Skip to Content

La Celulitis En Niños

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una infección bacteriana que afecta la piel y los tejidos debajo de ésta. La infección pude ocurrir en cualquier parte del cuerpo de su niño. Las áreas más comunes son los brazos, piernas y cara.


¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de la celulitis?

  • Un lesión que abre la piel, como una mordida, un rasguño o una cortada
  • Un objeto extraño debajo de la piel
  • Artículos compartidos, como las toallas o el equipo de ejercicio
  • Un sistema inmunológico débil, diabetes u obesidad
  • El pie de atleta o la falta de circulación en sus piernas
  • Salpullido, como el eczema, que provoca comezón y que se abra la piel

¿Cuáles son los signos y síntomas de la celulitis?

  • Fiebre, algunas veces con escalofríos o sudor
  • Una área roja, cálida e inflamada en la piel de su niño
  • Dolor en el área al tacto
  • Protuberancias o ampollas (abscesos) que podrían drenar pus
  • Piel abultada que sobresale y que se siente como cáscara de naranja
  • Náuseas o pérdida del apetito
  • Ganglios linfáticos inflamados y sensibles, dolor de cabeza o debilidad

¿Cómo se diagnostica la celulitis?

El proveedor de salud de su niño podría determinar si su niño tiene celulitis con mirar y sentir la piel de su niño. Infórmele por cuánto tiempo su niño ha tenido los síntomas, y si hay algo que le ayude a disminuir sus síntomas. Infórmele si su niño alguna vez tuvo una infección de celulitis. Su niño también podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los exámenes de sangre podrían mostrar cuál bacteria está provocando la infección de su niño.
  • Una muestra del líquido de una de las ampollas de su niño podrían mostrar qué clase de germen está provocando su infección.
  • Una muestra de tejido de la piel infectada de su niño podría mostrar cuál germen está provocando su infección. La muestra también podría mostrar si la infección es provocada por otra clase de trastorno de la piel.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar si la infección se ha propagado. Es posible que le administren líquido de contraste a su niño para ayudar a que la infección se vea mejor en las imágenes. Informe al proveedor de salud si su niño alguna vez tuvo una reacción alérgica al líquido de contraste. No deje que su niño entre en un cuarto de IRM con ningún metal. El metal puede provocar lesiones serias. Informe al proveedor de salud si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata la celulitis?

El tratamiento podría disminuir los síntomas, detener la propagación de la infección y curar la infección. Es posible que su niño necesite cualquiera de lo siguiente:

  • Los medicamentos ayudan a tratar la infección bacteriana o a disminuir el dolor.
  • El drenaje de abscesos podría ser necesario para ayudar a limpiar la infección.
  • El desbridamiento es un procedimiento en el que se corta el tejido dañado, muerto o infectado para ayudar a que sus heridas sanen.

¿Cómo puedo ayudar a controlar los síntomas de mi niño?

  • Ayude a que su niño descanse más. El descanso puede ayudar a su cuerpo sane la infección.
  • Pídale a su niño que eleve su herida. Esto le ayudará a disminuir la inflamación y el dolor. Pídale que eleve la herida por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Coloque la herida sobre almohadas o sábanas para tratar de mantenerla elevada cómodamente.
  • Limpie la herida como se le indique. Limpie la herida con jabón y agua o como se le indique. Revise si hay signos de infección, como inflamación, enrojecimiento o pus.

¿Cómo puedo evitar la celulitis?

  • Proteja la piel de su niño. Pídale a su niño que use equipo hecho para el deporte que esté practicando. Por ejemplo, pídale que use rodilleras y coderas cuando patine, y un casco de ciclista cuando se monte en una bicicleta. Asegúrese de que su niño use camisas y pantalones que le protejan la piel y de que use zapatos resistentes.
  • Lave cualquier raspón o herida con jabón y agua. Ponga crema o pomada antibiótica y cúbrala con un vendaje. Revise si hay signos de infección como pus o inflamación, cada vez que le cambie el vendaje.
  • No permita que su niño comparta artículos personales como las toallas, la ropa y la rasuradora.
  • Pídale a su niño que se lave las manos con frecuencia. Asegúrese de que él se lave sus manos con jabón y agua después de usar el baño o de estornudar. Él también necesitará lavarse las manos antes de comer. Use una loción para evitar que la piel se reseque o se agriete.
  • Trate el pie de atleta u otra condición de la piel. Esto puede ayudar a evitar una infección bacteriana en la piel al disminuir la comezón y las grietas de la piel.

¿Cuándo debería buscar atención médica inmediata?

  • La herida de su niño se hace más grande y más dolorosa.
  • Su niño tiene fiebre.
  • Su niño tiene una secreción fina y de color gris-café saliendo del área infectada.
  • Su niño tiene manchas moradas o protuberancias en su piel, o usted nota sangre debajo de su piel.
  • Su niño tiene inflamación y dolor nuevos en sus piernas.
  • Su niño tiene dificultad repentina para respirar o dolor en el pecho.
  • Las áreas enrojecidas, cálidas e inflamadas se hacen más grandes.
  • Usted ve líneas rojas saliendo del área infectada.
  • Su niño se siente débil y mareado.

¿Cuándo debería comunicarme con el proveedor de salud de mi niño?

  • La fiebre o el dolor de su niño no desaparecen o empeoran.
  • La herida de su niño no se hace más pequeña después de 2 días de antibióticos.
  • Su niño tiene descamación en la piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide