Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Infección Por Virus Respiratorio Sincitial (vrs), Cuidados Ambulatorios

LO QUE USTED NECESITA SABER:

Una infección por virus respiratorio sincitial (VRS)

es un condición que provoca que las vías respiratorias del niño se inflamen. Este virus es la causa mas frecuente de infecciones de pulmón en los bebés y niños pequeños. Una infección por VRS con frecuencia conlleva a otros problemas pulmonares, como bronquitis o neumonía. Una infección por el virus respiratorio sincitial puede suceder a cualquier edad, pero sucede con mas frecuencia en niños menores de 2 años.

Los siguientes son los síntomas más comunes:

La infección por el VRS comienza como un resfriado común. Al principio de que el niño se enferma, podría presentar cualquiera de los siguientes:

  • Respiración más rápida de lo normal
  • Tos
  • Fiebre
  • No come ni duerme tan bien como de costumbre
  • Congestión o flujo nasal
  • Jadeo (sonido silbante en el pecho)

Los siguientes son los síntomas tardíos más comunes:

  • Dificultad para respirar:
    • Respiración muy rápida (60 a 70 respiraciones o más por 1 minuto)
    • Gruñido y aumento de las sibilancias o respiración con un sonido chillón o silbante
    • Aumento de la tos
    • Las fosas nasales se ensanchan al respirar
    • Piel, labios, uñas de las manos y de los pies pálidos o de color azulado
    • Pausa en la respiración por al menos 15 segundos
    • Hundimiento de la piel entre las costillas y el cuello con cada respiración
  • Otros signos y síntomas:
    • Latido cardíaco acelerado
    • Pérdida del apetito o mala alimentación
    • Mas irritable o molesto que antes
    • Mas soñoliento de lo normal, tiene dificultad para mantenerse despierto o no le responde
    • Orinar poco o nada en lo absoluto
    • Tos que provoca vómito

Busque atención inmediata al presentar los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar o si tiene pausas en la respiración
  • Llora sin lágrimas
  • Sequedad en la boca o labios agrietados
  • Más irritable o soñoliento de lo normal
  • Las fontanelas, en la parte superior de la cabeza, están hundidas, si el niño tiene menos de 1 año de edad
  • Orina menos de lo normal o nada en lo absoluto
  • Los labios o uñas se tornan azules

El tratamiento para el VRS

puede incluir alguno de los siguientes medicamentos:

  • El acetaminofén disminuye el dolor y la fiebre. Es de venta libre y se consigue sin receta médica. Pregunte cuánto le debe administrar a su niño y con qué frecuencia darle el acetaminofén. Siga las instrucciones. El acetaminofén puede causar daño al hígado si no lo toma de forma correcta.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre éstos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.

Controle los síntomas de la enfermedad de su niño:

  • Ofrezca a su niño líquidos según le indicaron. Pregunte cuánto líquido debe ofrecerle al niño cada día y cuáles líquidos le recomiendan. Su niño necesita consumir más líquidos que lo habitual para evitar la deshidratación.
  • Use una pera de goma para aspirar la mucosidad de la nariz de su niño. Esto se debe hacer antes de alimentar al niño para que no le impida tomar o comer. Consulte con su proveedor de salud para que le indique cómo usar una pera de goma. Solicite información acerca de las gotas nasales que ayudan a aflojar la mucosidad en la nariz del niño.

Prevenir la propagación del VRSV:

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia. Use agua y jabón. Use un gel limpiador en seco si no hay agua disponible. Lávese sus manos después de ir al baño, cambiar los pañales de un niño o estornudar. Lávese sus manos antes y después de preparar o consumir alimentos.
  • Mantenga a su niño alejado de los demás. Esto ayudará a prevenir la propagación del virus a los demás.
  • Limpie los juguetes y las superficies. Limpie los juguetes que comparte con otros niños. Use una solución desinfectante para limpiar las superficies de uso común.
  • No fume ni exponga al niño al humo del cigarrillo. El tabaquismo puede empeorar los síntomas de su niño.
  • Pregunte sobre el medicamento que lo protege contra un VRS severo. Es posible que el niño reciba medicamento antiviral que sirve para protegerlo de una enfermedad grave. Esto se podría administrarse si el niño corre un mayor riesgo de enfermarse gravemente del VRS. Cuando sea necesario, el niño recibirá 1 dosis cada mes por 5 meses. La primera dosis generalmente se administra a principios de noviembre. Pregunte al proveedor de salud o al pediatra del niño si este medicamento es el adecuado para el niño.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide