Skip to Content
Know what to ask with our GIST Doctor Discussion Guide

Fístula Traqueoesofágica

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una fístula traqueoesofágica, o FTE, es una conexión anormal que se presenta entre la tráquea y el esófago. La tráquea es el conducto a través del cual pasa el aire que respiramos en su camino hacia los pulmones. El esófago es el conducto que lleva los alimentos desde la boca hasta el estómago. La FTE puede ser congénita (algo que ocurre antes del nacimiento) o puede ocurrir en cualquier momento durante la vida. Debido a la FTE, el aire puede pasar desde la tráquea hacia el estómago o los alimentos desde el esófago hacia los pulmones. Esto puede conducir a que se presenten problemas respiratorios o de deglución, los cuales podrían ser graves y amenazar su vida.
  • Los signos y síntomas de la FTE son: abdomen agrandado, salivación, o mucosidad (secreciones) excesiva en la boca. También puede presentar dificultad para respirar y deglutir (tragar), como falta de aliento o tos al pasar los alimentos. La FTE puede diagnosticarse mediante los siguientes exámenes: radiografía de tórax, trago de bario, broncoscopia, tomografía axial computarizada (TAC) o endoscopia. El tratamiento dependerá de la causa fundamental de la FTE y de la gravedad de la misma. Para tratar la FTE, usted puede necesitar medicamentos, oxígeno, un stent o una cirugía. Con tratamientos, tales como medicamentos y cirugía, la FTE puede ser curada y su calidad de vida podría mejorar.

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado.

Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Dieta:

  • Es posible que usted sea incapaz de comer a través de su boca, durante un periodo de tiempo. Un médico, llamado dietista, hablará con usted sobre su alimentación y nutrición. Un terapeuta en deglución también trabajará con usted, si usted tiene problemas para deglutir. Esta persona está especialmente entrenada para ayudar a que otros aprendan maneras más seguras para deglutir. El terapeuta en deglución también le informará cuáles alimentos y bebidas son seguros para comer y beber.
  • Usted puede ser alimentado con comidas ricas en calorías o puede necesitar nutrición parenteral total. Este tipo de alimentación provee a su cuerpo con nutrientes, tales como proteínas, azúcar, vitaminas, minerales y algunas veces grasas (lípidos). La NPT es usualmente administrada a través de un catéter grande o mediante un tubo de gastrostomía. Este tubo va directamente desde el exterior de su cuerpo hasta su estómago.

Cuidado respiratorio:

  • Tratamientos respiratorios: Usted puede necesitar tratamientos respiratorios para ayudar a abrir sus vías aéreas y así respirar mejor. Se usa una máquina para cambiar el medicamento líquido a un vapor. Usted aspira el vapor dentro de sus pulmones por un conducto o pieza bucal. Los medicamentos vaporizados inhalados actúan rápidamente en sus vías aéreas y pulmones para aliviar sus síntomas.
  • Humidificador: El uso de un humidificador sirve para humedecer el aire que circula en su casa. El aire húmedo facilita la expulsión de las flemas al toser. Lave diariamente el humidificador con jabón y agua tibia y para así mantenerlo libre de gérmenes.
  • Oxígeno: Es posible que usted necesite oxígeno adicional para facilitar su respiración. El oxígeno puede ser administrado mediante una máscara plástica que se coloca sobre su nariz y boca. En lugar de una máscara, puede ser administrado a través de sondas nasales que son unos tubos cortos y delgados colocados en la nariz. Si el oxígeno le reseca su nariz, o si tiene enrojecimiento o llagas en su piel, dígale al médico. No fume ni permita que nadie fume en el cuarto donde se está usando el oxígeno. Esto último, podría causar un incendio.
  • Fumar: No permita que las personas fumen a su alrededor. El humo puede empeorar su tos o su respiración. Si fuma, usted debe dejar de hacerlo. Dejar de fumar no solo es conveniente para usted sino para quienes le rodean. Si tiene dificultad para dejar de fumar, pídale a su médico más información sobre los métodos que existen para dejar de hacerlo.

Descanso:

Descanse cuando usted sienta que es necesario. Comience lentamente y haga más cada día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted presenta escalofríos o tos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes relacionadas con su condición, tratamiento o cuidados.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted presenta atragantamiento y no puede respirar.
  • Usted está tosiendo o vomitando sangre.
  • Usted presenta problemas para deglutir o beber.
  • Su piel, labios o uñas, presentan palidez o color azulado.
  • Su voz ha cambiado y se ha vuelto ronca.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide