Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Infección Estafilococo Aureus Resistente A Meticilina En Niños

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es estafilococo aureus resistente a la meticilina?

  • Estafilococo aureus resistente a la meticilina (MRSA) es un tipo de germen conocido como bacteria. La bacteria MRSA puede causar infecciones en el cuerpo de su niño. Se usan antibióticos para matar gérmenes. Cuando el germen conocido como Estafilococo aureus se vuelve resistente a ciertos antibióticos, se conoce como MRSA. El germen Estafilococo usualmente se encuentra en la piel y dentro de la nariz. Su niño podría ser portador del germen Estafilococo pero no infectarse o enfermarse. Un portador de MRSA lo puede transferir a otras personas y que se enfermen.
  • La infección MRSA es muy contagiosa. Lo que significa que se propaga fácilmente de persona a persona. Cualquiera puede contraer una infección MRSA. Su niño puede contraer MRSA dentro o fuera de un hospital. MRSA puede causar una infección en el cuerpo de su niño leve, severa (grave) o mortal. Las infecciones pueden ser en la piel, sangre, pulmones, corazón, o cerebro de su niño.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño para contraer una infección MRSA?

  • El uso de antibióticos: Si usted no sigue las instrucciones del médico de su niño al tomar antibióticos, podría causar que los gérmenes se vuelvan resistentes. Administrar antibióticos su niño frecuentemente, por un largo periodo de tiempo puede causar resistencia. Si usted administra antibióticos a su niño cuando no los necesita, también puede causar resistencia. Cuando ciertos gérmenes no se logran matar con medicamento, su niño podría contraer una infección MRSA.
  • Permanecer en el hospital: Esto incluye tener cirugía, estar en UCI (unidad de cuidado intensivo), o tener un ventilador (máquina que ayuda con respiración). Una estadía de hospital prolongada, o compartir una habitación con una persona que tiene una infección MRSA aumenta el riesgo de su niño para contraer MRSA.
  • Tener tubos, líneas o implantes de metal en su cuerpo: Tubos médicos en el cuerpo de su niño, aumentan su riesgo para contraer una infección MRSA. Estos tubos incluyen tubos intravenoso (IV), y un tubo grande conocido como línea venosa central. Una línea venosa central se podría usar si su niño necesita diálisis u otros tratamientos. Otros tubos que aumentan el riesgo de su niño para MRSA incluyen tubos de alimentación, y un catéter. Un catéter urinario es un tubo usando para drenar orina. MRSA también podría vivir sobre y alrededor de implantes de metal, como una prótesis (partes del cuerpo artificiales).
  • Tener un sistema inmune débil: Es más probable que MRSA cause una infección si el sistema inmune de su niño está débil. El sistema inmune es la parte del cuerpo que combate infección. Diabetes (azúcar alta en la sangre) podría debilitar el sistema inmune de su niño. Si su niño ha tenido quimioterapia (medicamento para matar cáncer) recientemente, también podría debilitar su sistema inmune.
  • Tener influenza o viruela: Si su niño está enfermo con influenza o viruela, también podría contraer MRSA. Esto podría poner a su niño muy enfermo.
  • Propagación de MRSA a bebés: Si usted es mujer y tiene MRSA, usted se lo podría propagar a su bebé durante nacimiento. Consulte con su médico si usted tiene MRSA, y desea amamantar a su bebé.

¿Qué otras cosas aumentan el riesgo de mi niño para contraer una infección MRSA?

  • No mantenerse limpio: Esto incluye no lavarse las manos correctamente (usando jabón y agua), o por bastante tiempo. Cambio de pañales y limpiar flujo nasal también aumenta el riesgo de propagar MRSA de una persona a otra.
  • Tener un miembro de familia con una infección MRSA: Si una persona en su hogar tiene una infección MRSA, su niño corre mayor riesgo para contraerla.
  • Compartir artículos personales: La propagación de MRSA puede ocurrir al compartir artículos como juguetes, ropa, ropa de cama, manoplas, y barras de jabón.
  • Compartir con otros niños: Niños en centros de cuidados corren mayor riesgo para MRSA.
  • Participar en deportes: Su niño puede contraer MRSA durante deportes. Esto puede ocurrir con contacto corporal o compartir equipo. En ciertos deportes como fútbol, la piel podría sufrir rasguños durante el juego. Esto crea una apertura para que gérmenes penetren su cuerpo.
  • Abuso de drogas intravenosa: Niños de más edad podrían contraer infecciones MRSA si usan drogas ilegales intravenosa.

¿Qué problemas puede causar una infección MRSA?

MRSA puede causar infecciones serias y a veces mortales. Consulte con el médico de su niño para más información sobre cualquiera de estas infecciones:

  • Infecciones en la piel, tejidos blandos, o en heridas: Estas infecciones podrían ser pequeñas, o graves en la piel, músculos, y otras áreas de tejido blando. Esto puede incluir infección en el tocón del cordón umbilical de su bebé. El cordón umbilical conecta el bebé a la madre antes de su nacimiento. Su niño también podría contraer infecciones en heridas causadas por lesión, enfermedad, o una incisión quirúrgica.
  • Infección del tracto urinario: Una infección del tracto urinario (ITU) es una infección en los riñones, útero, o vejiga. Estos órganos son los que producen y almacenan la orina de su niño.
  • Osteomielitis o artritis: Osteomielitis es una infección en el hueso de su niño. Artritis es una enfermedad que causa inflamación en las articulaciones de su niño. Las articulaciones son los lugares donde se unen dos huesos, como las rodillas y los codos. Tener MRSA y osteomielitis podría aumentar el riesgo de su niño para desarrollar coágulos de sangre. Si esto ocurre, su niño podría tener enrojecimiento, dolor, e inflamación en el área del coágulo. Un coágulo de sangre en los pulmones de su niño causa dolor en el pecho y dificultad para respirar.
  • Infección en los órganos abdominales: Los órganos en el abdomen de su niño, como su hígado y bazo podrían infectarse.
  • Meningitis: Meningitis es inflamación en la cobertura del cerebro y columna vertebral de su niño
  • Neumonía: Neumonía ocurre cuando hay infección e inflamación en los pulmones de su niño.
  • Bacteriemia: Bacteriemia ocurre cuando los gérmenes MRSA entran a la corriente sanguínea de su niño, y causan una infección en la sangre.
  • Endocarditis infecciosa: Endocarditis es cuando hay infección e inflamación en el forro interior del corazón de su niño.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una infección MRSA?

Los signos y síntomas de su niño van a depender del área del cuerpo que tiene la infección. Estos pueden incluir:

  • Fiebre: Esto es elevación de la temperatura del cuerpo.
  • Infección en la piel: Su niño podría tener un área en la piel que está enrojecida e inflamada, y se siente cálida y dolorosa. Podría tener una mancha roja en su piel parecida a una araña o una mordedura de insecto. Su niño podría tener un absceso, piel muerta, o pus sobre o bajo su piel. Se podrían desarrollar lesiones en cualquier parte de su cuerpo. En bebés que usan pañales, las lesiones son más probables en el área del pañal.
  • Derrame articular: Se podría acumular líquido en una de las articulaciones de su niño, causando inflamación, dolor, y rigidez.
  • Tos: Su niño podría tener tos, y expulsar sangre al toser.
  • Problemas con respirar: Le podría hacer difícil a su niño respirar.

¿Cómo se diagnostica una infección MRSA?

Su médico va a revisar el cuerpo de su niño y podría preguntar si ha estado alrededor de alguna persona que tiene MRSA. Su niño podría necesitar uno o más de lo siguiente:

  • Cultivos: El médico de su niño podría tomar muestras de esputo (mucosidad) de su garganta o nariz. También podría tomar muestras de pus de una herida. Estos líquidos se envían a un laboratorio para buscar MRSA.
  • Biopsia: Se podría realizar una biopsia tomando una muestra de piel y otro tejido infectado. Este tejido se envía a un laboratorio para buscar MRSA.
  • Radiografía del pecho: Esto es una imagen de sus pulmones y corazón de su niño. Los médicos pueden usar esta radiografía para buscar signos de infección (como neumonía), o un colapso de pulmón.
  • Tomografía computarizada: Esto también se conoce como un TC escán. Esto es una radiografía que toma imágenes de áreas de su cuerpo, y podría enseñar lugares donde se haya propagado la infección de su niño.
  • IRM: Esta prueba se conoce como una imagen de resonancia magnética. Durante un IRM, se toman fotos del cuerpo de su niño.
  • Eco: Esta prueba también se conoce como un ecocardiograma. Durante esta prueba se usan honda sonoras para enseñar el tamaño y forma del corazón de su niño. El eco puede indicar si el corazón está bombeando sangre adecuadamente, y el flujo de sangre a través de este. Podría revelar signos de infección, como líquido alrededor del corazón.
  • Escán de hueso: El médico de su niño podría usar esta prueba para revisar si se ha propagado alguna infección a los huesos de su niño.

¿Cómo se trata una infección MRSA?

El tratamiento de su niño va a depender de donde esta la infección en su cuerpo. Con tratamiento, signos y síntomas como fiebre, tos, y dolor podrían disminuir, y recuperarse las heridas. El tratamiento podría incluir cualquiera de los siguiente:

  • Antibióticos: Esto es un medicamento que mata gérmenes usado para tratar MRSA. Es posible que su niño necesite usar más de un antibiótico a la vez.
  • Anticoágulante: Esto es un medicamento que podría ayudar a descomponer los coágulos de sangre y prevenir su formación.
  • Aislamiento: Si su niño está en el hospital, los médicos y las visitas van a usar una bata y guantes mientras están en su habitación. Los médicos u otras personas que entren a su habitación también podrían usar máscaras. Provisiones en su habitación no van a ser compartidas con otros pacientes. Esto se hace para prevenir la propagación de su infección a otras personas. También los visitantes podría lavar sus manos antes de salir de su habitación, para prevenir la propagación de gérmenes.
  • Cirugía: Su niño podría necesitar cirugía para remover la piel infectada con MRSA, o hueso. Si su niño ha tenido cirugía donde se coloco un implante artificial en su cuerpo, es posible que estos necesiten ser removidos.
    • Incisión y drenaje: Si su niño tiene una infección MRSA en la piel, es posible que los médicos remuevan el área infectada de piel. Esto va a ayudar a drenar el líquido (pus) que se ha acumulado en el área.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento para una infección MRSA?

  • Los antibióticos usados para tratar la infección MRSA de su niño podrían causar sarpullido, náusea, vómito, y diarrea. Podrían causar daño a sus riñones, nervios, o a sus ojos. Su niño podría sentir dolor muscular o debilidad. Sus dientes se podrían manchar, y su piel volverse sensible a la luz. Su niño podría tener un ritmo cardíaco irregular. Su lengua se puede inflamar y tener dificultad para hablar. Es posible que los antibióticos no funcionen junto con otros medicamentos que está tomando. Los anticoágulantes podrían hacerle más fácil a su niño sangrar, aún sin haber sufrido una herida. Algunos antibióticos podrían causar convulsiones o problemas graves que podrían ser de peligro mortal.
  • Si no se trata la infección MRSA de su niño, podría empeorar. La infección se podría propagar a su piel, articulaciones, riñones, hígado, bazo, huesos, cerebro, y corazón. Si su niño desarrolla una infección en su columna vertebral, podría empeorar y causar que no pueda usar sus piernas. Su niño podría desarrollar coágulos de sangre en sus pulmones y otras áreas del cuerpo. Estos problemas podrían ser de peligro mortal. Dialogue con el médico de su niño si tiene preguntas o inquietudes sobre la infección MRSA de su niño, o su tratamiento.

¿Cómo puedo prevenir que mi niño adquiera o propague MRSA?

  • Administre los antibióticos de acuerdo a sus instrucciones: Siempre administre antibióticos a su niño exactamente como lo ordene su médico. Asegúrese que su niño termine todo el medicamento como haya sido prescrito, aún si se está sintiendo mejor. No hacerlo podría causar que el germen se vuelva más fuerte para matar. Nunca administre medicamentos con receta sin una orden médica. Nunca guarde antibióticos o administre antibióticos sobrantes a su niño, recetados para otra enfermedad.
  • Lave sus manos y las de su niño: Solicite que todas las personas en su hogar se laven las manos con un jabón que mata gérmenes y agua, después de ir al baño. Lave sus manos después de haber cambiado pañales, y antes de preparar y consumir alimentos. Todos los miembros de la familia necesitan lavar sus manos después de toser y estornudar, o cuando estén sucias. Después de haber visitado una persona que tiene MRSA, todos necesitan lavar sus manos. Mantenga sus uñas y la de su niño limpias y cortas.
  • Tome un baño a menudo: Solicite que su niño tome un baño regularmente con jabón y agua, especialmente después de haber participado en deportes como fútbol y lucha libre, donde hay contacto físico con otros. Niños que usan equipos de ejercicio usados por otros necesitan bañarse a menudo.
  • Lave toda la ropa de su niño: Lave toda la ropa con jabón y agua después de haber sido usada por una persona que podría tener, o tiene una infección MRSA.. Solicite que su niño se cambie de ropa interior y ropa de dormir diariamente.
  • Mantenga toda herida cubierta: Mantenga todas las heridas que tenga su niño limpias, y cubiertas con un vendaje hasta que estén recuperadas. Siga las instrucciones del médico de su niño para mantener su herida limpia y cubierta. No permita que su niño haga actividades con otras personas hasta que se hayan recuperado sus heridas. No lleve a su niño al centro de cuidado hasta que no se hayan recuperado sus heridas.
  • No comparta sus artículos personales: No permita que su niño comparta alimentos, bebidas, tenedores, cuchillos, cucharas, platos, o vasos con otras personas. Tampoco que comparta barras de jabón o toallas, o juguetes. No use el mismo chupete para diferentes bebés.
  • Limpié bien las superficies: Use un limpiador basado en alcohol o cloro y que mata gérmenes, al limpiar superficies como mesas, las cuales son compartidas y tocadas a menudo. Mantenga los pomos de puertas, mangos de llaves, muebles y los pisos limpios. Los juguetes también necesitan limpiarse bien.
  • Deshágase del germen: Si alguna persona en su hogar tiene una infección MRSA, su niño y otros miembros de la familia corren mayor riesgo para contraerla. Es posible que ustedes necesiten usar una pomada de antibiótico en la nariz, o un jabón especial al lavarse.
  • Seguridad al jugar: Asegúrese que su niño use equipo apropiado de seguridad al jugar deportes. Esto podría prevenir cortaduras u otras lesiones, y proteger su piel de los gérmenes de otros niños.

¿Dónde puedo conseguir apoyo y más información?

Tener una infección MRSA podría causar un cambio de vida para su niño y su familia. Usted, su niño y aquellas personas cercanas a usted se podrían sentir enojadas, tristes, o asustadas. Estos son sentimientos normales. Su niño debe dialogar con sus médicos, familiares, o amistades sobre sus sentimientos. Comuníquese con los siguientes:

  • Centers for Disease Control and Preventions
    1600 Clifton Rd.
    Atlanta , GA 30333
    Phone: 1- 800 - 232-4636
    Web Address: http://www.cdc.gov
  • National Institute of Allergy and Infectious Diseases
    NIAID Office of Communications & Government Relations
    6610 Rockledge Drive, MSC 6612
    Bethesda , MD 20892-6612
    Phone: 1- 301 - 496-5717
    Phone: 1- 866 - 284-4107
    Web Address: www3.niaid.nih.gov

¿Cuándo debo llamar al médico de mi niño?

Llame al médico de su niño si tiene:

  • Una fiebre (temperatura del cuerpo elevada).
  • Un sarpullido en la piel que pica, o se está propagando por todo su cuerpo.
  • Areas en su piel que están enrojecidas, inflamadas, y se sienten cálidas. Estas áreas también podrían doler.
  • Una herida o área de pus bajo su piel que no desaparece.
  • Náusea (se siente enfermo del estómago), vómito, o diarrea.
  • Dolor o debilidad muscular.
  • Sangre en su orina o su evacuación intestinal.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque ayuda inmediata o llame al 911 si:

  • Su niño está expulsamdp sangre al toser.
  • Su niño de repente tiene dificultad para hablar.
  • Su niño tiene una nueva dificultad para respirar.
  • Su niño tiene un ritmo cardíaco acelerado y se siente débil o mareado.
  • El dolor de su niño empeora demasiado.
  • Se está inflamando su lengua.
  • Su niño tiene una convulsión.
  • Su niño tiene dolor de cabeza con una rigidez en el cuello, y está muy cansado o confundido.
  • Su niño tiene sangrado profundo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide