Skip to Content

Fractura Patelar En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura patelar es una quebrada en la rótula de su niño.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Medicamentos:

  • Analgésicos: Es posible que a su hijo le administren medicamentos para eliminar o calmar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo para darle su medicamento a su niño.
  • Antibióticos: Estos medicamentos ayudan a combatir o prevenir una infección. Estos generalmente se administran si su niño tiene una fractura abierta.
  • Vacuna Td: Esta vacuna es una dosis de refuerzo que se utiliza para ayudar a evitar la difteria. Su niño puede que necesite una vacuna Td si tiene una fractura patelar abierta.

Exámenes:

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Este escán usa imanes fuertes y una computadora para tomar imágenes de la rodilla de su niño. Podrían administrarle al niño un líquido de contraste por vía intravenosa para que los médicos puedan apreciar mejor las imágenes. Dígale al médico si el niño es alérgico al líquido de contraste, el yodo o los mariscos. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe a los médicos si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Escán óseo: Esta prueba mira la fractura patelar de su niño y verifica si hay infección. Su niño recibirá un líquido radiactivo, llamado trazador, a través de una vena en su brazo. El trazador acumula en los huesos de su niño y las imágenes se toman.

Tratamientos:

  • Soporte, yeso o férula: Estos aparatos de apoyo impiden que la rótula se mueva y ayudan a que se sane. Estos frecuentemente extienden desde la ingle al tobillo. Él puede que también use muletas para ayudarlo a moverse mientras su rodilla se sana.
  • Cirugía:
    • Irrigación y desbridamiento: Este proceso se realiza para limpiar y extraer objetos, sucio o tejido muerto del área de la fractura.
    • Reducción abierta y fijación interna: Durante esta cirugía, los médicos hacen una gran incisión sobre la rótula del niño. Se vuelven a colocar en su lugar los fragmentos de hueso y los ligamentos. Pedazos de hueso y los ligamentos pueden que se aseguren usando alambres, clavijas, tornillos o bandas.
    • Reducción cerrada: Durante esta cirugía, los médicos llevan los fragmentos de hueso quebrados y los ligamentos a su lugar correcto sin hacer una incisión grande. Fijación externa puede que se use para sostener la rótula de su niño en su lugar y luego extraerla.
    • Patelectomía: Durante una patelectomía parcial o completa, parte o toda la rótula de su niño es extraída.
  • Fisioterapia: Es posible que el niño necesite ver a un fisioterapeuta para que le enseñe ejercicios especiales. Estos ejercicios ayudarán a mejorar el movimiento y disminuir su dolor. La fisioterapia también puede ayudar al niño a mejorar la fuerza y a diminuir el riesgo de pérdida de función.

RIESGOS:

  • La pierna de su niño puede ponerse tiesa si él usa un aparato de apoyo. Él puede que aun tenga dolor en la rodilla, aun después de tratamiento. Su rodilla puede que no aparente ser como era antes de la lesión. Él puede necesitar otra cirugía. Incluso después de la cirugía, es posible que los fragmentos de hueso o los clavos o tornillos se salgan de su lugar. Él puede contraer una infección.
  • Sin tratamiento, la rótula de su niño puede que no sane correctamente. Esta puede estar permanentemente desplazada. Esto puede afectar como su niño camina. Los músculos de su pierna pueden debilitarse lo cual puede limitar las actividades de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide