Skip to Content

Higiene Pulmonar Después De Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE USTED DEBE SABER:

La higiene pulmonar también recibe el nombre de cuidado respiratorio. Este cuidado es un conjunto de ejercicios y tratamientos que se hacen para que usted pueda respirar mejor y mantenga saludables sus pulmones. La higiene pulmonar es especialmente importante para las personas que han sufrido una lesión en la médula espinal. Sin embargo, muchas personas pueden necesitar este cuidado. Los médicos trabajarán muy de cerca con usted para que sus pulmones funcionen lo mejor posible y prevenir posibles problemas. El grado de dificultad que usted tenga para respirar, depende del sitio donde haya sido lesionada su médula espinal. La higiene pulmonar está compuesta por ejercicios y tratamientos respiratorios; drenaje postural, fisioterapia de tórax, técnicas de tos asistida, y succión.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Medicamentos para la ansiedad: La dificultad para respirar puede causarle a usted mucha ansiedad. Los médicos pueden administrarle medicamentos para la ansiedad para que usted sienta menos nerviosismo y esté más relajado.
  • Esteroides: Este medicamento podría ser administrado para disminuir inflamación.
  • Broncodilatadores: Usted puede necesitar los broncodilatadores para ayudar a expandir los conductos aéreos de sus pulmones y facilitarle su respiración.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

¿Qué es la higiene pulmonar?

  • Ejercicios respiratorios: Ejercicios respiratorios ayudan a evitar que usted contraiga una infección pulmonar. Usted debe hacer estos ejercicios de 3 a 4 veces al día. Trate de hacerlos a la misma hora todos los días. Esto ayudará a que usted recuerde hacerlos.
    • La respiración profunda despeja los conductos que van a sus pulmones. Tome aire profundamente y sosténgalo lo más posible. Luego, expulse el aire vigorosamente. Haga esto 10 veces seguidas.
    • Es posible que le indiquen utilizar un espirómetro para estimular sus respiraciones. Esto le ayudará a respirar con mayor profundidad. Expulse la mayor cantidad posible de aire. Ponga la boquilla plástica en su boca y tome aire lo más profundo que pueda. Sostenga el aire lo más posible. Después, deje salir el aire. Haga esto 10 veces seguidas. Esto ayudará a desprender y expulsar la mucosidad (flemas) acumulada en el fondo de sus pulmones.
  • Tratamientos respiratorios: Usted puede necesitar tratamientos respiratorios para ayudar a abrir sus vías aéreas y así respirar mejor. Se usa una máquina para cambiar el medicamento líquido a un vapor. Usted aspira el vapor dentro de sus pulmones por un conducto o pieza bucal. Los medicamentos vaporizados inhalados actúan rápidamente en sus vías aéreas y pulmones para aliviar sus síntomas.
  • Drenaje postural y fisioterapia de tórax: El drenaje postural y la fisioterapia de tórax ayudan a desprender la mucosidad en sus pulmones. El drenaje postural se hace en posición sentada o acostada y durante 5 minutos en cada una de las distintas posiciones. Esto permite que la gravedad ayude a expulsar la mucosidad. La fisioterapia de tórax es cuando un médico palmotea suavemente su espalda y pecho con las manos. Esto desprende las flemas en sus pulmones para que usted las pueda expulsar fácilmente al toser. Su médico puede usar una máquina para dar golpes sobre su pecho y espalda. Si se hace el drenaje postural y la fisioterapia de tórax al mismo tiempo es aún mejor. No use el drenaje postural ni la fisioterapia de tórax muy cerca de la hora de comer ni tan pronto acabe de comer, porque puede causar molestias estomacales.
  • Tos asistida: Si su diafragma y los músculos de su pecho no funcionan correctamente, puede serle difícil toser y expulsar la mucosidad. La tos asistida es una manera de convertir la tos débil en tos fuerte. Un médico coloca una mano encima de la otra y las coloca en medio de sus costillas y su ombligo. Al mismo tiempo que usted trata de toser, su médico presiona con las manos hacia arriba en la dirección de las costillas. Esto debe repetirse tres veces como mínimo o hasta que usted expulse la mucosidad.
  • Succión: Es posible que los ejercicios y tratamientos respiratorios, el drenaje postural y la fisioterapia de tórax, no puedan desprender y expulsar la mucosidad de sus pulmones. Puede ser necesario que usted use un aparato llamado "cofflater" (aparato para desprender y remover secreciones pulmonares) o que haga succión traqueal.
    • Dispositivo "Cofflater": Es un aparato de vacío (parecido a una aspiradora) que se coloca sobre su nariz y boca o en la sonda de traqueotomía durante unos segundos. Este aparato inyecta aire de presión positiva dentro de sus pulmones para inflarlos y luego la presión positiva cambia rápidamente a presión negativa. Esto hace que las bolsas de aire liberen sus mucosidades y produce una tos para expulsar tales mucosidades. Algunas personas no pueden usar este aparato. Enfermedades y condiciones pulmonares, problemas cardíacos o un tórax lesionado, no permiten usar este aparato. Pregúntele a su médico si es conveniente para usted el uso de este aparato.
    • Succión traqueal: Una sonda delgada y esterilizada que va conectada a un aparato succionador, es insertada a través de su tráquea. La succión desprende la mucosidad de sus pulmones. La succión traqueal puede causar problemas, por tanto, es mejor usar otros métodos y aclarar o adelgazar primero la mucosidad.

¿Qué es una embolia pulmonar?

  • Una embolia pulmonar es una condición que se presenta cuando un trombo (coágulo sanguíneo) bloquea una arteria pulmonar. Las embolias pulmonares son problemas comunes después de una lesión en la médula espinal y también son una amenaza para su vida. Los médicos pueden administrarle medicamentos para evitar la coagulación de su sangre. Es posible que le coloquen en una cama con rotación para mantener una buena circulación de la sangre por todo su cuerpo. Esta cama también ayuda a evitar que la compresión sea ejercida en una sola parte de su cuerpo durante un tiempo prolongado.
  • Los síntomas de una embolia pulmonar incluyen un dolor súbito y muy agudo en su pecho, y dificultad para respirar. Expulsar sangre al escupir es otro síntoma de la embolia pulmonar. Si usted siente o nota alguno de estos síntomas, llame a sus médicos. Usted puede recibir uno o más de los siguientes tratamientos.
    • Medias de presión: Son medias elásticas apretadas que se usan para evitar la acumulación de sangre en sus piernas que a su vez causa la formación de coágulos de sangre. Estas medias también son llamadas Ted Hose® o Jobst Stockings®. Estas medias evitan la formación de coágulos de sangre.
    • Botas neumáticas: Estas son unas botas o polainas plásticas que se colocan en los pies o piernas y sobre las medias de presión o vendas elásticas. Las botas o polainas están conectadas a una bomba de aire. La bomba ajusta o afloja en distintas partes de la bota o polaina. Esto ayuda a impulsar la sangre de regreso al corazón y también evita la formación de coágulos de sangre.
    • Filtro de la vena cava: Los médicos pueden sugerir que le coloquen mediante cirugía un filtro especial llamado filtro de vena cava. El filtro se coloca dentro de un vaso sanguíneo, para atrapar los coágulos de sangre. Usted puede necesitar esta cirugía si los medicamentos y otros tratamientos, no han sido suficientes para detener las trombosis venosas profundas y las embolias

¿Qué pasa si no puedo respirar por mis propios medios?

Es posible que usted necesite respiración asistida. La ventilación asistida puede incluir un marcapasos o estimulador frénico o un ventilador mecánico.

  • Estimulador o marcapasos eléctrico de nervio frénico: Este aparato electrónico estimula el nervio frénico. Este es el nervio que le da órdenes al diafragma, lo cual, hace que usted inhale. No todas las personas pueden usar este aparato, especialmente si su nervio frénico no responde a la estimulación. El equipo usado para estimular el nervio frénico es pequeño y portátil. Muchas personas que tienen este aparato, también pueden tener tapadas sus sondas (tubos) de traqueotomía, permitiendo una mejor forma de hablar. El estimulador electrónico del nervio frénico es muy costoso y requiere un procedimiento quirúrgico para su colocación. Es frecuente que se necesite un largo periodo de acondicionamiento para aprender la forma de hacerlo. Consulte con su médico para saber si este aparato, es conveniente para usted.
  • Ventilador: Es un aparato especial que se encarga de respirar por usted. Los médicos pueden colocar un tubo (sonda) endotraqueal o de traqueostomía en la parte frontal de su cuello. Pueden conectar el tubo a un ventilador mecánico. El ventilador es graduado para que haga cierto número de respiraciones por minuto. El aparato puede indicar si usted está tratando de hacer una respiración, y ayuda agregando oxígeno adicional, si es necesario. La cantidad de oxígeno adicional que se agrega, depende de los resultados de los exámenes de sangre, que miden la cantidad de oxígeno existente en su sangre. El ventilador tiene una alarma para avisar a los paramédicos, si hay algún problema con el aparato y también informa la cantidad de oxígeno que usted está recibiendo.

¿Puedo regresar a casa si necesito un ventilador?

Usted puede regresar a su casa con un ventilador portátil que puede conectarse a cualquier enchufe de la casa o a una batería para obtener energía. Si usted no tiene un ventilador, puede usar un resucitador manual. Este es un aparato que parece un balón y sirve para proveerle aire si usted no tiene un ventilador. El resucitador es acoplado a su traqueostomía. La bolsa es apretada suavemente para inyectar aire a sus pulmones. Este resucitador manual debe permanecer con usted a toda hora. Tenga la seguridad de que sus familiares y paramédicos sepan usar el resucitador.

¿Tendré que usar un ventilador para siempre por usar uno ahora?

El que usted necesite un ventilador depende del sitio donde haya sido lesionada su médula espinal. También depende de la mejoría que usted haya tenido durante su rehabilitación. Si la lesión es en la parte baja de su médula espinal, es posible que usted necesite el ventilador solamente hasta el momento en que sus músculos respiratorios estén más fuertes. También es posible que usted sólo lo necesite hasta haberse recuperado de problemas respiratorios, como la neumonía. Los médicos pueden ir retirando su ventilador lentamente.

¿Qué significa quitarle el ventilador?

  • Normalmente, las personas no puedan ser retiradas del ventilador en forma súbita. Por tanto, los médicos hacen un programa para retirarlo a usted del ventilador, siguiendo una serie de pasos. Esto permite que sus músculos respiratorios se vuelvan más fuertes y, también ayuda, a que usted pierda el miedo de estar sin el ventilador.
  • Existen diferentes maneras de retirar a una persona del ventilador. Uno de los métodos es el método trabajo y descanso. El ventilador es programado de manera que le permita a usted respirar por sus propios medios y luego con la ayuda del ventilador. Este paso es seguido por un periodo de descanso, durante el cual, el ventilador hace todo el trabajo de respiración y así sus músculos respiratorios pueden descansar. La fase de trabajo va siendo alargada lentamente, hasta que usted pueda hacer toda la respiración por sus propios medios. La demora para ser retirado del ventilador depende del tiempo que usted haya durado usándolo y también depende de otros factores.

¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas respiratorios?

Para prevenir los problemas respiratorios usted puede hacer lo siguiente:

  • Actividad: Es muy importante permanecer lo más activo posible. Los pulmones normalmente tienen mucosidad clara (delgada) en forma de esputos. Debido a la lesión en la médula espinal, los pulmones pueden producir mucha mucosidad que puede ser muy espesa como para moverse libremente por sus pulmones. Para evitar que la mucosidad se quede en un solo sitio usted tiene que moverse lo más posible.
  • Dieta saludable: El consumo de alimentos saludables le ayuda a sentirse mejor y a tener más energía. También puede ayudarle a mejorar con más rapidez. Pregúntele a su médico si es necesario que usted siga una dieta especial. Si no tiene que seguir una dieta especial, consuma diariamente diferentes alimentos de los siguientes grupos:
    • Panes, cereales, arroz y pastas.
    • Vegetales.
    • Frutas.
    • Leche, yogur y queso.
    • Carne, aves (pollo), pescado, legumbres secas, huevos y nueces.
    • Pregúntele a su médico la cantidad de porciones de grasas, aceites y dulces, que deberían incluirse en su dieta.
  • Consumo de líquidos: Los líquidos mantienen clara la mucosidad de sus pulmones. Usted debe seguir los consejos de su médico sobre la cantidad de líquidos que puede tomar si está en el programa para manejo de su vejiga. Beba diariamente entre 6 y 8 tazas (8 onzas) de líquido, si su programa se lo permite. Los mejores líquidos para tomar son: agua, jugos y leche. Limite la cantidad de cafeína que usted consume. La cafeína se encuentra en el café, el té, las gaseosas y en las bebidas para deportivas. Usted sabrá si está tomando suficientes líquidos si su orina es clara o de color amarillo pálido.
  • Uso de un humidificador: El uso de un humidificador humedece el aire de su hogar. El aire húmedo facilita la expulsión de sus flemas o mucosidad en los pulmones. Lave diariamente el humidificador con agua caliente y jabón para mantenerlo libre de microbios.
  • Dejar de fumar: Nunca es tarde para dejar de fumar ya que hacerlo es perjudicial para el corazón, los pulmones y la sangre. Si usted fuma puede ser más propenso a sufrir un ataque cardíaco, una enfermedad pulmonar o contraer cáncer. Es especialmente peligroso fumar si usted tiene una lesión en su médula espinal y problemas respiratorios. Dejar de fumar es conveniente para usted y las personas que lo rodean. Si tiene problemas para dejar de fumar, solicite a los médicos más información relacionada con los métodos para dejar de hacerlo.

¿Dónde puedo conseguir apoyo emocional?

  • Sufrir una lesión en la médula espinal es un inconveniente que cambia su vida y la de su familia. Es difícil aceptar que usted ha sufrido una lesión en su médula espinal. Usted y aquellos que lo rodean, pueden sentir disgusto, tristeza o temor. Estos sentimientos son normales. Hable con sus médicos, familiares o amigos, acerca de sus sentimientos. Permita que estas personas le ayuden. Anime a quienes le rodean a que hablen con sus médicos sobre la forma como transcurre la vida en su hogar. Su médico puede ayudar a su familia a que entienda mejor la forma de apoyar a una persona con lesión en la médula espinal.
  • También es posible que usted quiera unirse a un grupo de apoyo. Este grupo está compuesto por personas que también tienen lesiones en la médula espinal. Pregúntele a su médico los nombres y números telefónicos de los grupos de apoyo que existen en su ciudad. También puede ponerse en contacto con una de las siguientes organizaciones nacionales para conseguir más información:
    • Paralyzed Veterans of America
      801 Eighteenth Street NW
      Washington, DC , 20006
      Phone: 1- 800 - 424-8200
      Web Address: www.pva.org
    • National Spinal Cord Injury Association
      1 Church Street, Suite 600
      Rockville , MD 20850
      Phone: 1- 800 - 962-9629
      Web Address: www.spinalcord.org
    • American Spinal Cord Association
      2020 Peachtree Road, NW
      Atlanta, Georgia , 30309-1402
      Phone: 1- 404 - 355-9772
      Web Address: www.asia-spinalinjury.org

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted piensa que el ventilador no le está suministrando suficiente oxígeno.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide