Skip to Content

Ganglión Quístico

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un ganglión quístico?

Un ganglión quístico es una acumulación anormal de líquido debajo de la piel. Son más comunes en las muñecas, pies o tobillos, pero pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo. La causa es desconocida. Es posible que usted tenga un mayor riesgo de un ganglión quístico si se lesiona su articulación.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un ganglión quístico?

  • Una protuberancia redonda y firme
  • Una protuberancia que cambia de tamaño y podría desaparecer o reaparecer
  • Adormecimiento, inflamación o debilidad muscular alrededor de la articulación en donde usted tiene el quiste
  • Dolor en la articulación en donde está el quiste

¿Cómo se diagnostica un ganglión quístico?

Su médico examinará el quiste y le preguntará desde cuándo lo ha tenido. Él moverá la articulación alrededor para sentir el quiste y ver si se mueve. Infórmele si el quiste interfiere con sus actividades diarias. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Una ecografía utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes de su quiste en un monitor.
  • Una resonancia magnética (RM) toma imágenes de su articulación para mostrar el quiste. Es posible que le administren un tinte para ayudar a que la articulación se aprecie mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata un ganglión quístico?

Usualmente un ganglión quístico desaparece por si solo. No intente reventarlo o abrirlo usted mismo. Esto puede provocar que regrese. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos esteroideos podrían inyectarse adentro del quiste para disminuir la inflamación.
  • Succión para drenar el quiste con una aguja.
  • Cirugía podría ser necesaria para extirpar el quiste.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Asista a terapias de la mano. Un terapista de la mano le enseña ejercicios para ayudarlo a mejorar el movimiento y la fuerza, y a disminuir el dolor.
  • Use una férula como se le indique para apoyar y proteger la articulación en donde está el quiste. Esto limitará el movimiento y ayudará a que el quiste se haga más pequeño.
  • Cuide su herida después de una aspiración o cirugía. Cuide el área del quiste como se le indique. Descanse su articulación por 48 horas. Coloque hielo en su herida por 15 a 20 minutos cada hora como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted continúa teniendo dolor, aun después del tratamiento.
  • Su quiste regresa o se agranda.
  • Usted tiene debilidad, adormecimiento, rigidez o inestabilidad en su extremidad en donde se encuentra el quiste.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide