Skip to Content

Lesiones Penetrantes De Hígado O Bazo

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Las lesiones penetrantes también se llaman lesiones perforantes. Estas pueden ser causadas por cualquier cosa que atraviese la piel y se meta en el cuerpo. Las lesiones penetrantes de hígado o bazo pueden causar un desgarro, corte o moretones al órgano. Las lesiones penetrantes pueden tener como resultado un órgano severamente dañado y un sangrado interno. El hígado y el bazo son órganos grandes localizados en el área superior del abdomen (estómago). Las heridas por arma de fuego o por puñaladas en el abdomen pueden lesionar estos órganos. Pueden también causar lesiones penetrantes la metralla, clavos, huesos rotos u otros objetos puntiagudos y filosos.
  • Los signos y síntomas pueden incluir sangrado o dolor e sensibilidad en el abdomen. También se puede ver en el área de la herida moretones, hinchazón o quemadura. Un examen completo de su cuerpo, incluyendo la piel, el pecho, la espalda y el abdomen, puede ayudar a diagnosticar las lesiones penetrantes. Pueden hacerse examenes de imagen para sacar imágenes de su abdomen, como radiografías, ultrasonido y tomografía computarizada (TC). El tratamiento dependerá de sus síntomas, condición y que tan severas sean sus lesiones. A veces, lo único que se necesita es vigilancia para lesiones moderadas. Usted puede tener una cirugía u otros procedimientos para tratar sangrados o lesiones más severas de sus órganos. Con el cuidado y tratamiento adecuados, su hígado o bazo pueden curar con el tiempo y se pueden evitar problemas graves.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Descanso:

Descanse cuando usted sienta que es necesario. Comience lentamente y haga más cada día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Su piel empieza a picarle, se hincha o tiene una erupción.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene cualquier pregunta o duda acerca de su condición, tratamiento o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene dolor en el abdomen o se siente más lleno o inflamado de lo normal.
  • Usted tiene problemas para respirar o respiración acortada.
  • Usted se siente mareado de repente o tiene vómito.
  • Usted tiene un latido del corazón rápido.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide