Skip to Content

Injerto Cutáneo De Grosor Completo

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Un injerto cutáneo de espesor completo (ICEC) es una cirugía para tratar heridas o quemaduras que no sanan y para reparar la la piel lesionada o las cicatrices. En un ICEC se utiliza la dermis y la epidermis (capas de la piel) tomadas de alguna zona del cuerpo y se trasplantan a otra zona. Se utiliza comúnmente para reparar defectos cutáneos faciales resultantes de la extirpación de cánceres de la piel. El área de donde se extrae la piel normal se llama sitio donador. su médico puede tomar la piel donadora del párpado superior o entre la nariz y los labios. La piel alrededor de las orejas, el cuello por arriba de la clavícula o incluso de la muñeca y de la ingle pueden utilizarse también. El color, textura y grosor del sitio donador deben concordar con los del sitio de la zona lesionada. si el daño es severo, su médico puede usar incluso el cartílago o los ligamentos debajo de la piel donadora.
  • Durante la cirugía se realiza un modelo de la herida con una toalla de gasa y se traza sobre la piel del sitio donador. El injerto se toma del sitio donador con una bisturí. Éste se ajusta al tamaño y la forma exactos de manera que encaje perfectamente en el sitio de la herida. Tanto el sitio donador como el de la herida se cierran con suturas (puntadas) y se cubren con bandas y vendajes quirúrgicos. Esto ayuda a prevenir el sangrado y los hematomas (inflamación con sangre). La reparación de su herida o piel lesionada utilizando un ICEC pueden ayudarle a sanar y mejorar su apariencia.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Pregunte a su médico cuando debe regresar a que se le revisen las heridas o a que se le retiren los puntos.

Descanse cuando lo necesite mientras se esta recuperando de cirugía:

Comience a hacer más cosas cuidadosamente todos los días. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

Cuidado de heridas:

El injerto y el sitio donador deben permanecer libres de gérmenes, como las bacterias y los virus, para que pueda darse la curación. Ciertos factores pueden ocasionar falla del injerto y retrasar la curación de la herida. Realice lo siguiente para ayudar a que sus heridas sanen:

  • Evite fumar cigarrillos, pipas y cigarros. El fumar puede afectar la formación de nuevos vasos sanguíneos en el injerto y en el sitio de la herida.
  • Ciertos medicamentos, como los esteroides y los anticoagulantes, pueden retrasar la curación de la herida. Solicite a su médico mayor información acerca de los medicamentos que puedan ocasionar un retraso en el cuidado de heridas.
  • No permita que se mojen sus heridas. Mantenga siempre sus heridas limpias y secas. Cuando se le permita bañarse, lave cuidadosamente el injerto y el sitio donador con agua y jabón. Después de eso, colóquese nuevos y limpios vendajes. Cambie sus vendajes siempre que se mojen o se ensucien. solicite a su médico mayor información acerca del cuidad de heridas.
  • Si usted padece ciertas enfermedades, como diabetes, tome regularmente sus medicamentos y controle cuidadosamente sus niveles de azúcar. Las personas con diabetes pueden tener una pobre cicatrización. Solicite a su médico ayude para manejar su diabetes.
  • Limite los movimientos, como el estirarse, para prevenir sangrado, cortaduras e inflamación de la herida y de los sitios injertados.
  • Proteja el sitio del injerto de la luz directa durante al menos seis meses para evitar quemaduras en la piel. Si ésta aparece seca y escamosa, huméctela aplicando loción. Pregunte a su médico que tipo de loción puede necesitar para usar en su piel.
  • El tomar vitaminas y consumir alimentos saludables altos en proteínas puede mejorar la cicatrización. Las aves de corral, la carne y los productos del día como el huevo y el queso son ricos en proteínas. Solicite a su médico mayor información acerca de si debe usar vitaminas y sobre las dietas ricas en proteínas.

Para mayor información:

Contacte a los siguientes para mayor información:

  • American College of Surgeons
    633 N. Saint Clair St.
    Chicago , IL 606113211
    Phone: 1- 312 - 2025000
    Phone: 1- 800 - 6214111
    Web Address: http://www.facs.org

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Su vendaje se mancha de sangre.
  • Su piel le da comezón, se inflama o desarrolla salpullido.
  • Tiene dudas o inquietudes acerca de su cirugía o medicamentos.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Siente que algo sobresale del sitio de su injerto y no vuelve a la normalidad.
  • El sitio donador o del injerto tienen sangre, pus o mal olor.
  • Tiene más dolor en la zona donde se realizó el injerto.
  • Tiene dificultad para respirar de inicio súbito.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide