Skip to Content

Laminectomía Por Disco Herniado

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La laminectomía es una cirugía que se hace para extraer los arcos óseos (láminas) de uno o varios huesos (vértebras) de su columna vertebral. Entre cada una de las vértebras, se asienta un disco en forma de saco resistente lleno de una sustancia gelatinosa. Estos discos actúan como amortiguadores de los golpes. La cubierta del saco puede debilitarse y presentar filtraciones o sobresalirse. Esto se conoce como ruptura o disco herniado. Después de una lesión por golpe súbito, el disco o parte del disco puede provocar una hernia y es necesario extraerlo. El aumento de la edad también puede debilitar un disco y causar una hernia en el disco.
  • Un disco herniado puede hacer presión sobre un nervio de la médula espinal. Esta presión puede hacer doler o adormecer un brazo o una pierna. Los músculos de ese brazo o de esa pierna pueden llegar a disminuir de tamaño. Esto se conoce como pérdida muscular. A usted le harán exámenes, como una tomografía AC o una resonancia magnética (RM) para determinar la gravedad de su lesión. Es posible que usted ya haya tratado de mejorar reposando en cama, tomando medicamentos, visitando a un quiropráctico o asistiendo a sesiones de fisioterapia. Si estos tratamientos no lograron que sus problemas desaparecieran, usted puede necesitar una cirugía.
    Picture of a normal spine

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Su médico puede ordenarle un medicamento antiinflamatorio, como el ibuprofeno. Este medicamento ayuda a disminuir la hinchazón y el enrojecimiento (inflamación) en el área que rodea sus puntos o grapas.
  • Si está presentado dolor o espasmos musculares, su médico puede ordenarle un medicamento para relajar los músculos de su espalda o cuello.
  • A usted pueden ordenarle emolientes de excremento para evitar el estreñimiento. El estreñimiento es la dificultad para realizar las evacuaciones intestinales. Los emolientes de excremento suavizan sus excrementos de manera que usted no necesita esforzarse para realizar sus evacuaciones intestinales. Usted puede comprar estos medicamentos en cualquier supermercado o droguería.

Cumpla con todas sus citas médicas:

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Consejos durante sus actividades:

  • Manejo de vehículos: Consulte con su médico cuando usted puede regrasar a manejar un automóvil. Durante las primeras semanas después de la cirugía, monte en carro lo menos posible. El movimiento del carro puede hacer que su espalda le duela.
  • Levantamiento de objetos: Evite levantar objetos pesados. Esto significa que usted no puede cargar cosas como los víveres o la ropa de la lavandería. No levante nada por encima de su cabeza.
  • Fisioterapia: Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.
  • Actividad sexual: Usted puede tener relaciones sexuales cuando se sienta preparado para ello. Algunos pacientes pueden tener problemas con las relaciones sexuales después de una laminectomía. Estos problemas, generalmente, no duran mucho tiempo y la mayoría de ellos pueden ser solucionados. Hable con sus médicos si tiene preocupación al respecto. Ellos pueden ayudarle a encontrar la forma de lidiar con estos problemas.
  • Trabajo: Consulte con su médico cuando usted puede regrasar al trabajo.

Bañarse con puntos:

Siga las instrucciones de su médico de cabecera sobre cuando usted puede tomar un baño. Lave con sumo cuidado el área del cuerpo con los puntos. No frote los puntos al secar su piel. Seque el área con la toalla con mucho cuidado. Cuando el área este seca, coloque un vendaje nuevo y limpio, como se le haya indicado.

Uso de un aparato ortopédico:

Un fisioterapeuta puede prepararlo para que use un aparato ortopédico (arnés) como ayuda para soportar su espalda. Usted debe usar uno de estos aparatos mientras camina o cuando está sentado en una silla. Pregúntele a su médico si a usted le permiten levantarse para ir al baño sin tener colocado el aparato ortopédico. Es posible que usted necesite usar el aparato ortopédico durante tres meses aproximadamente.

Estreñimiento:

No haga esfuerzo para realizar una evacuación intestinal si esta teniendo dificultad para hacerlo. Alimentos altos en fibra, más líquido, y el ejercicio regular puede ayudar a prevenir estreñimiento. Ejemplos de estos alimentos incluyen, frutas y afrecho. El jugo de ciruela y agua son muy buenos líquidos para tomar. El ejercicio regular ayuda con la función de su sistema digestivo. Es posible que usted también tenga que usar fibra que se puede obtener sin receta médica y laxantes. Tome estos como se le haya indicado.

Dieta:

Consuma alimentos saludables de todos los 5 grupos que son: frutas, verduras, panes, productos lácteos, carne y pescado. El consumo de alimentos saludables puede ayudar a que usted se sienta mejor y con más energía. También ayuda a que usted sane con más rapidez.

  • Es posible que su médico le ordene consumir una dieta rica en calcio. Los alimentos ricos en calcio son: la leche, el queso, los helados de crema, el pescado, los vegetales de hoja color verde oscuro, como la espinaca. Los alimentos ricos en calcio ayudan a prevenir la pérdida ósea.
  • Toma algún tiempo acostumbrarse a una nueva dieta. Los libros de cocina especializados pueden ayudar a que la persona encargada de cocinar en su casa, encuentre nuevas recetas.

Consumo de líquidos:

Los adultos deberían tomar de 9 a 13 vasos de líquido todos los días. Un vaso de 8 onzas. Las mejores elecciones de líquido para la mayoría de las personas incluyen el agua, jugo, y leche. El café, sopa, y las frutas, pueden también incluirse en su consumo de líquido diario. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que usted debería tomar diariamente.

Medicamentos:

Los médicos pueden sugerir que usted tome medicamentos para la depresión (tristeza), para la hinchazón y para relajar sus músculos. Las inyecciones para insensibilizar las áreas doloridas también pueden ayudar a disminuir su dolor.

Consejos durante el movimiento:

  • Al inclinarse Cuando usted se agache a recoger cosas del piso, doble sus rodillas y mantenga recta su espalda. No se doble por las caderas.
  • Al sentarse: Al sentarse, apoye sus pies sobre un banco. Haga esto de manera que sus rodillas queden al mismo nivel o más altas que sus caderas. No se siente en sillas blandas o demasiado acolchonadas. Las sillas duras y con espaldares rectos ofrecen un mejor soporte. Si es necesario, use un inodoro elevado.
  • Al dormir: Asegúrese de tener un colchón firme (duro) en su cama. Al acostarse de espaldas, coloque entre dos y tres almohadas debajo de sus rodillas y de la parte baja de sus piernas para elevarlas. Al acostarse de lado, doble sus rodillas y use una almohada pequeña bajo su cabeza y cuello. Esto disminuirá la tensión en sus hombros, cuello y brazos. No se acueste sobre su estómago.
  • Al torcerse: No se tuerza girando la cintura.

Manejo del dolor:

  • Hielo: El hielo hace que los vasos sanguíneos se constriñan (reduzcan) lo cual ayuda a disminuir la inflamación (hinchazón, dolor y enrojecimiento). Lo mejor es comenzar a usar el hielo justo después de la cirugía y continuar usándolo durante las siguientes 24 a 48 horas. Ponga hielo picado en una bolsa plástica y envuélvala con una toalla formando un paquete. Coloque este paquete sobre la incisión durante 15 a 20 minutos cada hora y por tanto tiempo como usted lo necesite. No duerma sobre el paquete de hielo porque podría sufrir una quemadura.
  • Clínica del dolor: El tratamiento del dolor después de una laminectomía puede ser muy difícil. Es posible que la cirugía no le alivie el dolor completamente. Los médicos pueden sugerirle que asista a una clínica especializada en el manejo del dolor, y que allí aprenda nuevas técnicas para vivir con el dolor. Le enseñarán diferentes métodos de control del dolor para que usted haga la prueba. Usted puede probar los siguientes tipos de tratamiento para su dolor:
    • Acupuntura: Este tratamiento es una técnica basada en la creencia que las fuentes de la vida se mueven a través del cuerpo por senderos específicos. Mediante la acupuntura, el médico le aplica agujas muy delgadas inmediatamente debajo de la piel. Se cree que esto abre los canales para que los fluidos corran en una forma más adecuada por su cuerpo. Este tratamiento puede disminuir su dolor y ayudarle a sanar. Nunca haga este tratamiento usted mismo y tenga la seguridad de consultar con su médico al respecto.
    • Biofeedback: Esta practica le enseña a su cuerpo a que responda de una manera diferente al estrés. Los médicos pueden usar un aparato de biofeedback para que usted sepa inmediatamente cuando el cuerpo está relajado. Usted puede aprender a hacerlo sin necesidad de la máquina. Si aprende a tomarse el pulso, usted puede hacer que disminuya su velocidad con sólo pensar en ello. Esto puede servir también para el control de su respiración, temperatura y presión arterial.
    • Terapia cognitiva: Esta terapia le ayuda a darse cuenta de la forma como usted ve las cosas. Es posible que usted tenga dificultad para ver lo bueno que hay a su alrededor. Por eso, usted es más propenso a sentir depresión, tristeza o disgusto. La terapia cognitiva le enseña a reconocer la forma como usted ve las cosas y le ayuda a verlas de una manera más positiva.
    • Bloqueo de nervio: Es cuando un anestésico es inyectado a través de una aguja. Un anestésico es un medicamento que hace que el área pierda la sensibilidad. Es posible que este procedimiento sea usado para disminuir su dolor después de la laminectomía.
    • Estimulación del nervio:
      • Estimulación eléctrica nerviosa transcutánea: Para esto se usa un aparato portátil, accionado por baterías que se conecta a la piel. Este aparato usa señales eléctricas suaves y seguras para ayudar a controlar el dolor. Este tratamiento pude ayudarle a sanar y a reducir los calambres musculares.
      • Bomba epidural: Durante este tratamiento los médicos colocan una bomba pequeña debajo de la piel. La bomba va conectada a un catéter diminuto que se aplica cerca de su espina dorsal. La bomba libera cantidades pequeñas de medicamento para calmar el dolor.
      • Estimulación magnética transcraneal: Durante este tratamiento el cerebro es estimulado con unas corrientes eléctricas que pueden hacer que su dolor disminuya.
  • Fisioterapia: Es posible que usted necesite consultas con un fisioterapeuta para enseñarle unos ejercicios especiales. Éstos ejercicios van a ayudar a mejorar el movimiento y reducir el dolor. La fisioterapia también podría ayudar a mejorar su fuerza y reducir su riesgo para la pérdida de la función.
  • Técnicas de relajación y manejo de estrés: La relajación es una forma de enfocar su atención en cosas distintas a lo que está sintiendo. Por ejemplo, los buenos olores para ayudarle a relajarse. Los buenos olores también estimulan el cerebro a producier unos químicos llamdos endorfinas. Las endorfinas son producidas naturalmente por su cuerpo y pueden disminuir sus sentimientos malos y el dolor. Otra cosa puede ser escuchar música o tomar un baño en la tina usando aceites de aromaterapia en el agua. Las velas, los aceites para masajear y baños con burbujas aromáticos son formas de usar buenos olores.
  • Hidroterapia: Durante estos tratamientos es posible que a usted le sumerjan en una tina con agua fría o tibia, o en una piscina. Pueden enseñarle a hacer ejercicios en el agua. También pueden usar compresas de frías o calientes en distintas partes de su cuerpo donde siente el dolor.
  • Cirugía: La cirugía puede usarse para destruir los nervios en las áreas del dolor.

Descanso:

Usted puede sentir deseos de descansar más después de la cirugía. Comience lentamente y vaya aumentando su actividad cada día. Descanse cuando lo considere necesario. El caminar, sin exagerar, es conveniente para usted. Si es posible, limite la subida y bajada de escaleras a una sola vez al día. Haga esto por una o dos semanas.

Apoyo emocional:

Sufrir una lesión en la espina dorsal puede cambiar su vida y la de su familia. Es difícil aceptar que usted tiene una lesión en su espina dorsal. Usted y los que le rodean, pueden sentir disgusto, tristeza o temor. Estos sentimientos son normales. Hable con sus médicos, familiares o amigos, sobre sus sentimientos. Permita que estas personas le ayuden. Anime a quienes le rodean a que hablen con sus médicos sobre la forma como transcurre la vida en su hogar. Su médico puede ayudar a su familia a que entienda mejor la forma de apoyar a una persona que ha sufrido una lesión en la espina dorsal.

Consejos para su bienestar:

  • Comidas y bebidas:
    • Coma alimentos saludables de los 5 grupos alimenticios que son: frutas, verduras, panes, productos lácteos, carne y pescado. El consumo de alimentos saludables le ayuda a sentirse mejor y a tener más energía. También puede ayudarle a mejorar con más rapidez. Pregúntele a su médico si es necesario que usted siga una dieta especial.
    • Beba diariamente entre 6 y 8 vasos de (8 onzas o 240 cc) líquidos saludables. Si tiene que limitar la cantidad de líquidos que usted consume, siga los consejos de su médico. Los mejores líquidos que pueden tomar la mayoría de las personas son: el agua, los jugos y la leche.Limite la cantidad de cafeína en su dieta. La cafeína puede hacer que usted orine más de lo normal y provocarle pérdida de líquido corporal. Entre las bebidas que contienen cafeína se encuentran: el café, el té, las gaseosas y las bebidas y alimentos para deportistas. Trate de tomar suficientes líquidos cada día y no espere haste que tenga sed.
  • Hacer ejercicios: Antes de comenzar a ejercitarse, hable con su médico. Entre ambos, pueden planear el mejor programa de ejercicios para usted. Lo mejor es comenzar despacio y aumentar el ejercicio a medida que usted se fortalece. El ejercicio fortalece el corazón, baja la presión arterial y le mantiene saludable.
  • Dejar de fumar: Nunca es tarde para dejar de fumar. Fumar es perjudicial para el corazón, los pulmones y la sangre. Si usted fuma puede tener riesgo de sufrir un ataque cardíaco, presentar enfermedad pulmonar o cáncer. Dejar de fumar no sólo es conveniente para usted sino para quienes le rodean. Si usted tiene dificultad para dejar de fumar, pídale a su médico el folleto (CareNotes™) relacionado con los métodos para dejar de fumar.
  • Evitar el estrés: El estrés puede demorar la recuperación y causar enfermedades futuras. Puesto que es difícil evitar el estrés, usted debe aprender a controlarlo. Aprenda las nuevas técnicas de relajación (respiración profunda, relajación muscular, meditación o biofeedback). Hable con su médico acerca de las cosas que le molestan.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • La piel que rodea sus puntos está enrojecida, hinchada o presenta pus proveniente de los puntos. Esto puede significar una infección.
  • Sus puntos o grapas se separan.
  • Su vendaje se empapa con sangre.
  • Su dolor está peor aún después de haber tomado el medicamento para aliviarlo.
  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted siente debilidad, entumecimiento o dolor en su espalda, nalgas o piernas.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con su cirugía, sus medicamentos o con su recuperación.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted no puede controlar sus evacuaciones intestinales o su orina.
  • Usted no puede sentir o mover sus piernas.
  • Sobre su piel o su vendaje usted ve algún drenaje claro proveniente del área de la cirugía.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of the Blausen Databases or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide