Skip to Content

Gammagrafía ósea

LO QUE NECESITA SABER:

La gammagrafía ósea o gammagrafía del hueso, es un procedimiento para revisar los huesos del cuerpo. Esta muestra imágenes de cualquier fractura, daño o enfermedad del hueso.

COMO PREPARARSE:

Antes del procedimiento:

  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su procedimiento.
  • Infórmele a su médico si usted está o piensa que usted podría estar embarazada.
  • Informe al médico si ha tenido una infección, fracturas o una enfermedad en los huesos en el pasado. Infórmele al médico si usted ha tenido una gammagrafía ósea o algún otro examen antes y los resultados. También dígale al médico si usted ha tenido cirugías previas, como una cirugía para reparar o sustituir una articulación.
  • Dígale al médico si usted tiene algún problema en los riñones, como insuficiencia renal. También infórmele si usted debe limitar la cantidad de líquido que ingiere debido a una condición médica.

La noche antes de su procedimiento:

  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de su procedimiento:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Los médicos podrían colocar un tubo intravenoso (IV) en su vena. Por lo general eligen una vena del brazo. Por el tubo intravenoso, pueden darle líquidos y medicina.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

A usted le administrarán una pequeña cantidad de trazador radioactivo en una vía IV. El médico podría tomar imágenes poco después de que el trazador ingrese en el cuerpo. La mayoría de las veces, las imágenes de la gammagrafía ósea se toman de 2 a 5 horas después de que le administraron el trazador. Algunas gammagrafías óseas podrían realizarse hasta 24 horas después de que se le administró el trazador. Usted también necesitará orinar justo antes de que le tomen las imágenes. Mientras se toman las imágenes, a usted le podrían pedir que se recueste sobre una mesa. Es posible que le coloquen almohadas debajo de las rodillas para apoyar la espalda. No se mueva ni hable. Es posible que se usen dispositivos, como tableros para el brazo y sacos de arena, para ayudarle a mantenerse en una posición.

Después del procedimiento:

Cuando la gammagrafía se complete y se retire la vía IV, es posible que pueda volver a casa. Si usted va a permanecer en el hospital, lo transfieren a su habitación nuevamente. Pregúntele al médico cuándo recibirá los resultados de la gammagrafía ósea. Ingiera líquidos en abundancia durante 24 horas después de la gammagrafía ósea para ayudarlo a eliminar el trazador del cuerpo. Dígale al médico si usted es madre y amamanta actualmente. Usted necesitará extraer y desechar la leche materna hasta por 2 días.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted está retrasado o no va a llegar a la cita para la gammagrafía ósea.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la gammagrafía ósea.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Las señales y síntomas empeoran de repente.

RIESGOS:

  • Es posible que usted necesite otra gammagrafía si las imágenes no están claras. Esto puede ocurrir si usted se mueve durante el examen o si las imágenes se toman demasiado pronto después de que le administraron el trazador. Si usted tiene una prótesis, puede dificultar que se vean algunas áreas del hueso. Es posible que los médicos no puedan ver claramente ciertas áreas si la vejiga está llena. La gammagrafía podría no mostrar áreas de daño o enfermedades óseas. Eso podría mostrar áreas anormales, incluso cuando el hueso es normal. Usted será expuesto a radiación durante una gammagrafía ósea.
  • Si a usted no le realizan una gammagrafía ósea, es posible que tenga daños o alguna enfermedad en los huesos que no se descubrirán. Si usted tiene algún daño desconocido en los huesos, como una fractura, el dolor y otros síntomas podrían empeorar. Es posible que usted no obtenga el tratamiento que necesita si tiene cáncer, una infección en los huesos u otra enfermedad ósea.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide