Skip to Content

Fusión Vertebral Transforaminal De Mínima Invasión

LO QUE USTED DEBE SABER:

La fusión vertebral lumbar transforaminal de mínima invasión es una cirugía para reparar las vértebras en su espalda (lumbar) inferior. En esta cirugía, 2 o más vértebras son unidas utilizando injertos de huesos o implantes, tornillos, y placas. La cirugía generalmente se realiza para tratar insuficiencia de discos. Discos lumbar acojinan y separan la vértebras en su espalda. Una fusión vertebral lumbar transforaminal de mínima invasión se realiza a través de una pequeña incisión en su espalda.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Tenga seguimiento con su médico de cabecera o cirujano ortopeda según indicado:

Pregúntele a su médico cuándo debe regresar a que se le revisen las heridas y se le retiren las puntadas. Anote sus preguntas para que recuerde preguntarlas durante sus citas.

Actividad:

Evite actividades que incluyen el levantar cosas pesadas, jalar, o empujar. Es posible que también tenga que limitar sus movimientos del cuerpo, especialmente el doblar su espalda. Pregunte a su médico de cabecera cuando puede comenzar a hacer sus actividades normales.

Bañarse con puntadas:

Pregunte cuándo usted se puede bañar. No permita que sus puntadas se mojen amenos que su médico se lo permita. Cuidadosamente lave la parte de su cuerpo que tiene las puntadas. No friccione las puntadas para secar su piel. Séquese cuidadosamente el área con una toalla utilizando palmaditas. Cuando el área esté seca, aplique un vendaje limpia y nueva según indicado.

Fisioterapia:

Puede que usted necesite visitar a un fisioterapeuta para aprender ejercicios especiales. Estos ejercicios pueden ayudar a mejorar su movimiento y fuerza. La fisioterapia también puede disminuir el dolor.

  • Es posible que un fisioterapeuta le ajuste una abrazadera para la espalda para ayudar a que su espalda se recupere mejor. Pregunte cómo cuidar de su abrazadera.
  • Su fisioterapeuta podrá enseñarle ejercicios para realizar en su hogar. Sólo realice los ejercicios de rango de movimiento que su fisioterapeuta le haya sugerido. No haga otros ejercicio. No haga los ejercicios de rango de movimiento más frecuentemente de lo indicado.
  • Es posible que se le pida que haga más de lo conforme y más frecuentemente de lo usual según usted se va fortaleciendo y el dolor disminuye.

Comuníquese con su médico de cabecera o cirujano ortopeda si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Su piel tiene comezón, está hinchada o tiene sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidado.

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • Su vendaje se empapa con sangre.
  • Sus incisiones están hinchadas, enrojecidas, goterean pus, o sus puntadas se han separado.
  • Usted se cae y se lastima la espalda.
  • Usted tiene dificultad para tener una evacuación intestinal u orinar.
  • Algunas partes de su cuerpo están entumecidas, siente hormigueo, se sienten frías al tocar, o se ven azules o pálidas.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted tiene dificultad para respirar o siente dolor torácico repentinamente.

© 2014 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide