Skip to Content

Infección Respiratoria Superior, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

Una infección respiratoria superior

también se conoce como el resfriado común. Esta puede afectar su nariz, garganta, oídos y los senos frontales de la cara.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Secreción nasal o nariz tapada
  • Estornudos y tos
  • Garganta irritada o ronquera
  • Ojos enrojecidos, acuosos e irritados
  • Cansancio o desasosiego
  • Escalofríos y fiebre
  • Dolor de cabeza, dolores corporales o músculos adoloridos

Busque cuidados inmediatos para los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza o cuello rígido
  • Luces brillantes que lastiman sus ojos
  • Dolor de pecho o dificultad para respirar

El tratamiento para una infección respiratoria superior

puede llegar a incluir cualquiera de los siguientes:

  • Los descongestionantes ayudan a disminuir la congestión nasal y ayudarlo a respirar. No use aerosol descongestionante por más de unos pocos días.
  • Los supresores de tos ayudan a disminuir la tos. Pregúntele a su médico cuál tipo de medicamento para la tos es más adecuada para usted. Algunos supresores de tos requieren una receta, otros no.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.

Cuide de su infección respiratoria superior:

  • Descanse hasta que no tenga fiebre o se siente mejor.
  • Tome líquidos según indicaciones para prevenir la deshidratación. Tome 8 a 10 tazas de líquidos al día. Los líquidos buenos incluyen el agua, ginger ale, té o jugos de frutas.
  • Haga gárgaras con agua tibia para que su garganta irritada se sienta mejor. Haga agua salada añadiendo 1/4 de cucharadita de sal a 1 taza de agua tibia. Usted puede también chupar dulces duros o pastillas para la garganta.
  • Las gotas nasales de salina ayudan a aliviar su congestión y pueden comprarse sin una receta.
  • Tome un baño o ducha tibia para ayudarle a disminuir los dolores y ayudarlo a respirar mejor.
  • Use un humidificador de rocío frío para aumentar la humedad en el aire y hacer el respirar más fácil. No use un humidificador de rocío tibio.

Prevenga el contagio de gérmenes:

  • Evite a otras personas por los primeros 2 a 3 días de su resfriado. Los gérmenes se propagan fácilmente durante este tiempo.
  • No comparta alimentos, bebidas, toallas o artículos personas con otras personas.
  • Lávese las manos con frecuencia. Use agua y jabón. Lávese las manos después de usar el baño, cambiar el pañal de un niño o estornudar. Lávese las manos antes de preparar o consumir alimentos. Cúbrase la boca y nariz con una toallita desechable cuando estornuda o tose.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide