Skip to Content

Inserción Del Tubo De Nefrostomía

LO QUE NECESITA SABER:

Una sonda de nefrostomía es un catéter (tubo delgado de plástico) que se inserta por su piel y hacia su riñón. El tubo de nefrostomía se coloca para drenar la orina del riñón a una bolsa recolectora que se encuentra por fuera de su cuerpo. Usted podría necesitar un tubo para cada riñón.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes del procedimiento:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • La anestesia es un medicamento para que usted se sienta cómodo durante el procedimiento. Los médicos colaborarán con usted para decidir el tipo de anestesia que resultará mejor.
    • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante el procedimiento. Podrá recibir anestesia a través de su sonda intravenosa (IV). O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
    • Anestesia local es una inyección de medicamento que se coloca en el área dónde se colocará la aguja. Se usa para adormecer el área y minimizar el dolor. Es posible que, aún así, sienta presión o molestia durante el procedimiento.

Durante el procedimiento:

  • Lo acostarán boca abajo para este procedimiento. Podría utilizarse una ultrasonografía o una fluroscopia durante el procedimiento para guiar la aguja en el riñón. Este tipo de radiografía mostrarán los riñones en una pantalla. El médico introducirá una aguja en la parte inferior de la espalda. Cuando la aguja llegue a los riñones, se recolectarán pequeñas cantidades de orina y se las mandará a examinar. Su médico le inyectará un contraste, gas o aire para poder ver más claramente sus riñones.
  • Podría usarse una guía de cable y un catéter para dilatar (ampliar) el área donde la aguja pasará. Se introducirá un tubo de nefrostomía y se empujará lentamente a través de ésta área hasta que llegue al riñón. El tubo se colocará seguramente en su lugar con puntadas, un aparato de fijación o un balón. El tubo saldrá de la piel y se conectará a una bolsa de drenaje por fuera del cuerpo.

Después del procedimiento:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. Se revisará la bolsa del drenaje de la orina para ver si tiene sangre. Es normal tener un poco de sangre en la orina por 1 o 2 días después de la colocación del tubo de nefrostomía. También se revisará la cantidad de orina para asegurarse de que el tubo está drenando toda la orina del riñón. Cuando su médico vea que está bien, usted podrá irse a su hogar. Si usted permanecerá en el hospital, lo transferirán a su habitación de hospital.

  • Un medicamento con receta para el dolor se pueden administrar para disminuir el dolor. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • El nefrostograma es un examen que se realizará después del procedimiento para revisar si hay algún problema.

RIESGOS:

Usted podría contraer una infección sangrar más de lo esperado. Podrían dañarse nervios, tejidos y otras partes del riñón. Otros órganos cerca del riñón podrían dañarse durante el procedimiento. Aire, líquidos, sangre u orina podrían llegar al abdomen. El catéter podría moverse de su lugar, obstruirse o no funcionar como debería. Sin el procedimiento, el dolor y otros síntomas podrían empeorar. Usted podría sufrir daño renal crónico.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide