Skip to Content

Manejo Del Dolor En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

Los niños sienten y expresan dolor en diferentes maneras. Su niño puede o no puede ser capaz de decirle que él tiene dolor. Lo que es doloroso para un niño puede que no sea doloroso para otro niño. El dolor de su niño puede ser agudo (de corto periodo de tiempo) o crónico (de largo periodo de tiempo). El manejo del dolor es una parte importante del cuidado de su niño.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Ibuprofeno o acetaminofén: Estos medicamentos ayudan a disminuir el dolor de su niño. Estos pueden ser comprados sin receta médica. Pregunte cuánto medicamento es seguro para administrarle a su niño y qué frecuentemente administrárselo.
  • Analgésicos narcóticos: Estos medicamentos incluyen codeína y morfina. Estos son utilizados para dolor moderado a grave. No espere a que el dolor sea grave antes de administrarle el medicamento a su niño.
  • Administre a su niño su medicamento como se le haya indicado: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia. Bota las listas viejas.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Tenga seguimiento con el médico de cabecera de su niño o especialista de dolor según indicado:

Anote sus preguntas para que recuerde preguntarlas durante sus citas.

Comuníquese con el médico de su niño si:

  • Su niño tiene fiebre.
  • Su niño tiene náusea o vómito.
  • Su niño está más soñoliento de lo normal después que toma su medicamento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • La piel de su niño se enrojece, hincha o le da comezón.
  • Su niño repentinamente tiene dificultad para respirar.
  • Su niño está triste, deprimido o no puede sobrellevar su dolor o enfermedad.
  • El dolor de su niño no mejora o él tiene dolor nuevo.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of the Blausen Databases or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide