenga cuidado con objetos afilados y puntiagudos, como los cuchillos y palillos. No practique deportes de contacto, como el fútbol o fútbol americano. Use un cepillo de dientes de cerdas suaves. No se pase la seda dental entre su dientes mientras su conteo de plaquetas esté bajo. Tenga cuidado al sonar su nariz. No se debe molestar ni hurgar su nariz ya que puede sangrar. No tome aspirina ni analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINE o NSAID, por sus siglas en inglés). La aspirina y los analgésicos son diluyentes de la sangre y aumentan su riesgo de presentar sangrados.
  • No fume cigarrillos ni consuma alcohol. El alcohol puede diluir y provocar que sangre con facilidad. El fumar aumenta su riesgo de presentar un cáncer nuevo o que el cáncer reaparezca. El tabaquismo puede impedir el proceso de recuperación después del tratamiento. Solicite información con su proveedor de salud en caso que fume o tome alcohol en el momento y necesite ayuda para dejarlos.
  • Consuma líquidos según las indicaciones. Usted puede necesitar un aumento en los líquidos que consume para prevenir la deshidratación, especialmente si está vomitando o tiene diarrea debido al tratamiento de cáncer. Pregunte cuál es la cantidad de líquido que necesita consumir al día y cuáles son los líquidos que le recomiendan.
  • Haga ejercicios según le indicaron. El mieloma múltiple o sus tratamientos pueden hacerlo sentir cansado. El ejercicio puede ayudarlo a tener más energía.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables pueden ayudar a que se sienta mejor y a aumentar su energía. En caso de tener problemas para tragar, es probable que le den alimentos blandos o en forma líquida. Pregunte sobre cualquier nutrición adicional que pueda necesitar, como batidos o vitaminas nutritivas. Informe a su proveedor de salud si usted tiene problemas al comer o si la comida le produce náuseas.

Acuda a su consulta de control con su proveedor de salud u oncóloco como le indiquen:

Es posible que necesite regresar para que le ordenen más exámenes. Escriba en una libreta las preguntas que tenga para no olvidar hacerlas durante sus consultas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide