Skip to Content

Higiene Pulmonar Después De Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE USTED DEBE SABER:

La higiene pulmonar también recibe el nombre de cuidado respiratorio. Este cuidado es un conjunto de ejercicios y tratamientos que se hacen para que usted pueda respirar mejor y mantenga saludables sus pulmones. La higiene pulmonar es especialmente importante para las personas que han sufrido una lesión en la médula espinal. Sin embargo, muchas personas pueden necesitar este cuidado. Los médicos trabajarán muy de cerca con usted para que sus pulmones funcionen lo mejor posible y prevenir posibles problemas. El grado de dificultad que usted tenga para respirar, depende del sitio donde haya sido lesionada su médula espinal. La higiene pulmonar está compuesta por ejercicios y tratamientos respiratorios; drenaje postural, fisioterapia de tórax, técnicas de tos asistida, y succión.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de sus cuidados. Para ayudar en esta planificación; usted debe informarse sobre las lesiones de la médula espinal y la higiene pulmonar. De esta manera, usted y sus médicos pueden hablar sobre sus opciones y decidir el tratamiento que se usará para su cuidado. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento y tomar sus propias decisiones.

RIESGOS:

  • Muchos problemas pueden presentarse después de una lesión en la médula espinal. Algunos de estos problemas incluyen tener muy baja la temperatura corporal o muy lento el ritmo cardíaco. Usted puede presentar dificultad para respirar o ser incapaz de respirar por sus propios medios. La parálisis puede causar escaras (úlceras) en la piel y contracturas musculares. Usted puede formar coágulos de sangre que viajan a los pulmones. Un coágulo de sangre en los pulmones puede causar dolor en el pecho y dificultad para respirar. Este problema puede ser potencialmente mortal.
  • Algunas veces, su cuerpo no puede responder correctamente a problemas como los que se presentan en la vejiga y los intestinos. Esto se conoce como disreflexia autonómica que hace subir demasiado su presión arterial. Si esta presión arterial alta no es tratada rápidamente, podría ocasionarle un derrame cerebral, un infarto cardíaco o la muerte. Si usted tiene una lesión en su médula espinal y no recibe tratamiento, es posible que usted sea incapaz de comer o de cuidarse por sus propios medios. Si usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con sus medicamentos o cuidados, hable con sus médicos.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

  • Formulario de consentimiento es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Gases de la sangre: Esto también es conocido como gases en sangre arterial. La sangre es extraída de una arteria (vaso sanguíneo) ubicada en su muñeca, brazo, o ingle. El examen se hace para medir la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en su sangre. Los resultados indican a su médico como están funcionando sus pulmones.
  • Exámenes de sangre: Usted podría tener extracción de sangre para proveer información a sus médico sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída de su mano, brazo, o a través de un IV.
  • Botón de llamado (timbre): Usted puede usar el timbre cuando necesite la asistencia de un paramédico. El dolor, la dificultad para respirar o querer levantarse de la cama, son buenas razones para llamar usando este timbre. El botón debe estar siempre a su alcance.
  • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.
  • Entrada y salida: Los médicos van a vigilar la cantidad de líquido que usted esta recibiendo. También podrían necesitar saber la cantidad de líquido que usted esta orinando. Pregunte la cantidad de líquido que usted debería estar tomando diariamente. Pregunte a los médicos si usted necesita medir o colectar su orina.
  • Un IV es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.
  • Oxímetro de pulso: Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma. La alarma va a sonar si su nivel de oxígeno esta bajo o no se puede leer.
  • Signos vitales: Los médicos van a revisar su ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y su temperatura. También le van a hacer preguntas sobre su dolor. Éstos signos vitales le proveen información a los médicos sobre su salud vigente.

¿Qué exámenes me harán?

Los exámenes pueden ayudar a los médicos a conocer más sobre sus problemas respiratorios. También ayudan a los médicos en la planificación de su tratamiento.

  • Exámenes de funcionamiento pulmonar: Estos exámenes ayudan a los médicos a saber la forma como funcionan sus pulmones. Durante los exámenes usted respira por la boca usando una boquilla que está conectada a un aparato. Este aparato mide la cantidad de aire que usted inhala y la cantidad que expulsa durante un tiempo determinado. Esto ayuda a los médicos a saber la forma como sus pulmones están moviéndose y funcionando. Después de los exámenes, usted puede sentir que le falta el aliento.

¿Qué medicamentos podría yo necesitar?

  • Medicamentos para la ansiedad: Estos medicamentos pueden ser administrados para reducir ansiedad y ayudar a que usted se sienta más calmado y relajado.
  • Broncodilatadores: Usted puede necesitar los broncodilatadores para ayudar a expandir los conductos aéreos de sus pulmones y facilitarle su respiración.
  • Medicamentos para el dolor: Los médicos le podrían administrar medicamento par suspender o reducir su dolor.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para solicitar su medicamento. Informe a sus médicos si su dolor no ha reducido. Es posible que el medicamento no funcione como debería para controlar su dolor si espera demasiado tiempo para tomarlo.
    • El medicamento para dolor podría causarle mareo o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a su médico cuando de vaya a levantar de la cama o necesite ayuda.
  • Esteroides: Este medicamento podría ser administrado para disminuir inflamación.

¿Qué harán si yo tengo problemas pulmonares?

  • Ejercicios respiratorios: Ejercicios respiratorios ayudan a evitar que usted contraiga una infección pulmonar. Usted debe hacer estos ejercicios de 3 a 4 veces al día. Trate de hacerlos a la misma hora todos los días. Esto ayudará a que usted recuerde hacerlos.
    • La respiración profunda despeja los conductos que van a sus pulmones. Tome aire profundamente y sosténgalo lo más posible. Luego, expulse el aire vigorosamente. Haga esto 10 veces seguidas.
    • Le pueden pedir que utilice un espirómetro para estimular sus respiraciones. Esto le ayudará a respirar con mayor profundidad. Expulse la mayor cantidad posible de aire. Ponga la boquilla plástica en su boca y tome aire lo más profundo que pueda. Sostenga el aire lo más posible y después déjelo salir. Haga esto 10 veces seguidas. Esto ayudará a desprender y expulsar la mucosidad (flemas) acumulada en el fondo de sus pulmones.
  • Tratamientos respiratorios: Usted puede necesitar tratamientos respiratorios para ayudar a abrir sus vías aéreas y así respirar mejor. Se usa una máquina para cambiar el medicamento líquido a un vapor. Usted aspira el vapor dentro de sus pulmones por un conducto o pieza bucal. Los medicamentos vaporizados inhalados actúan rápidamente en sus vías aéreas y pulmones para aliviar sus síntomas.
  • Drenaje postural y fisioterapia de tórax: El drenaje postural y la fisioterapia de tórax ayudan a desprender la mucosidad en sus pulmones. El drenaje postural se hace en posición sentada o acostada y durante 5 minutos en cada una de las distintas posiciones. Esto permite que la gravedad ayude a expulsar la mucosidad. La fisioterapia de tórax es cuando un médico palmotea suavemente su espalda y pecho con las manos. Esto desprende las flemas en sus pulmones para que usted las pueda expulsar fácilmente al toser. Su médico puede usar una máquina para dar golpes sobre su pecho y espalda. Si se hace el drenaje postural y la fisioterapia de tórax al mismo tiempo es aún mejor. No use el drenaje postural ni la fisioterapia de tórax muy cerca de la hora de comer ni tan pronto acabe de comer, porque puede causar molestias estomacales.
  • Tos asistida: Si su diafragma y los músculos de su pecho no funcionan correctamente, puede serle difícil toser y expulsar la mucosidad. La tos asistida es una manera de convertir la tos débil en tos fuerte. Un médico coloca una mano encima de la otra y las coloca en medio de sus costillas y su ombligo. Al mismo tiempo que usted trata de toser, su médico presiona con las manos hacia arriba en la dirección de las costillas. Esto debe repetirse tres veces como mínimo o hasta que usted expulse la mucosidad.
  • Succión: Es posible que los ejercicios y tratamientos respiratorios, el drenaje postural y la fisioterapia de tórax, no puedan desprender y expulsar la mucosidad de sus pulmones. Puede ser necesario que usted use un aparato llamado "cofflater" (aparato para desprender y remover secreciones pulmonares) o que haga succión traqueal.
    • Dispositivo "Cofflater": Es un aparato de vacío parecido a una aspiradora. El aparato se coloca sobre su nariz y boca o en la sonda de traqueotomía durante unos segundos. Este aparato inyecta aire de presión positiva dentro de sus pulmones para inflarlos y luego la presión positiva cambia rápidamente a presión negativa. Esto hace que las bolsas de aire liberen sus mucosidades produciendo tos para expulsar las mucosidades. Algunas personas no pueden usar este aparato. Enfermedades y condiciones pulmonares, problemas cardíacos o tórax lesionado, no permiten usar este aparato. Pregúntele a su médico si el uso de este aparato es conveniente para usted.
    • Succión traqueal: Una sonda delgada y esterilizada que va conectada a un aparato succionador, es insertada a través de su tráquea. La succión desprende la mucosidad de sus pulmones. La succión traqueal puede causar problemas, por tanto, es mejor usar otros métodos y aclarar o adelgazar primero la mucosidad.

¿Qué es una embolia pulmonar?

  • Una embolia pulmonar es una condición que se presenta cuando un trombo (coágulo sanguíneo) bloquea una arteria pulmonar. Las embolias pulmonares son problemas comunes después de una lesión en la médula espinal y también son una amenaza para su vida. Los médicos pueden administrarle medicamentos para evitar la coagulación de su sangre. Es posible que le coloquen en una cama con rotación para mantener una buena circulación de la sangre por todo su cuerpo. Esta cama también ayuda a evitar que la compresión sea ejercida en una sola parte de su cuerpo durante un tiempo prolongado.
  • Los síntomas de una embolia pulmonar incluyen un dolor súbito y muy agudo en su pecho, y dificultad para respirar. Expulsar sangre al escupir es otro síntoma de la embolia pulmonar. Si usted siente o nota alguno de estos síntomas, llame a sus médicos. Usted puede recibir uno o más de los siguientes tratamientos.
    • Medias de presión: Son medias elásticas apretadas que se usan para evitar la acumulación de sangre en sus piernas que a su vez causa la formación de coágulos de sangre. Estas medias también son llamadas Ted Hose® o Jobst Stockings®. Estas medias evitan la formación de coágulos de sangre.
    • Botas neumáticas: Estas son unas botas o polainas plásticas que se colocan en los pies o piernas y sobre las medias de presión o vendas elásticas. Las botas o polainas están conectadas a una bomba de aire. La bomba ajusta o afloja en distintas partes de la bota o polaina. Esto ayuda a impulsar la sangre de regreso al corazón y también evita la formación de coágulos de sangre.
    • Filtro de la vena cava: Los médicos pueden sugerir que le coloquen mediante cirugía un filtro especial llamado filtro de vena cava. El filtro se coloca dentro de un vaso sanguíneo, para atrapar los coágulos de sangre. Usted puede necesitar esta cirugía si los medicamentos y otros tratamientos, no han sido suficientes para detener las trombosis venosas profundas y las embolias pulmonares.

¿Qué pasa si no puedo respirar por mis propios medios?

Usted puede necesitar ayuda para respirar, inmediatamente después de la lesión en su médula espinal. Después de una lesión en su médula espinal, los músculos de su cuello pueden convertirse en los principales músculos respiratorios, si la lesión en su médula espinal está ubicada en un nivel alto de su espina dorsal. Usted puede necesitar ventilación asistida si estos músculos no pueden proveerle suficiente aire para vivir. La ventilación asistida puede incluir un marcapasos frénico o un ventilador mecánico.

  • Estimulador o marcapasos eléctrico de nervio frénico: Este aparato electrónico estimula el nervio frénico. Este es el nervio que le da órdenes al diafragma, lo cual, hace que usted inhale. No todas las personas pueden usar este aparato, especialmente si su nervio frénico no responde a la estimulación. El equipo usado para estimular el nervio frénico es pequeño y portátil. Muchas personas que tienen este aparato, también pueden tener tapadas sus sondas (tubos) de traqueotomía, permitiendo una mejor forma de hablar. El estimulador electrónico del nervio frénico es muy costoso y requiere un procedimiento quirúrgico para su colocación. Es frecuente que se necesite un largo periodo de acondicionamiento para aprender la forma de hacerlo. Consulte con su médico para saber si este aparato, es conveniente para usted.
  • Ventilador: Es un aparato especial que se encarga de respirar por usted. Los médicos pueden colocar un tubo (sonda) endotraqueal o de traqueostomía en la parte frontal de su cuello. Pueden conectar el tubo a un ventilador mecánico. El ventilador es graduado para que haga cierto número de respiraciones por minuto. El aparato puede indicar si usted está tratando de hacer una respiración, y ayuda agregando oxígeno adicional, si es necesario. La cantidad de oxígeno adicional que se agrega, depende de los resultados de los exámenes de sangre, que miden la cantidad de oxígeno existente en su sangre. El ventilador tiene una alarma para avisar a los paramédicos, si hay algún problema con el aparato y también informa la cantidad de oxígeno que usted está recibiendo.

¿Tendré que usar un ventilador para siempre por usar uno ahora?

El que usted necesite un ventilador depende del sitio donde haya sido lesionada su médula espinal. También depende de la mejoría que usted haya tenido durante su rehabilitación. Si la lesión es en la parte baja de su médula espinal, es posible que usted necesite el ventilador solamente hasta el momento en que sus músculos respiratorios estén más fuertes. También es posible que usted sólo lo necesite hasta haberse recuperado de problemas respiratorios, como la neumonía. Los médicos pueden ir retirando su ventilador lentamente.

¿Qué significa quitarle el ventilador?

Normalmente, las personas no puedan ser retiradas del ventilador en forma súbita. Por tanto, los médicos hacen un programa para retirarlo a usted del ventilador, siguiendo una serie de pasos. Esto permite que sus músculos respiratorios se vuelvan más fuertes y, también ayuda, a que usted pierda el miedo de estar sin el ventilador.

  • Existen diferentes maneras de retirar a una persona del ventilador. Uno de los métodos es el método trabajo y descanso. El ventilador es programado de manera que le permita a usted respirar por sus propios medios y luego con la ayuda del ventilador.
  • Este paso es seguido por un periodo de descanso, durante el cual, el ventilador hace todo el trabajo de respiración y así sus músculos respiratorios pueden descansar. La fase de trabajo va siendo alargada lentamente, hasta que usted pueda hacer toda la respiración por sus propios medios. La demora para ser retirado del ventilador depende del tiempo que usted haya durado usándolo y también depende de otros factores.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide