Skip to Content

Lesiones No Penetrantes De Hígado O Bazo

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Las heridas no-penetrantes son también llamadas heridas por trauma cerrado. Estas lesiones resultan de una fuerza directa sobre el abdomen sin causar una herida abierta. Los traumas cerrados al hígado o bazo pueden incluir desgarros, cortes o moretones al órgano. Estas lesiones pueden causar un sangrado interno debido a la ruptura del órgano (estallamiento) o a problemas de los vasos sanguíneos. El hígado y bazo son órganos grandes localizados en el área superior del abdomen (estómago). Los accidentes automovilísticos, las caídas o golpes al abdomen pueden dañar estos órganos. Las costillas rotas pueden perforar el hígado o bazo dentro de su cuerpo.
  • Usted puede tener dolor abdominal, especialmente al moverse y el abdomen puede estar duro o blando. Puede haber moretones, hinchazón o rasguños en el abdomen sobre el área lesionada. Una revisión completa de su cuerpo, incluyendo la piel, pecho, espalda y abdomen, pueden ayudar a diagnosticar las lesiones por trauma cerrado. Se pueden hacer examenes de imagen para toman imagenes de su abdomen, como las radiografías, ultrasonido y tomografía computarizada (TC). El tratamiento dependerá de sus síntomas, condición y que tan severas sean sus lesiones. A veces, mantenerse en observación puede ser todo lo que necesite para lesiones moderadas. Usted puede tener una cirugía u otros procedimientos para tratar sangrados o lesiones más severas de órgano. Con el cuidado y el tratamiento adecuados, su hígado o bazo pueden curar con el tiempo y se pueden evitar problemas graves.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

RIESGOS:

  • El tratamiento para el trauma cerrado del hígado o bazo lleva ciertos riesgos. La cirugía puede hacer que usted sangre mucho y otras partes del abdomen para ser dañadas. Drenar del abdomen la sangre o bilis (líquido café parduzco) puede causar una infección. Después de la cirugía, puede recibir un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto puede causar dolor e inflamación, y puede detener la sangre fluya en el que tiene que ir en su cuerpo. El coágulo de sangre puede desprenderse y viajar a los pulmones. Un coágulo de sangre en los pulmones puede causar dolor en el pecho y dificultad para respirar. Este problema puede ser potencialmente mortal.
  • Si una herida al hígado o el bazo se deja sin tratamiento los problemas médicos podrían aumentar o empeorar. El trauma cerrado puede causar sangrado interno y poner en riesgo su vida. Pregunte a su médico si usted está preocupado o tiene preguntas acerca de su condición, cuidado o tratamiento.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Un IV

es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.

Tubo de yeyunostomía:

A través de un pequeño corte que hacen en su abdomen (vientre), insertan un pequeño tubo flexible. Un extremo del tubo entra en su intestino delgado. Este tubo es usado para suministrarle líquidos, alimentos y medicamentos. Usted puede tener colocado unos de estos tubos durante un corto tiempo o durante largo tiempo. Si usted necesita tenerlo por largo tiempo, puede ser necesario cambiar el tubo por uno nuevo después de transcurrido cierto tiempo.

Medicamentos:

Usted podría recibir los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Medicamentos para el dolor: Los médicos le podrían administrar medicamento par suspender o reducir su dolor.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para solicitar su medicamento. Informe a sus médicos si su dolor no ha reducido. Es posible que el medicamento no funcione como debería para controlar su dolor si espera demasiado tiempo para tomarlo.
    • El medicamento para dolor podría causarle mareo o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a su médico cuando de vaya a levantar de la cama o necesite ayuda.

Líneas especiales:

Se pueden poner tubos especiales (líneas)en sus vasos sanguíneos (arteria o vena). Estos tubos ayudan al médico vigilar cómo usted progresa. Usted puede necesitar las siguientes líneas:

  • Línea arterial: Una línea arterial es una sonda (tubo) que es insertada dentro de una arteria (vaso sanguíneo) que usualmente está ubicada en la muñeca o en la ingle. La ingle es el sitio donde su abdomen (vientre) se encuentra con la parte superior de la pierna. La línea arterial va unida a una tubería que transporta líquido a través de ella. La sonda puede usarse para medir su presión arterial o para extraer sangre.
  • Línea central: La línea central es un catéter intravenoso especial. Este catéter se inserta en una vena (vaso sanguíneo) grande cerca de su clavícula, en su cuello o en su ingle. La ingle es el área donde su abdomen se encuentra con la parte superior de su pierna. Otras líneas centrales, como un catéter PICC (catéter central de inserción periférica), pueden ser colocadas en su brazo. Usted puede necesitar una línea central para recibir aquellos medicamentos o líquidos intravenosos, que deben ser aplicados a través de vaso sanguíneo grande. También puede necesitarla, si los médicos tienen problemas para insertar una cánula intravenosa corriente. Además, una línea central puede permanecer colocada por más tiempo que una cánula intravenosa corriente. Algunas líneas centrales también pueden ser usadas para tomar muestras de sangre.

Examenes:

Se pueden hacer uno o más de los siguientes examenes. Algunas pruebas utilizan un colorante especial para ayudar a que los órganos y otras estructuras se vean mejor. Infórmele a su médico si usted es alérgico a los mariscos (langosta, cangrejo o camarón), usted podría también ser alérgico a este colorante.

  • Angiografía: Este examen busca problemas con el riego sanguíneo en su abdomen. Un catéter (tubo largo, delgado y flexible) es colocado en un vaso sanguíneo en la ingle. La ingle es el área donde se une el abdomen con el muslo. Se pone el colorante en el catéter. Las imagenes se toman utilizando una radiografía o una TC (tomografía computarizada) después de que el colorante haya llegado a los órganos abdominales.
  • Exámenes de sangre: Usted podría tener extracción de sangre para proveer información a sus médico sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída de su mano, brazo, o a través de un IV.
  • Tomografía computarizada: A esto también se le llama una TC. Es un aparato especial de rayos x que utiliza una computadora para tomar imagenes de diferentes áreas de su abdomen y pelvis. Se puede utilizar para revisar los huesos, órganos y vasos sanguíneos. Antes de tomar las imagenes, a usted se le puede dar un colorante por una IV en la vena.
  • CPRE: A la CPRE se le llama también colangiopancreatografía retrograda endoscópica. Este examen se hace durante una endoscopia para buscar lesiones, piedras, tumores u otros problemas. Se pone colorante en el tubo de endoscopia.
  • Lavado peritoneal: El lavado peritoneal sirve para conocer si hay señales de sangre, bilis (líquido de la vesícula) o materia fecal en su líquido abdominal. Los médicos insertan una aguja o tubo plástico en su abdomen a través de una pequeña incisión. Este tubo es usado para inyectar un líquido en su abdomen. Luego, extraen el líquido de su abdomen para examinarlo en el laboratorio. Este examen ayuda a los médicos a establecer si usted tiene lesiones en uno o más órganos de su abdomen.
  • Ultrasonido abdominal: Se hace este examen para que los médicos puedan ver los tejidos y órganos en su abdomen. Se coloca un gelatina en su abdomen y se pasa un sensor por su abdomen. El sensor usa hondas sonoras para enviar imágenes de su abdomen a una pantalla tipo televisión.
  • Radiografías: Se pueden tomar radiografías de diferentes partes de su cuerpo. Estas pueden incluir radiografías del pecho, abdomen y pelvis (cadera). Las radiografías pueden ayudar al médico encontrar huesos rotos u otras lesiones.

Opciones de tratamiento:

  • Transfusión de sangre: Durante una transfusión de sangre, usted recibirá sangre completa, o sólo componentes (parte) de sangre por un IV. La sangre ya ha sido examinada para enfermedades como la hepatitis y el VIH para asegurar que es segura.
  • Drenaje: El drenaje se puede hacer para limpiar sangre vieja o bilis (líquido café parduzco) en el abdomen. Esto se puede hacer más de una vez.
  • Embolización: Esto se hace para parar el sangrado de un vaso sanguíneo lesionado. Después de realizar una angiografía, los médicos bloquean el sangrado inyectando un líquido, un tapón o gel dentro del vaso.
  • Cirugía: Se puede hacer una cirugía abierta o laparoscopica para reparar el órgano lastimado. Su médico puede utilizar suturas (hilos) para cerrar la lesión. El omento (grasa conectada a los intestinos) también puede ser utilizada para empacar y cerrar el corte en el órgano. Los vasos sangrantes pueden ser cerrados aplicando calor o cerrándolos con suturas. Se puede hacer una cirugía para sacar todo o parte del bazo o hígado. Algunas veces, se puede hacer primero la cirugía para tratar o corregir otros problemas o lesiones. Usted puede tener una o más cirugías.
  • Vigilancia: Si su condición es estable y su lesión es moderada, mantenerse en observación puede ser todo lo que necesite. Su médico le vigilará estrechamente por cierto tiempo hasta que la lesión de su hígado o bazo cure por sí misma. Puede necesitar descansar en cama y disminuir su actividad.

Signos vitales:

Los médicos van a revisar su ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y su temperatura. También le van a hacer preguntas sobre su dolor. Éstos signos vitales le proveen información a los médicos sobre su salud vigente.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide