Skip to Content

Funduplicatura Laparoscópica De Nissen Pediátrica

LO QUE NECESITA SABER:

Una funduplicatura laparoscópica de Nissen pediátrica es una cirugía para tratar el reflujo gastroesofágico (RGE) en su niño. Durante esta cirugía envuelven la parte superior del estómago de su niño alrededor de la parte inferior de su esófago. Esto previene que el ácido en su estómago se sube al esófago de su niño.

COMO PREPARARSE:

La semana antes de la cirugía de su niño:

  • Si su niño permanecerá en el hospital después de la cirugía, aliste las cosas que necesitará. Esto incluye su ropa, su cepillo dental, provisiones alimenticios y juguetes.
  • El médico de su niño podría indicarle que le administre antibióticos. Este medicamento previene y trata la infección.
  • Su niño puede necesitar un trago de bario, monitoreo esofágico de pH, esofagoscopía o una serie gastrointestinal de la parte superior. Puede también necesitar un electrocardiograma (ECG) de 12 derivaciones, radiografía del pecho y exámenes sanguíneos. Pida más información al médico de su niño acerca de estos exámenes. Anote la fecha, la hora y el lugar de cada prueba.

La noche antes de la cirugía de su niño:

  • El médico de su niño puede pedirle que le dé medicamento para ayudarlo a dormir.
  • Pregúntale a sus médicos sobre direcciones para comer y beber.

El día de la cirugía de su niño:

  • Anote la fecha, hora, y lugar de la cirugía de su niño.
  • Consulte con el médico del niño antes de darle cualquier medicamento el día de la cirugía. Traiga todos los medicamentos que usted está tomando, incluyendo los envases, al hospital.
  • Viste a su niño en ropa floja y cómoda. Haga que use calcetines para mantenerlo caliente.
  • Los médicos introducirán un tubo intravenoso (IV) en la vena del niño. Por lo general eligen una vena del brazo. Por medio del tubo IV, podrían administrarle líquidos y medicamentos.
  • Es posible que un anestesiólogo hable con usted antes de la cirugía del niño. Este médico podría darle medicamentos al niño para hacerlo dormir durante su cirugía.
  • Se les pedirá a usted o a un familiar cercano que firmen un documento legal (formulario de consentimiento). Esto autoriza al médico de su hijo a llevar a cabo la cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas han sido contestadas antes de firmar la forma.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Su niño será llevado a la sala de operaciones. Su pecho y abdomen serán limpiados con agua y jabón. Los médicos le podrían administrar anestesia general para mantenerlo dormido durante la cirugía. Harán pequeñas incisiones (cortadas) en el abdomen de su niño. Meterán el laparoscopio y otras herramientas a través de estas incisiones.
  • Utilizando estas herramientas, los médicos liberarán la parte superior del estómago de su niño del resto de las estructuras adheridas al estómago. La parte superior del estómago de su niño se envolverá alrededor del esófago y se fijará en su lugar. Pueden poner un tubo alimenticio en su estómago a través de su abdomen para alimentarlo. Estas incisiones están cerradas con puntadas o cintas quirúrgicas y cubiertas con vendajes.

Después de la cirugía del niño:

Su niño será llevado a una habitación hasta que se despierte por completo. Los médicos lo vigilarán de cerca por cualquier problema. Tal vez usted pueda entrar y sentarse con su niño. No permita que su niño se levante de la cama hasta que el médico se lo autorice. Cuando los médicos vean que su niño está bien, lo llevarán de regreso a su habitación del hospital.

Sala de espera:

Esto es un área donde sus familiares y amistades pueden esperar hasta que su niño pueda tener visitas. Provee un número de teléfono o algún método de comunicación para que lo puedan localizar si usted se va del área.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted no puede llegar a la cirugía de su niño a tiempo.
  • Su hijo está irritable y llora mas de lo normal.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo tiene dificultad para respirar
  • Su hijo no puede comer o beber.
  • Su hijo tiene dolor de pecho severo y repentino.
  • Los signos y síntomas de su niño empeoran.

RIESGOS:

  • Pueden suceder problemas con la cirugía laparoscópica de su niño que pueden llevar a una cirugía abierta. El esófago, estómago, hígado, intestino, vasos sanguíneos o nervios de su niño podrían ser dañados durante la cirugía. Esto puede causar sangrado y una gran pérdida de sangre. También podrá tender problemas respiratorios o una infección durante o después de la cirugía. Su estómago puede envolverse a su esófago demasiado apretado o demasiado suelto. Puede tener problemas para tragar y su estómago puede hincharse. Aún después de la cirugía, los signos y síntomas de su niño puedan regresar o empeorar.
  • Sin tratamiento, los síntomas del RGE de su niño pueden continuar y empeorar. El forro de su esófago puede ser dañado y causar que se formen úlceras (llagas). Esto puede cicatrizar y hacer el esófago más estrecho. Cuando esto sucede, su niño puede tener dolor de pecho severo y problemas para comer. En bebés, el RGE grave puede causar paro respiratorio o disminuír el ritmo cardíaco. El daño al esófago puede llevar a problemas médicos graves. Consulte con el médico de su niño si usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía, los medicamentos o el cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide