Skip to Content

Inserción De Una Gastrostomía Endoscópica Percutánea En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La inserción de una gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) es un procedimiento para colocar una sonda de alimentación suave y de plástico en el estómago de su niño. Su niño podría necesitar una sonda GEP si él no puede obtener la nutrición suficiente de sus alimentos. Podrían darle alimentos líquidos a través de la sonda para proporcionar al cuerpo de su niño la nutrición que necesita. La sonda también podría usarse para sacar el aire y el líquido del estómago de su niño.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos pueden ayudar a disminuir la cantidad de ácido que produce el estómago de su niño.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al médico del niño si piensa que el medicamento no está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Use la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño como se le indique:

  • Revise los alimentos líquidos sobrantes en la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño antes de alimentarlo de nuevo.
  • No ponga píldoras en la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño. Disuelva medicamentos sólidos en líquido antes de ponerlos en la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño. No mezcle los medicamentos de su niño. Déle un medicamento a la vez.
  • Asegúrese de que usted o su niño sepan cómo alimentarlo a través de su sonda de gastrostomía endoscópica percutánea. Pregunte cuánta fórmula su niño debería consumir y con qué frecuencia. Es posible que usted lentamente necesite aumentar la cantidad de alimentos líquidos que consume su niño hasta que alcance la cantidad completa.

Enjuague la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño con agua como se le indique:

Es posible que usted necesite enjugar la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea antes de cada uso. Si no enjuaga la sonda de su niño, la fórmula líquida y los medicamentos pueden obstruir la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea. Si la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño se obstruye, comuníquese con su médico. No destape la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño con ningún objeto, como un cable.

Cuidado de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño:

  • Revise si la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño tiene grietas o roturas antes de cada uso. Use un cepillo médico para limpiar la punta de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea como se le indique.
  • No jale la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño. Esto puede provocar que se mueva de lugar o que se salga. Enrede la sonda y péguela en el abdomen de su niño con cinta adhesiva cuando no la esté usando.
  • Cambie la posición de la abrazadera de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño todos los días. Esto ayudará a evitar daño a la sonda.
  • Revise que el balón de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño no tenga goteras como se le indique. Revise la cantidad de fluido sacando el líquido con la jeringa. Pregunte qué tipo de líquido usar y agregue el líquido de nuevo si tiene menos de lo que debería. Si el balón perdió 5 mililitros (mL) o más de líquido, el balón podría tener una gotera.

Cuidado del estoma de su niño:

  • Es posible que usted necesite cambiar el vendaje alrededor de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño la siguiente mañana después de su procedimiento. El área de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea podría tardar en sanar hasta 4 semanas. Mientras sana el área, si no está cosida en su lugar, voltee la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea para evitar que crezca tejido sobre ella.
  • Limpie la piel y el estoma como se le indique hasta que el estoma sane. Lávese las manos con agua y jabón. Cambie los vendajes cada día, o tan seguido como el médico de su niño lo recomiende. Cambie los vendajes si se ensucian. Busque signos de infección, como enrojecimiento, inflamación o secreción con olor desagradable.
  • Después de que el estoma de su niño sane, lave el área cada 1 a 3 días o si está sucio. Quite el vendaje de su niño y lave el área con jabón y agua. Seque el área suavemente y ponga un vendaje nuevo alrededor de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño.

Cuidado del niño:

  • Tape la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño cuando no la use. Destape la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño si él se queja de dolor de gas o náusea. Esto ayudará a reducir la acumulación de gas y podría aliviar sus síntomas.
  • Organice el horario de alimentación de su niño para asegurarse de que duerma lo suficiente. Informe al médico de su niño si su sonda de gastrostomía endoscópica percutánea le dificulta el dormir.
  • Pídale a su niño que lleve con él almohadillas o toallas absorbentes en caso de que su sonda de gastrostomía endoscópica percutánea gotee. Es posible que usted también quiera asegurarse de que él lleve un cambio de ropa.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Usted piensa que el balón de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño tiene una gotera.
  • La piel alrededor de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño se abre, crece piel sobre la sonda o su estoma se agranda.
  • Usted no puede mover la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño, la sonda se sale, se agrieta o se rompe.
  • La sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño se mete o se sale de su estoma más de 1 centímetro.
  • La sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño está goteando, o el líquido no entra al tubo y se derrama.
  • Su hijo tiene náusea o diarrea, está vomitando, o no puede tener una evacuación intestinal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Su hijo tiene dificultad repentina para respirar.
  • La piel alrededor de la sonda de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño está cálida, inflamada, roja o esta drenando pus.
  • Su hijo tiene diarrea goteando alrededor de su sonda.
  • Las evacuaciones intestinales de su niño se parecen a los alimentos líquidos que él usa.
  • Su hijo tiene un aumento en el drenaje de su estoma, o su estoma está sangrando y no para.
  • Su niño vomita sangre, o sus evacuaciones intestinales tienen sangre o están negras.
  • El estoma de su niño o la piel alrededor de este es roja brillante, está inflamada y tiene úlceras.
  • El estómago de su niño se pone apretado, duro, adolorido o inflamado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide