Skip to Content
Know what to ask with our GIST Doctor Discussion Guide

Gastroparesis Diabética

CUIDADO AMBULATORIO:

La gastroparesis diabética

es un tipo de daño en los nervios que hace que la digestión se vuelva más lenta. Los niveles elevados de azúcar en la sangre de la diabetes pueden dañar los nervios y los tejidos de su estómago. Su estómago no se vacía de la forma normal. La gastroparesis también se conoce como vaciado gástrico lento. Sus síntomas podrían empeorar si usted toma alcohol o fuma.

Los signos y síntomas comunes son:

  • Estreñimiento que podría ser reemplazado por diarrea en ocasiones
  • Niveles altos o bajos de azúcar en la sangre que no puede controlar
  • Náuseas, vómitos o pérdida del apetito
  • Inflamación estomacal o sensación de estar lleno al empezar a comer
  • Calambres, inflamación o dolor repentinos en el abdomen
  • Acidez estomacal

Busque atención médica de inmediato si:

  • Sus vómitos empeoran o usted vomita durante más tiempo que de costumbre.
  • Usted orina menos que de costumbre y tiene la boca seca.
  • Se siente mareado y débil, o se ha desmayado.
  • Usted tiene dolor intenso en el estómago o abdomen.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su nivel de azúcar en la sangre es más alto o más bajo de lo recomendado por sus médicos.
  • Usted sigue con dolor e inflamación en el abdomen.
  • Usted continúa teniendo náuseas y vómitos, o no puede comer.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la gastroparesis diabética

podría incluir medicamentos para ayudar a que los músculos de su estómago muevan los alimentos y líquidos más rápidamente. Puede que también necesite medicamentos para detener las náuseas y los vómitos. Una sonda gástrica podría colocarse si su gastroparesis es severa.

El manejo de su síntomas:

  • Camine después de comer. Esto puede ayudar a digerir la comida más rápidamente.
  • Siga el plan de alimentación que su proveedor o su dietista le proporcionaron. Este plan alimenticio puede ayudar a aliviar sus síntomas. Las siguientes sugerencias también podrían ser de utilidad para controlar sus síntomas:
    • Ingiera menos grasa y fibra. Es posible que su estómago tenga dificultad para digerir los alimentos con un alto contenido de grasa y fibra. Es probable también que usted tenga que evitar frutas y vegetales como las naranjas y el brócoli.
    • Tome 4 a 6 comidas pequeñas al día. Para su estómago es más fácil digerir comidas más pequeñas y más frecuentes.
    • Tome más líquido con las comidas. Su médico podría recomendarle que ingiera alimentos líquidos, como sopa. Los alimentos líquidos son más fáciles de digerir que los sólidos.
    • Pregunte si debe licuar la comida. Los alimentos licuados son más fáciles de digerir. Pregunte qué comidas debe licuar y cómo hacerlo correctamente.
    • Pregunte si debería tomar vitaminas usted puede necesitar y cómo añadirlas a sus comidas.
  • No fume. La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos, provocar una digestión más lenta y hacer que sea más difícil controlar su diabetes. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • No tome alcohol. El alcohol puede retardar más su digestión.
  • Siga su plan de tratamiento de la diabetes. Es posible que deba comprobar su nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia. La digestión es más lenta y los síntomas pueden empeorar cuando el nivel de azúcar en la sangre es elevado.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide