Skip to Content

Heridas Penetrantes Del Páncreas

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La heridas penetrantes también son llamadas lesiones penetrantes. Estas pueden ser causadas por cualquier cosa que atraviese la piel y se introduzca al cuerpo. Las heridas penetrantes del páncreas pueden causar un desgarro, cortada o magulladura al órgano. Estas también pueden dar como resultado un órgano severamente dañado con sangrado. Las heridas del abdomen por arma de fuego o por puñaladas o las heridas derivadas de un accidente pueden lesionar este órgano. La metralla, los fragmentos pequeños de una granada u otros objetos puntiagudos y filosos pueden causar también heridas penetrantes. El páncreas es un órgano detrás del estómago que produce enzimas que lo ayudan a digerir los alimentos.

  • Los signos y síntomas pueden incluir sangrado o dolor y sensibilidad en su abdomen. También pueden observarse moretones, hinchazón o quemaduras en el área lesionada. Una completa exploración de su cuerpo, que incluya su piel, tórax, espalda y abdomen, puede ayudar a diagnosticar lesiones penetrantes. Los estudios de imagen que registren imágenes de su abdomen, como las radiografías, el ultrasonido y la tomografía computarizada, podrán realizarse. El tratamiento puede incluir el drenaje, o la cirugía para reparar o extraer parte del páncreas lesionado. El tipo de cirugía que necesite dependerá de sus síntomas, condición y de que tan graves sean sus lesiones. Con el tratamiento, como la cirugía, su páncreas puede sanar con el tiempo y prevenirse problemas más graves.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Descanso:

Descanse cuando usted sienta que es necesario. Comience lentamente y haga más cada día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Su piel se torna inflamada, con comezón o desarrolla algún salpullido.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Tiene dudas o preocupación acerca de su enfermedad, tratamiento o cuidados.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Tiene dolor en su abdomen o lo siente más lleno o sensible de lo normal.
  • Se siente somnoliento súbitamente o tiene vómito.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide