Skip to Content

Fractura De Pie En Adultos

LO QUE NECESITA SABER:

Se produce una fractura en el pie cuando uno o más de los huesos del pie se quiebran. Las fracturas de pie por lo general son causadas por traumas, caídas, lesiones por fatiga de una acción repetitiva.

Anatomía del pie

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • AINEs (analgésicos antiinflamatorios no esteroides): Estos medicamentos disminuyen la inflamación y el dolor. Los AINEs se pueden obtener sin receta médica. Pregunte cuál de estos medicamentos es apropiado para usted. Pregunte cuánto tomar y cuándo. Tómelos como se le indique. Cuando no se toman de la manera indicada, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar sangrado estomacal y problemas renales.
  • Analgésicos: Es posible que le receten un medicamento para aliviar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomar este medicamento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a sus consultas de control con su médico o especialista en huesos según le indicaron:

Es posible que deba regresar para que le quiten el yeso, la férula, los dispositivos de fijación externa o los puntos de sutura. También es posible que deba regresar para hacerse alguna prueba para verificar que su pie esté sanando. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de los clavos:

Si le pusieron clavos en el pie, tendrá que limpiarlos todos los días. De este modo ayudará a evitar una infección. Pida más información acerca de cómo limpiar los clavos.

Cuidado de la herida:

Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Cuidados personales:

  • Descanse: Es posible que deba descansar el pie y evitar las actividades que le provocan dolor. Para las fracturas causadas por estrés, usted tendrá que evitar la actividad que causó la fractura hasta que logre sanar. Consulte cuándo puede regresar a sus actividades normales, como por ejemplo el trabajo y los deportes.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use una bolsa con hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Envuelva el hielo con una toalla y colóquelo sobre su pie durante 15 a 20 minutos cada hora o como le indiquen.
  • Eleve el pie: Levante el pie por encima del nivel de su corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su pie sobre almohadas o mantas para mantenerlo elevado cómodamente.
  • Fisioterapia: Una vez que haya sanado, un fisioterapeuta podrá enseñarle ejercicios para fortalecer el pie, aumentar el movimiento y aliviar el dolor.

Cuidado del yeso o la férula:

  • Fíjese todos los días si la piel alrededor del yeso o la férula está enrojecida o abierta.
  • No use objetos afilados o punzantes para rascarse la piel debajo del yeso o la férula.
  • No se quite la férula a menos que su médico o cirujano ortopédico lo autorice.

Bañarse con un yeso o una férula:

No permita que el yeso o férula se moje. Antes de bañarse, cubra el yeso o la férula con una bolsa plástica. Pegue la bolsa a su piel encima de la férula o yeso para sellar el agua. Mantenga el pie fuera del agua por si el agua se filtra dentro de la bolsa. Pregunte cuándo puede tomar un baño o una ducha.

Dispositivos de asistencia:

Es posible que le den un zapato de suela dura para que use mientras su pie se cura. También es posible que deba usar muletas como ayuda para caminar mientras su pie se sana. Es muy importante usar correctamente las muletas. Pida más información sobre cómo usar las muletas.

Comuníquese con su médico o su especialista en huesos si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Le salen nuevas llagas alrededor de la bota, el yeso o la férula.
  • Le surge dificultad o tiene mayor dificultad para mover el pie.
  • Nota que sale mal olor de debajo del yeso.
  • Se le daña la bota, el yeso o la férula.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • El dolor en su pie lesionado empeora, aún después de descansar y tomar el analgésico para el dolor
  • La piel o los dedos del pie se le adormecen, están inflamados, fríos, blancos o azules.
  • Usted tiene más dolor o inflamación que antes de que le pusieran el yeso.
  • La herida drena líquido o pus.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • De repente se siente mareado y sin aire.
  • Le duele el pecho cuando respira hondo o tose. Es posible que expectore sangre.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide