Skip to Content

Fractura De Pierna En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de pierna es un quiebre en uno de los 3 huesos largos de la pierna del niño. El fémur es el hueso más largo y va desde las caderas hasta la rodilla. La fíbula y la tibia son los 2 huesos en la parte inferior de la pierna del niño que van de la rodilla al tobillo. El niño podría sufrir una fractura tipo Salter-Harris, que significa que un hueso se ha quebrado a través de una placa de crecimiento.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Traiga de su hogar cosas que confortan a su niño como su cobija favorita o juguete.

Medicamentos:

  • Antibióticos: Se administra este medicamento para ayudar a prevenir o tratar una infección causada por bacteria.
  • Medicamentos para el dolor: Podrían recetarle al niño un medicamento para disminuir el dolor. Esté atento a signos de dolor que su niño pueda presentar. Infórmele al personal médico si el dolor continúa o empeora.
  • Vacuna contra el tétano: Este medicamento se aplica para evitar que su niño contraiga el tétano, en caso de tener una herida abierta causada por la fractura. Su niño debe recibir una vacuna contra el tétano si no le han aplicado una en los últimos 5 a 10 años.

Exámenes:

  • Radiografías: Son imágenes que se toman para revisar si el niño tiene huesos quebrados en la pierna.
  • Tomografía computarizada: Este examen también recibe el nombre de TAC. En este examen, se usa una máquina especial de rayos X equipado con una computadora para tomar imágenes de la pierna de su niño. Las imágenes podrían mostrar huesos quebrados u otras lesiones en la pierna. Antes de tomar las imágenes, es posible que a su niño le apliquen un tinte de contraste. Este medio de contraste ayuda a que los médicos puedan ver mejor las imágenes. Infórmele al médico si su niño alguna vez ha sufrido una reacción alérgica al tinte de contraste.
  • Imágenes por resonancia magnética: En este examen se usan imanes poderosos y una computadora para tomar imágenes de la pierna de su niño. Esta prueba podría mostrar una fractura u otras lesiones en la pierna. Su niño podría recibir un tinte de contraste para ayudar a que las imágenes se aprecien mejor. Infórmele al médico si su niño alguna vez ha sufrido una reacción alérgica al tinte de contraste. No permita que su niño entre al cuarto de resonancia magnética con ningún metal. El metal puede causar lesiones graves. Infórmele al médico si su niño tiene algún metal en o por dentro de su cuerpo.

Tratamiento:

  • Yeso: Es posible que a su niño le coloquen un yeso o en la pierna para disminuir el movimiento de los huesos y disminuir el dolor. Podría ser necesario colocarle un yeso largo que va desde las caderas hasta los tobillos; este tipo de yeso podría requerirse si el niño tuvo cirugía en la pierna. Un médico le mostrará formas del uso del baño y cómo bañarse para que usted ayude a su niño. Usted también tendrá que aprender a limpiar el yeso y mantenerlo seco. Además necesitará aprender a mover y vestir a su niño de la forma correcta. Infórmele al médico si los dedos de los pies del niño se inflaman, enfrían, adormecen o se vuelven de color azul.
  • Cirugía: La cirugía es con frecuencia un tratamiento para las fracturas de pierna. Los médicos harán una incisión en la pierna de su niño para alinear las partes rotas del hueso. Para mantener los huesos fracturados en su sitio, pueden sostenerlos con alambres, tornillos o platinas.
  • Tracción: Su niño podría requerir de tracción en caso de sus huesos estén quebrados o fuera de lugar. La tracción jala los huesos hasta que los coloca en su lugar. Luego se podría colocar un tornillo en el hueso del niño o en el yeso para luego amarrarlo a unas cuerdas de una polea. El peso se monta en las cuerdas para ayudar a jalar los huesos y así ayudarlos a sanar correctamente.

RIESGOS:

Sin tratamiento, su niño podría sufrir de más y más dolor e inflamación. Esto podría causar aún más lesiones a su pierna. Su niño podría sangrar o contraer una infección, sobre todo si la fractura fue causada por un trauma. Sus huesos podrían no sanar adecuadamente después de la cirugía, provocando que las piernas no queden del mismo largo. El niño también podría sufrir de debilidad muscular después de la cirugía. Su niño está en riesgo de desarrollar una embolia de grasas, la cual sucede cuando las grasas se salen de la parte de adentro del hueso y viajan a otras partes del cuerpo. Esto puede bloquear el flujo sanguíneo a los pulmones, cerebro o corazón y puede ser grave y mortal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide