Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Gingivoestomatitis En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La gingivoestomatitis es una condición que provoca llagas dolorosas en los labios, la lengua, las encías y el interior de la boca. La gingivoestomatitis es causada por el virus del herpes simple. Los virus se propagan fácilmente a través de la saliva, de los juguetes que se comparten, los vasos o los utensilios para comer. Las úlceras bucales hacen que sienta dolor al tragar, así que posiblemente su niño no quiera comer o tomar nada. Las úlceras generalmente sanan en 2 semanas. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor y ayudar a su niño a sentirse mejor.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 en caso de cualquiera de lo siguiente:

  • Su niño tiene una convulsión.
  • Su niño está débil o somnoliento todo el tiempo y es difícil para despertarlo.
  • La respiración de su niño es rápida y su piel se siente caliente o fría al tacto.

Busque atención médica inmediatamente si:

  • Su niño no quiere comer ni beber nada.
  • Su niño no tiene lágrimas cuando llora.
  • Usted ve menos pañales mojados, o su niño orina con menos frecuencia de lo normal.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • La fiebre de su niño regresa, aún con medicamento.
  • Su niño presenta molestia estomacal, diarrea, salpullido o un dolor de cabeza después de tomar el medicamento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Medicamentos:

Su niño podría necesitar cualquiera de lo siguiente:

  • El acetaminofeno disminuye el dolor y la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre éstos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • El medicamento anestésico ayuda a disminuir el dolor para que su niño pueda comer o beber más fácilmente. Si su niño tiene la edad suficiente, podría hacer buches con el líquido en su boca y luego escupirlo en el lavabo. También puede poner el medicamento en las llagas de la boca con un hisopo de algodón. Pregúntele al proveedor de salud cómo administrar el medicamento anestésico a su niño.
  • El medicamento antiviral ayuda a tratar una infección viral.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Administre a su niño su medicamento como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.

Controle los síntomas de su niño:

  • Lave los dientes y lengua de su niño. El mal aliento y una lengua sucia son problemas comunes con la gingivoestomatitis. Suavemente y con cuidado, cepille los dientes de su niño cada día. Consulte con su proveedor de salud acerca de un enjuague para eliminar los gérmenes en la boca de su niño .
  • Ofrézcale a su niño alimentos y bebidas blandas y refrescantes. Anime a su niño a que coma y tome líquidos, aún si su boca tiene llagas. El puré de manzana, la gelatina o algún dulce congelado son buenas opciones. No le de alimentos y bebidas saldados o ácidos, como jugo de naranja. No le de a su niño alimentos duros, como palomitas de maíz, papas fritas o pretzels. Consulte con su proveedor de salud acerca de las bebidas nutritivas si su niño no puede comer.
  • Evite propagar el virus a otras personas. Lávese sus manos con frecuencia y su niño también. No comparta alimentos o bebidas. Limpie todos los juguetes y utensilios con frecuencia. Es posible que usted no pueda llevar a su niño a la escuela o guardería y necesite mantenerlo en casa.
  • Ayude a su niño a descansar tanto como sea posible.

Programe una cita con el proveedor de salud de su niño tal como se le indique:

Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas de seguimiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide