Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Infección Por Estreptococo Del Grupo B

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una infección por estreptococo del grupo B es una condición causada por una bacteria (germen) conocida como estreptococo del grupo B (EGB). El EGB normalmente vive dentro del cuerpo y usualmente no causa daños. Es muy raro que el EGB cause problemas en los adultos, excepto en las mujeres embarazadas, los adultos mayores y en aquellas personas que tienen otras enfermedades, como diabetes. Los bebés con infección por EGB pueden presentar sepsis, neumonía o meningitis. Ellos pueden comer o beber deficientemente, vomitar, irritarse con facilidad, presentar somnolencia o tener dificultad para despertarse.
  • Como ayuda para diagnosticar la infección por EGB, se pueden hacer exámenes de sangre, punción lumbar o radiografía de tórax. Para tratar la infección es posible que le ordenen antibióticos. El riesgo de que los recién nacidos presenten la infección por EGB puede disminuirse durante el embarazo. Las madres pueden hacerse exámenes investigativos entre las semanas 35 y 37 de embarazo y recibir antibióticos durante el trabajo de parto. Con tratamiento, incluyendo medicamentos antibióticos, su bebé puede lograr una recuperación total.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • Antibióticos: Estos medicamentos se administran para combatir infecciones causadas por bacterias. Administre este medicamento a su niño exactamente como lo haya ordenado su médico de cabecera. No deje de administrar el antibiótico a su niño a menos que lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o administre a su niño antibióticos que le fueron recetados para otras enfermedades.
  • Ibuprofeno o acetaminofen: Se administran estos medicamentos para reducir el dolor y la fiebre de su niño. Éstos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte sobre la cantidad de medicamento que usted le puede administrar a su niño seguramente.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Las infecciones causadas por el EGB, como la meningitis, pueden causar problemas auditivos o de aprendizaje. Su bebé debe ser vigilado cuidadosamente por su médico.

Cuidados en el hogar:

  • Lávate las manos y lava las manos de tu hijo frecuentemente. Este ayudará prevenir la propagación de gérmenes. Motiva que en tu casa todos se laven las manos con agua y jabón después de ir al baño. También deben lavarse las manos después de cambiar un pañal y antes de preparar o comer los alimentos.
  • Reposo: Su bebé debe reposar tanto como sea posible y dormir bastante. Haga que su bebé descanse en una habitación oscura y silenciosa si todavía le molestan las luces brillantes.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su bebé esta comiendo o bebiendo deficientemente.
  • Su bebé presenta picazón, hinchazón o salpullido en la piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con la infección, medicamentos o cuidados de su bebé.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Su bebé presenta una convulsión:
  • Su bebe presenta un sitio tenso o sobresaliente y blando en la parte superior de la cabeza.
  • Su bebé presenta dificultad para respirar o un ritmo cardíaco muy acelerado o muy lento.
  • Su bebé se ve apático o más somnoliento de lo usual.
  • Su bebé esta vomitando con mucha frecuencia.
  • Los síntomas de su bebé están empeorando o reapareciendo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide