Skip to Content
Is it Exocrine Pancreatic Insufficiency? Get more info

Hernia Ventral En Niños

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una hernia ventral en niños?

Una hernia ventral es un abultamiento a través de una abertura anormal en la pared de los músculos abdominales de su niño. Este bulto frecuentemente es parte del intestino de su niño, pero también puede ser tejido o grasa. Los dos tipos de hernias ventrales que pueden ocurrir en los niños son la epigástrica y la hernia de Spigelian. Una hernia epigástrica usualmente ocurre más arriba del ombligo de su niño. La hernia de Spigelian es rara en los niños, pero puede ocurrir en un lado del abdomen inferior de su niño.

¿Qué causa una hernia ventral en niños?

Su niño puedo tener una hernia ventral si nació con músculos abdominales debilitados. Esto puede ocurrir si sus músculos abdominales no se desarrollaron completamente antes de nacer. Su niño pudo haber nacido con una hernia o la pudo haber desarrollado más tarde.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una hernia ventral en niños?

  • Un abultamiento o inflamación en el abdomen de su niño
  • Una marca púrpura o azul en el abdomen o enrojecimiento cerca del ombligo de su niño
  • Náusea y vómitos
  • Dolor en el abdomen de su niño que puede empeorar al llorar o realizar una evacuación intestinal
  • Estreñimiento o sangre en las heces

¿Cómo se diagnostica una hernia ventral en niños?

El médico de su niño revisará y sentirá el abultamiento en el abdomen de su niño. Él le preguntará acerca del historial médico de su niño. También puede que le haga análisis de sangre a su niño para averiguar si la hernia de su niño está infectada. Su niño también podría necesitar cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Escán TC: Una máquina especial de rayos X usa una computadora para tomar imágenes del cuerpo de su niño. Un TC escán puede ayudar al médico a averiguar si su niño tiene una hernia ventral. El médico también puede ver el tamaño de la hernia de su niño y qué la está causando. El médico de su niño puede administrarle un colorante a su niño para que las imágenes se vean mejor. Personas alérgicas al yodo o a los mariscos (langosta, cangrejo o camarones) podrían ser alérgicos a ciertos colorantes. Informe al médico de su niño si su niño es alérgico a los mariscos o si él tiene otras alergias o condiciones médicas.
  • Imágenes con Resonancia Magnética: Un IRM usa un imán poderosos y hondas sonoras para tomar imágenes del la parte interior del cuerpo de su niño. Los médicos podría usar el IRM para mirar dentro del cerebro, músculos, articulaciones, huesos, o vasos sanguíneos de su niño. Nunca entre a la sala de la IRM con cualquier objeto metálico. Esto podría causar una seria lesión.
  • Ultrasonido: Un ultrasonido abdominal es una prueba para mirar dentro del abdomen de su niño. Se usan hondas sonoras para enseñar imágenes de su hernia en una pantalla tipo televisión.
  • Rayos X: El médico de su niño podría tomar una radiografía de su abdomen. Las radiografías abdominales son imágenes de los órganos dentro del abdomen de su niño. Los médicos usan estas imágenes para buscar problemas como hernia.

¿Cómo se trata la hernia ventral de mi niño?

  • Reducción de la hernia: El médico de su niño puede empujar la hernia de regreso dentro del abdomen de su niño sin cirugía. Esto se llama reducir la hernia.
  • Laparoscopia: Durante la laparoscopia, pequeñas incisiones se hacen en el abdomen de su niño. El médico de su niño introducirá un lente y otras herramientas a través de las incisiones y arreglará la hernia de su niño. El lente es un tubo largo y flexible con una cámara en la punta. Después que se arregla la hernia de su niño, el médico de su niño cerrará las incisiones en los músculos y la pared abdominal con suturas. Pídale al médico de su niño más información acerca de este procedimiento.
  • Cirugía abierta: Durante la cirugía abierta, el médico de su niño hará una incisión en el abdomen de su niño para arreglar la hernia. El médico de su niño buscará la hernia y cortará el tejido a su alrededor. Él extraerá la grasa o tejido en exceso.

¿Qué problemas podrían causar una hernia ventral en mi niño?

  • Su niño puede tener dolor después de la cirugía o tener una seroma. Una seroma es un bolso de fluido que puede necesitar ser extraído utilizando una aguja. Su niño puede obtener una infección en su herida. Puede que él también tenga una reacción alérgica al medicamento anestético que se utiliza durante la cirugía. Las vasos sanguíneos también pueden ser dañados y puede que él sangre más de lo esperado. Otros órganos en el abdomen de su niño también pueden ser dañados. El abdomen de su niño se puede inflamar si el médico empuja la hernia de regreso dentro del abdomen. El intestino de su niño también puede ser dañado. Aun con tratamiento, la hernia puede ocurrir nuevamente y su niño necesitará tener una cirugía.
  • Sin tratamiento, la hernia de su niño se puede engrandecer y ser más dolorosa. Su niño puede tener dolor que empeora. Parte del intestino de su niño se puede atrapar o torcer y ser obstruido. Esto puede causar que su niño no tenga evacuaciones intestinales. Esto también puede causar un flujo de sangre disminuido al intestino de su niño y el intestino puede empezar a morir. Esto también puede amenazar la vida de su niño.

¿Cómo puedo ayudar a mi niño a prevenir una hernia ventral?

  • Bajar de peso puede ayudarlo a prevenir una hernia ventral si su niño está sobrepeso u obeso. Pídale al médico una dieta adecuada para su niño.
  • Consulte con su médico cómo prevenir el estreñimiento. Esto podría ayudar evitar que su niño haga mucho esfuerzo al realizar sus evacuaciones intestinales. Caminar y otros ejercicios también puede ayudar que su niño tenga evacuaciones intestinales regulares. Tomar suficiente agua y consumir alimentos como las frutas, trigo, y jugo de ciruela, también podría ayudar. Los médicos podrían administrarle a su niño medicamento de fibra o una píldora para ablandar sus evacuaciones y para que sean más regulares.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

Comuníquese con el médico de su niño si:

  • Usted nota o siente un abultamiento en el abdomen de su niño.
  • Su niño ha vomitado.
  • Su niño tiene estreñimiento.
  • Después de la cirugía, su niño tiene sangrado o pus de o cerca de la herida.
  • Después de la cirugía, su niño tiene inflamación súbita en el abdomen.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de su niño.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • Su niño tiene fiebre.
  • El abdomen de su niño está muy duro.
  • La hernia de su niño está púrpura o azul.
  • Su niño tiene dolor en su abdomen o espalda que no desaparece, aun después de haber tomado medicamento contra el dolor.
  • Después de la cirugía, la herida de su niño sangra sin cesar.
  • Su niño repentinamente tiene dificultad para respirar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide