Skip to Content

Hemodiálisis

LO QUE NECESITA SABER:

La hemodiálisis es un procedimiento para extraer de su sangre los químicos, toxinas y el exceso de líquidos. La hemodiálisis hace la función que sus riñones no pueden hacer, como en el caso de la insuficiencia renal crónica. Una máquina saca la sangre de su arteria y la bombea por un riñón artificial. El riñón artificial o dializador retira de su sangre los químicos, desechos y el exceso de líquidos. Una vez se ha extraído lo anterior, la sangre limpia del dializador se devuelve a su cuerpo a través de una de sus venas. Puede que usted necesite hemodiálisis por el resto de su vida.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Le pueden administrar eritropoyetina y vitaminas. La eritropoyetina es un medicamento que reemplaza un químico similar que es producido por los riñones saludables, el cual ayuda a su cuerpo a producir glóbulos rojos y prevenir la anemia (bajos niveles de glóbulos rojos en la sangre). Su médico de cabecera o nefrólogo le informará si usted necesita tomar medicamentos con hierro o ácido fólico. Estas vitaminas pueden ayudar a su cuerpo a producir glóbulos rojos. Es posible que usted también necesite tomar calcio para prevenir o tratar enfermedades óseas que a veces ocurren con la insuficiencia renal.
  • Tome su medicamento según lo indicado. Consulte con su médico de cabecera si usted cree que su medicamento no está ayudando o si presenta efectos secundarios. Coméntele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista de los medicamentos, vitaminas y hierbas que tome. Incluya la cantidad, cuando y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de las pastillas a las citas programadas. Se le recomienda llevar consigo la lista de los medicamentos en caso de una emergencia.

Acuda a la cita programada con su médico de cabecera o nefrólogo según indicado:

Anote sus preguntas para que recuerde preguntarlas durante sus citas.

El cuidado de la fístula o el injerto arteriovenoso:

  • Limpie cada día con agua y jabón la piel encima de su fístula o injerto.
  • Usted puede quitarse el vendaje de la fístula o injerto en 4 o 6 horas después de la hemodiálisis.
  • Revise su fístula o injerto cada día en busca de un buen flujo sanguíneo tocándolo con la punta de sus dedos. La sensación zumbante significa que está funcionando.
  • Revise si tiene una hemorragia, dolor, enrojecimiento, o inflamación. Estos pueden ser signos de una infección o una fístula o injerto obstruido.
  • Prevenga daños en la fístula o injerto. No deje que nadie tome su presión arterial o que le extraigan sangre del brazo que tiene la fístula o el injerto. No duerma sobre ese brazo. No use ropa o prendas apretadas.

Dieta para la diálisis:

Su médico de cabecera le informará que cambios usted necesita hacer con los alimentos que consume. Un dietista puede ayudarle a diseñar un plan alimenticio o de comidas.

  • Usted tendrá que limitar el consumo de potasio, fósforo, sodio (sal) y líquidos. Usted necesitará más proteína que la que necesitaba antes de empezar con la diálisis. Es posible que sea difícil consumir suficientes alimentos. Su dietista le puede recomendar que usted adicione calorías si usted está adelgazando. Pregúntele a su dietista por más información sobre la dieta para la diálisis.
  • Pregunte cuáles líquidos y la cantidad que debe consumir. Anote la cantidad de líquido que usted consume cada día. Recuerde contar los cubos normales de hielo y los cubos pequeños de hielo. También debe contar los alimentos que contienen líquidos. Los cuales son sopas, salsas, gelatina, helado (nieve) y paletas. Trate de beber sólo cuando tenga sed. Limite la cantidad de cafeína que consume.
  • Chupe caramelos duros o mastique chicles que lo ayuden a mantener la boca húmeda sin tener que beber líquidos. Trozos de limón también pueden ayudarle a mantener la boca húmeda.

Comuníquese con su médico de cabecera o nefrólogo sí:

  • Usted tiene fiebre.
  • No siente una sensación zumbante en su fístula o injerto.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Su piel tiene picazón o salpullido.
  • No puede acudir a su cita de seguimiento o diálisis.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque atención médica inmediatamente o llame al 911 sí:

  • Sus vendajes están empapados de sangre.
  • La piel alrededor de su fístula o injerto se siente muy adolorida, caliente, roja, o inflamada.
  • Usted está orinando muy poco o nada en absoluto.
  • No puede comer o beber porque está vomitando.
  • Sus dedos están azulados o pálidos o se sienten fríos al tacto.
  • Usted está respirando rápidamente o tiene un ritmo cardíaco rápido.
  • Usted se siente confundido, mareado, o desvanecido.
  • Usted repentinamente tiene un dolor en el pecho o dificultad para respirar.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide