Skip to Content

Fractura Nasal En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Una fractura nasal también se conoce como nariz rota. Esta fractura ocurre cuando se rompe alguno de los huesos en la nariz de su niño. Las nasales son las fracturas faciales más comunes, puesto que la nariz es una parte prominente de la cara. Las fracturas nasales pueden ser causadas por una lesión o trauma en la cara de su niño. Una caída desde un sitio alto, un golpe directo en una riña, el abuso físico o un accidente automovilístico, también pueden causarla.
    Picture of a normal nose
  • Entre los signos y síntomas comunes de una fractura nasal se pueden incluir: abultamiento, corte, moretón, hinchazón o deformación en la nariz de su niño. También podría tener dificultad para respirar, oler o hablar. Para diagnosticar la fractura nasal, pueden usarse una endoscopia nasal o un examen con espéculo nasal. También pueden hacerse otros exámenes, como radiografías (rayos X), imágenes por resonancia magnética o una tomografía computarizada.
  • En el tratamiento se pueden incluir medicamentos para aliviar los síntomas o, una cirugía si la fractura es grave. La mayoría de las fracturas nasales sanan más rápido en los niños que en los adultos. Entre más joven sea su niño, más rápido sanará la fractura sin que presente mayores problemas. Con el tratamiento, cuidado y chequeo complementario, apropiados, su niño tiene más posibilidades de recuperarse totalmente. Pídale a su médico más información relacionada con estos exámenes y tratamientos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

El tratamiento para una fractura nasal puede causar efectos secundarios desagradables. Los medicamentos pueden causarle náuseas (malestar estomacal), vómito o úlceras estomacales a su niño. Si le practican una cirugía, su niño podría sangrar excesivamente o contraer una infección. Si la fractura no es tratada, es posible que los huesos rotos no sanen de manera correcta y que la fractura empeore. Una lesión nasal también puede causar sangrado, hematoma, deformación o infección.

Si la fractura no es tratada oportunamente, podría presentarse una lesión permanente, como un daño en un nervio o parálisis. El diagnóstico y tratamiento oportunos de la fractura nasal, son muy importantes. Si tiene inquietudes relacionadas con la fractura, tratamiento o cuidados de su niño, consulte con el médico del niño.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento:

Una forma de consentimiento es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Actividad:

Al principio, puede ser necesario que su niño permanezca en cama. Es posible que el niño tenga que respirar por la boca o inclinarse hacia delante para hacerlo, especialmente cuando esté sentado. Su ninño puede usar 2 a 3 almohadas cuando estaá se acuesta. Esto ayudará a que su niño respire con más facilidad. El médico le dirá en qué momento puede el niño levantarse de la cama. Antes de levantar al niño por primera vez, llame al paramédico. Si el niño llega a sentir debilidad o mareo, siéntelo o acuéstelo inmediatamente.

Apoyo emocional:

Usted puede permanecer en el hospital para consolar y apoyar a su niño. Es posible que su niño necesite quedarse en el hospital uno o más días. Pregúntele a los médicos si otro miembro de la familia puede quedarse con su niño cuando usted no pueda hacerlo. Traiga de su casa alguna cosa que al niño le guste. A su niño le puede gustar tener su manta, juguete o ropa favorito con él.

Hielo:

Pueden aplicar un paquete de hielo en la piel de su niño y sobre la parte hinchada de la nariz para disminuirle la hinchazón. Coloque hielo picado o en cubos en una bolsa plástica. Vierta un poco de agua en la bolsa de hielo para distribuir uniformemente el frío. Envuelva esta bolsa en una toalla para formar un paquete. No aplique la bolsa de hielo directamente sobre la piel. Tampoco deje el paquete sobre la piel durante un tiempo prolongado para evitar daños en la misma.

IV (Intravenoso):

Es una cánula que se introduce en una vena de su niño y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos. Esta cánula está tapada o conectada a un tubo y líquido.

Medicamentos:

Su niño puede necesitar uno o más de los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos: Es posible que a su niño le administren antibióticos para ayudarlo a combatir las infecciones que son causadas por bacterias.
  • Inyección antitetánica: Este medicamento se usa para evitar que su niño contraiga el tétano. Este medicamento se aplica en forma de inyección. Su niño debe aplicarse esta inyección, si en los últimos cinco a diez años, no ha recibido ninguna de estas inyecciones. El brazo del niño puede presentar enrojecimiento, hinchazón y dolor, después de recibir esta inyección.
  • Descongestionantes nasales: Estos medicamentos disminuyen la hinchazón en la nariz haciendo que sea más fácil respirar. Los descongestionantes pueden tomarse por vía oral o en forma de gotas o spray nasales.
  • Medicamentos para el dolor: Es posible que los médicos le den al niño medicamentos para quitarle el dolor. Dígale al médico si el dolor del niño no desaparece después de haber tomado el medicamento o si reaparece el dolor después de haber tomado el medicamento. El medicamento para el dolor puede causar efectos secundarios. Dígale al médico si el niño tiene dificultad para respirar, sueño o malestar estomacal. Si el niño tiene alergia a algún medicamento, dígale al médico.

Cuidado de la boca:

Puede ser necesario que usted ayude a su niño a limpiarse la boca diariamente. La limpieza de la boca sirve para remover los restos de comida y para limpiarle los dientes a su niño. Para hacerle esta limpieza, usted usar un compresor de agua (water pik) o un cepillo de dientes con cerdas suaves. Pídale a su médico más información relacionada con el cuidado adecuado de la boca.

Oxígeno:

Es posible que su niño necesite tratamientos con oxígeno para ayudarle respirar con más facilidad. Para hacerlo, es posible que el niño necesite usar sondas nasales (tubos cortos y delgados que se colocan en la nariz) o una máscara. Es posible que los médicos colocarán la máscara al lado de la cara de su niño porque muchos niños les molesta tener la máscara sobre su cara. Algunos niños pueden recibir el oxígeno mediante un capuchón de plástico. No se quite el oxígeno a su niño sin la autorización del médico.

Signos neurológicos:

Los médicos pueden comprobar los ojos, la memoria y la facilidad con que su niño se despierta. También pueden comprobar la fuerza de los brazos, las manos, las piernas y los pies de su niño. Estos signos pueden indicar a los médicos la forma como el cerebro de su niño está funcionando.

Exámenes:

Exámenes de sangre:

Su niño puede necesitar que le saquen sangre para hacer exámenes. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pie, talón o IV de su niño. Los exámenes de sangre pueden dar a los médicos más información sobre la condición de salud de su niño. Su niño puede necesitar que le saquen sangre más de una vez.

Su niño puede necesitar uno o más de los siguientes exámenes:
  • Endoscopia nasal: Este examen, que también conocido como rinoscopia anterior, usa un endoscopio para examinar el interior de la nariz de su niño. El endoscopio es un tubo largo y flexible equipado con una luz en el extremo. Durante este examen, se toman imágenes con una pequeña cámara fotográfica que está acoplada al endoscopio.
  • Examen con espéculo nasal: Los médicos usan una luz brillante y un instrumento llamado espéculo para chequear la parte interna de la nariz de su niño. Este instrumento expande suavemente las fosas nasales de su niño para buscar coágulos de sangre o hinchazón.
  • Otros exámenes:
    • Radiografías: Es posible que su niño necesite que le tomen radiografías de la nariz, cara y cabeza, para chequear si hay huesos rotos u otros problemas.
    • Tomografía axial computarizada: Este examen también recibe el nombre de TAC. En este examen, se usa un aparato especial de rayos X equipado con una computadora, para tomar imágenes de la nariz, cara y cabeza de su niño. Antes de tomar las imágenes, es posible que a su niño le apliquen un medio de contraste por vía intravenosa. Este medio de contraste ayuda a que los médicos de su niño puedan ver mejor las imágenes. Las personas alérgicas al yodo o los mariscos (langosta, cangrejo o langostinos), también pueden ser alérgicas a ciertos medios de contraste. Si su niño sufre de alergia a cualquiera de estos mariscos o si tiene otras alergias o problemas de salud, infórmele al médico.
    • Imágenes por resonancia magnética: Este examen también se conoce con la sigla IRM. En este examen, se usan ondas magnéticas para tomar imágenes de la nariz, cara y cabeza de su niño. Durante la resonancia magnética, se toman imágenes de los huesos, cerebro o vasos sanguíneos. Su niño tendrá que permanecer acostado y quieto durante la resonancia magnética. Nunca entre a la sala donde hacen este examen, llevando un tanque de oxígeno, usando reloj o con cualquier otro objeto metálico. Esto podría causarle serias lesiones.

Opciones para el tratamiento de su niño:

Su niño puede necesitar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Reducción cerrada: Los médicos pueden realinear los huesos rotos o volver a colocar la nariz en su posición original. Esto se hace acomodando los huesos nasales y el septo sin abrir la piel.
  • Dispositivos: La nariz de su niño puede ser arreglada o sostenida con férulas. Una férula puede ser colocada dentro o sobre la parte superior de la nariz.
  • Irrigación y desbridamiento: Esto se hace cuando la fractura nasal tiene una herida abierta. Este procedimiento limpia y remueve cuerpos extraños, suciedad, o tejidos muertos, del área de la fractura.
  • Empaquetamiento nasal: Los médicos pueden empaquetar la nariz de su niño con tiras de gasa para controlar el sangrado y prevenir la infección. Estas tiras son humedecidas con solución salina o con ungüento antibiótico.
  • Cirugía: Si la fractura es grave, su niño puede necesitar cirugía para reacomodar los huesos en sus posiciones normales. La cirugía también puede necesitarse para corregir una deformación o para reparar tejidos dañados en la nariz. Para remover los coágulos de sangre pueden hacer una pequeña incisión (corte) en la nariz de su niño. Los daños en otras partes de la nariz, nervios o vasos sanguíneos, también pueden tratarse con cirugía.

Copyright © 2011. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide