Skip to Content

Inserción De Una Gastrostomía Endoscópica Percutánea En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una inserción de una gastrostomía endoscópica percutánea, es un procedimiento para colocar un tubo de alimentación plástico en el estómago de su niño. Su niño podría necesitar este tubo si no puede recibir suficiente nutrición por alimentación oral. Sin nutrición suficiente, su niño podría perder demasiado peso, y dejar de crecer. Su niño también podría volverse muy deshidratado (perder líquidos del cuerpo). La fórmula (alimento líquido) que se administra a través del tubo de alimentación puede proveer al cuerpo de su niño la nutrición que necesita. El tubo también se puede usar para descomprimir (remover aire y líquido) el estómago de su niño. Su niño podría necesitar descompresión si su estómago no se vacía como debe por si mismo.
  • Su niño podría tener dificultad para recibir suficiente nutrición si tiene problemas para tragar. Un tubo de alimentación podría reducir el riesgo de su niño para asfixiarse. Condiciones médicas, como parálisis cerebral o cáncer en la boca o esófago, podrían causar problemas para tragar. Su niño podría tener una lesión que esta causando dificultad para tragar. Su niño podría necesitar un tubo de alimentación si tiene reflujo gastroesofágico. Con reflujo gastroesofágico, los ácidos estomacales regresan al esófago, causando daño. Un tubo de alimentación también podría ser necesario si su niño tiene una enfermedad de Crohn, VIH, o insuficiencia renal.
  • El médico de su niño usa un incisión (cortadura) y un endoscopio para colocar el tubo de alimentación dentro del estómago. Un endoscopio es un tubo pequeño, flexible con una luz y cámara en una extremidad. Una de las extremidades del tubo de alimentación va a estar dentro del estómago de su niño y la otra se asegura a su abdomen. El abdomen de su niño es una cavidad (espacio) que contiene muchos de sus órganos como el estómago, intestinos, e hígado. Su niño podría necesitar el tubo de alimentación por un corto periodo de tiempo, o por el resto de su vida. Un tubo de alimentación usado para descompresión podría suspender náusea y vómitos. También podría prevenir pérdida de peso y deshidratación. El tubo de alimentación podría permitir que su niño reciba la nutrición que necesita su cuerpo para funcionar.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • Medicamentos antiúlceras: Estos medicamentos ayudan a disminuir la cantidad de ácido que su estómago normalmente produce.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

  • Es posible que su niño necesite consultas con su médico para revisar su herida, o para remover suturas. Es posible que su niño necesite consultar con un terapista del habla si su tubo de alimentación es temporal. El terapista del habla podría probar como esta tragando su niño. Si su niño mejora y recibe suficiente alimento, se podría remover el tubo.

Como alimentar a su niño a través de su tubo de gastrostomía endoscópica percutánea:

Siga las instrucciones de su niño sobre la cantidad y frecuencia que usted necesita alimentar a su niño. Consulte con el médico de su niño si tiene preguntas sobre la alimentación de su niño. Para cada alimentación, realice lo siguiente:

  • Levante la cabeza de su niño, o haga que se siente durante cada alimentación. Usted necesita mantener su cabeza elevada por lo menos una hora después de culminar la alimentación.
  • Antes de cada alimentación, revise la cantidad de fórmula residual (no digerida) en el estómago de su niño. Coloque una aguja a la jeringuilla del tubo de alimentación y eche el émbolo hacia atrás para revisar los residuos. Revisar los residuos también va a ayudar a asegurar que el tubo aún esta en su estómago. Pregunte al médico de su niño la cantidad de fórmula residual que debería permanecer en su estómago. También lo que necesita hacer si hay demasiada fórmula residual antes de la próxima alimentación.
  • Limpié el tubo de alimentación de su niño con una jeringuilla llena de agua u otro líquido, como lo ordene su médico. Usted necesita limpiar el tubo antes y después de cada alimentación. También después de revisar el tubo para fórmula residual. Si su niño esta bajo alimentación continua, limpié el tubo cada cuatro horas. Limpiar el tubo va a ayudar a prevenir obstrucción. Consulte con su médico sobre el tamaño de jeringuilla que necesita usar, y cuando líquido necesita para cada limpieza.
  • Limpié la parte superior del recipiente de la fórmula de su niño antes de abrirla.
  • Administre la fórmula a temperatura ambiental. No cuelgue la bolsa de alimentación con más de cuando hora de fórmula a la misma vez. Esto va a ayudar a prevenir que usted alimente demasiado a su niño y evita que la fórmula se eche a perder.
  • Cubra y coloque la fórmula no usada en el refrigerador. Asegúrese que usted use cualquier fórmula abierta dentro de las primeras 24 horas.
  • Limpié la bolsa de alimentación de su niño con agua y jabón entre alimentación. Consulte con el médico de su niño cuantas veces usted puede usar cada bolsa.

Como administrar a su niño medicamento a través de su tubo de gastrostomía endoscópica percutánea:

Siga las instrucciones del médico de su niño sobre como administrarle su medicamento por el tubo de alimentación.

  • No mezcle los medicamentos de su niño. Administre cada medicamento por si mismo.
  • No coloque píldoras dentro del tubo de alimentación. Si le es posible, elija los medicamentos en forma líquida. Triture o disuelva las píldoras en agua cálida antes de colocarlas por el tubo. Triture las píldoras en una bolsa plástica con un rodillo o lata. Siempre consulte con el médico de su niño antes de triturar cualquier medicamento. Algunos medicamentos no se pueden triturar, y podrían ser dañinos a su niño. Los medicamentos que no se pueden triturar incluyen los de recubierta entérica, de liberación sostenida, masticable, y sublingual (debajo de la lengua).
  • Algunas veces las cápsulas podrían abrirse para disolver el medicamento en agua. Siempre consulte con el médico de su niño para aprender si el medicamento en cápsula es seguro para abrir y disolver.
  • Lave el tubo de alimentación entre cada medicamento, y después de haber administrado el último medicamento.
  • No administre el medicamento al mismo tiempo de su alimentación.

Cuidado del estoma de su niño:

El estoma de su niño podría tomar hasta dos semanas para curar. Hasta que el área no se cure y este teniendo muy poco drenaje, cambie el vendaje diariamente. Después que se haya curado el estoma, cambie el vendaje como lo indique el médico de su niño. Usted también debería cambiar el vendaje si esta sucio. Solicite que el médico de su niño le enseñe como proveer cuidado al estoma de su niño. Para limpiar el estoma de su niño:

  • Lave sus manos con jabón y agua.
  • Remueva el vendaje alrededor del tubo de alimentación.
  • Revise el estoma para cambios dentro y alrededor de este, como inflamación, enrojecimiento, o drenaje con mal olor.
  • Mientras el área se esta curando, use la loción limpiadora que le sugiera su médico. Tan pronto se cure el estoma, usted puede usar jabón y agua para limpiarlo. Asegúrese que usted enjuague todo el jabón. No use jabón que contenga perfume, pues los perfumes podrían secar la piel de su niño.
  • Seque el área cuidadosamente hasta que este completamente seca. Si el tubo de alimentación tiene una defensa sujetada a este, asegúrese que usted seque debajo de esta.
  • Voltee el tubo de alimentación de su niño en un círculo completo si no esta sujetado por suturas. Voltear el tubo ayuda a crear un estoma suave mientras se esta curando. Esto también ayuda a prevenir que crezca tejido sobre este.
  • Coloque una gaza alrededor el tubo de alimentación y sobre la parte de afuera de la defensa. Asegure la gaza como lo haya indicado el médico de su niño. No use un vendaje muy apretado. Aire necesita pasar debajo del vendaje.

El cuidado del tubo de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño:

  • Cambie la posición de la abrazadera en el tubo de alimentación todos los días. Esto va a ayudar a prevenir daño causado por la abrazadera.
  • Revise el tubo de alimentación para quebraduras y ruptura antes de cada uso.
  • Limpié la extremidad del tubo de alimentación diariamente con agua y un cepillo pequeño. Consulte con su médico sobre el tipo de cepillo que debe usar para limpiar la extremidad de tubo.
  • Si el tubo de alimentación de su niño se obstruye, es posible que su médico solicite que usted coloque un líquido efervescente (con burbujas) dentro de este. Nunca trate de destapar el tubo de alimentación de su niño con ningún objeto como un alambre.
  • El se sale el tubo de alimentación de lugar, limpié el área y cúbrala con un vendaje. Comuníquese con el médico de su niño inmediatamente.
  • Cuando el tubo de alimentación de su niño no este en uso, usted necesita enroscar el tubo y colocarlo en su abdomen con cinta adhesiva. No doble el tubo, pues esto podría poner presión sobre su estoma.

Como revisar el balón del tubo de gastrostomía endoscópica percutánea de su niño:

El tubo de alimentación de su niño podría tener un balón lleno de líquido en una de sus extremidades para sujetarlo dentro de su estómago. Revise le balón para filtraciones cada 7 a 10 días. Asegúrese que usted sepa la cantidad de líquido que debería estar dentro del balón. Saque el líquido fuera del balón con una jeringuilla, y revise la cantidad de líquido que ha sacado. Si el balón tiene menos líquido de lo que debería, coloque la cantidad correcta dentro de este nuevamente. Consulte con el médico de su niño la cantidad de líquido que necesita usar. Si el balón ha perdido cinco milímetros o más de líquido, es posible que tenga una filtración. Consulte con el médico de su niño para informarle sobre la filtración.

Descompresión del estómago de su niño:

El tubo de alimentación de su niño podría estar tapado cuando no esta en uso. Si su niño siente dolores debido a gas o tiene náusea, destape el tubo para descomprimir el estómago. Destapar el tubo podría liberar el gas y resolver su náusea. Consulte con el médico de su niño cuando usted debería tapar y destapar el tubo de su niño.

Lleve a su niño al dentista para visitas regulares:

Aún si su niño no esta tomando nada por boca, su boca y dientes necesitan limpiarse. Asegúrese que su niño continúe sus visitas regulares al dentista.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • La piel alrededor del tubo de alimentación de su niño se abre, crece piel sobre el tubo, o engrandece su estoma.
  • Usted no puede mover el tubo de alimentación de su niño, el tubo se sale, o se quiebra o rompe.
  • Su niño tiene una fiebre.
  • El tubo de alimentación de su niño se mueve dentro o fuera del estoma más de un centímetro.
  • El tubo de alimentación de su niño esta filtrando líquido, o los líquidos no están entrando al tubo y se salen hacia afuera.
  • Su niño tiene náusea, vómitos, diarrea, o no puede realizar una evacuación intestinal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre el procedimiento o cuidado de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • La piel alrededor el tubo de alimentación de su niño esta cálida, inflamada, roja, o tiene pus.
  • Su niño tiene filtración de diarrea alrededor del tubo, o sus evacuaciones intestinales se notan como la fórmula.
  • Su niño tiene más drenaje de estoma, o su estoma esta sangrando y el sangrado no desaparece.
  • Su niño tiene dificultad para respirar súbita.
  • Su niño vomita sangre, usted nota sangre en sus evacuaciones intestinales, o sus evacuaciones están de un color brea negra.
  • El estoma de su niño tiene drenaje verde, amarillo, o de mal olor.
  • El estoma de su niño, la piel alrededor de este, esta de un color rojo brillante, inflamado y tiene ampollas.
  • El estómago de su niño se vuelve apretado, doloroso, o inflamado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide