Skip to Content

Insuficiencia Hepática Fulminante

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la insuficiencia hepática fulminante?

Una insuficiencia hepática fulminante (IHF), se conoce también como insuficiencia hepática aguda. La insuficiencia hepática fulminante ocurre cuando su hígado sufre un daño, y deja de funcionar apropiadamente subitamente. Ésto puede causar daño a otros tejidos u órganos como el cerebro. Los problemas con el cerebro pueden empezar entre 2 semanas y hasta 3 meses después de que comience la falla hepática fulminante.


¿Qué causa una insuficiencia hepática fulminante?

Se desconoce la causa exacta de una insuficiencia hepática fulminante. Su riesgo puede aumentar por alguna de las siguientes causas:

  • Las enfermedades autoinmunes podrían provocar que su cuerpo ataque y lesione las células de su hígado.
  • La metástasis de cáncer , es cuando el cáncer se ha propagado y ha llegado a su hígado de otras partes de su cuerpo.
  • Una infección viral puede causar hepatitis. La hepatitis es una inflamación de su hígado. La hepatitis puede llevar a una insuficiencia hepática fulminante.
  • Los suplementos herbales o los medicamentos como el acetaminofén usado para fiebre y dolor pueden provocar una insuficiencia hepática fulminante. Si se toma mas de la dosis recomendada, podría causar daño a su hígado. Ciertas hierbas y suplementos de dieta también pueden conducir a una insuficiencia hepática fulminante.
  • Otras enfermedades como la enfermedad de Wilson o el síndrome de Reye pueden provocar una falla hepática fulminante. Una insuficiencia cardíaca, agotamiento por calor, y enfermedades en los vasos sanguíneos como el síndrome de Budd-Chiari, también puede causar una IHF. Las mujeres que sufren de hígado grasoso agudo durante su embarazo también corren el riesgo de sufrir una insuficiencia hepática fulminante.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una insuficiencia hepática fulminante?

  • Dolor abdominal y dolor de espalda
  • Altibajos del temperamento y cambios en los hábitos para dormir
  • Dificultad para pensar claramente
  • Piquiña en la piel y el abdomen, pies, y piernas inflamadas
  • Evacuación de color clara y reducción en la cantidad de orina y orina de color oscuro
  • Pérdida del apetito, náuseas y vómito
  • Fatiga y debilidad
  • Coloración amarillenta de la piel, encías y la parte blanca de sus ojos

¿Qué otras afecciones podrían ocurrir con una insuficiencia hepática fulminante?

  • Problemas de la sangre como formación de coágulos o coagulación intravascular diseminada. La insuficiencia hepática fulminante puede provocar la coagulación intravascular diseminada, la cual es una afección que causa la coagulación de la sangre en todo su cuerpo.
  • La encefalopatía sucede cuando sustancias dañinas, como la amonía, se acumulan y causan daño cerebral.
  • Los problemas con el corazón y los pulmones como la hipotensión (reducción de la presión sanguínea) y edema pulmonar (inflamación de los pulmones) podrían ocurrir. Usted también puede contraer el síndrome de dificultad respiratoria, lo cual provoca un daño a los vasos sanguíneos pequeños en sus pulmones.
  • Las infecciones, como las infecciones respiratorias y la infección urinaria podrían ocurrir con la insuficiencia hepática fulminante.
  • Otros problemas de salud como la insuficiencia renal, la hipoglicemia (reducción en los niveles de azúcar en la sangre), y la pancreatitis podrían ocurrir. La pancreatitis es cuando se inflama (hincha) su páncreas. Su IHF también puede causar insuficiencia suprarrenal.

¿Cómo se diagnostica la insuficiencia hepática fulminante?

Se médico le va a preguntar sobre sus síntomas, cuándo comenzaron y que tan graves son. También va a necesitar saber si usted ha tenido algún problema con los riñones o infecciones. Es posible que también le pregunte sobre los medicamentos que usted ha usado, o está usando actualmente. Su médico va a buscar otras condiciones que pudiesen estar causando sus síntomas. Usted podría necesitar alguno de los siguientes exámenes:

  • Una biopsia del hígado, es un procedimiento para retirar una pequeña parte de su hígado. La muestra es enviada al laboratorio para análisis. Los médicos le van a anestesiar el área y van a insertar una aguja a través de las paredes de su abdomen o en medio de sus costillas. La aguja se introduce en su hígado para extraer una pequeña muestra.
  • Los análisis de sangre pueden mostrar la presencia de una infección y el funcionamiento de su hígado. También se realizan para determinar su salud en general.
  • Un ultrasonido abdominal utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes de su abdomen en un monitor.
  • Una tomografía computarizada o TAC escán, es un tipo de rayos X que se toma de su hígado. Es posible que antes del procedimiento le administren un medio de contraste para ayudar a que los médicos observen su hígado mejor. Informe al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cuál es el tratamiento para la insuficiencia hepática fulminante?

La meta del tratamiento es reducir y controlar sus síntomas. Es posible que usted necesite suspender ciertos medicamentos que podrían estar causando su falla hepática. Es posible que las mujeres embarazadas que tienen IHF, necesiten dar a luz antes de su fecha probable de parto. Usted podría necesitar cualquiera de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos:
    • Los anticoagulantes sirven para prevenir la formación de coágulos de sangre. Unos ejemplos de anticoagulantes incluyen la heparina y warfarina. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
      • Esté pendiente de sangrados y moretones mientras usted toma anticoagulantes. Esté pendiente de sus encías o nariz. Esté atento de sangre en su orina y sus evacuaciones intestinales. Use un paño o toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
      • Infórmele a su odontólogo y a los proveedores de salud que lo atienden que usted toma anticoagulantes. Use una pulsera o un collar que indique que usted toma este medicamento.
      • No empiece ni suspenda ningún medicamento a menos que su proveedor de salud se lo indique. Existen muchos medicamentos que no se pueden usar con los anticoagulantes.
      • Infórmele a su proveedor de salud de inmediato si olvida tomar el medicamento o toma demasiado.
      • La warfarina es un anticoagulante que podría tener que tomar. Usted debería estar consiente de las siguientes cosas en caso que usted tome warfarina.
        • Existen algunos alimentos y medicamentos que pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No haga grandes cambios a su dieta mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor cuando se consume la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en verduras de hojas verdes y ciertos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo qué tiene que comer cuando usted está tomando warfarina.
        • Usted necesitará acudir con su proveedor de salud para programar consultas de control cuando usted esté tomando warfarina. A usted le ordenarán exámenes de sangre de forma regular. Estos exámenes se usan para determinar la cantidad de medicamento que usted necesita.
    • Los antibióticos ayudan a tratar o prevenir una infección bacteriana.
    • Los antivirales ayudan a tratar o prevenir una infección viral. Un medicamento antiviral también podría ser administrado para controlar los síntomas de una infección viral que no se puede curar.
    • Los antioxidantes se los pueden administrar en caso de que la falla hepática sea debida al consumo excesivo de demasiado acetaminofén.
    • Los esteroideos se pueden administrar para disminuir la inflamación.
    • Los laxantes podrían ayudar a reducir la cantidad de los niveles de amoníaco en la sangre al desplazarlo hacia el colon. Por lo tanto su cuerpo lo elimina en las evacuaciones intestinales.
  • Apoyo en un hígado artificial podría ser necesario. Se utiliza una máquina para limpiar su sangre cuando su hígado no tiene la capacidad para hacerlo. Los productos químicos y desechos son extraídos de su sangre a través de una máquina que filtra la sangre. La sangre pasa por un filtro y luego regresa a su cuerpo nuevamente.
  • La plasmaféresis extrae anticuerpos de su cuerpo. Parte de su sangre será extraída a través de una sonda intravenosa. La sangre se coloca en una máquina que hace girar la sangre y separa las células de los anticuerpos. La sangre limpia se regresa a su cuerpo por medio de la sonda intravenosa.
  • Una cirugía podría ser necesaria. Es posible que usted necesite un trasplante si su hígado está muy dañado. Todo o parte de su hígado dañado se extrae o se reemplaza con un hígado saludable de un donante.

¿Cuándo debería consultar con mi médico?

  • Usted presenta moretones o sangra con facilidad.
  • Usted tiene fiebre.
  • La lectura de su presión sanguínea es más alta de lo acostumbrado para usted.
  • Regresan sus síntomas después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted siente desvanecimiento o se ha desmayado.
  • Usted tiene escalofríos con temblor y fiebre alta.
  • Usted tiene dificultad para pensar claramente o está confundido.
  • A usted súbitamente le hace falta el aire.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide