Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Fiebres Hemorrágicas

LO QUE NECESITA SABER:

Las fiebres hemorrágicas (HFs, por sus siglas en inglés) son enfermedades causadas por varios grupos de virus. Las fiebres hemorrágicas también se llaman fiebres hemorrágicas virales (VHFs, por sus siglas en inglés). Las fiebres hemorrágicas incluyen los virus Ébola y Marburg, la fiebre amarilla, la fiebre hemorrágica por dengue y la fiebre hemorrágica del Congo de Crimea. Los virus se encuentran comúnmente en ratas, ratones y otros roedores de campo. Los virus también se pueden encontrar en los portadores como mosquitos y garrapatas. Los virus que conducen a las fiebres hemorrágicas se pueden encontrar en cualquier parte del mundo donde viven estos animales y portadores. Las fiebres hemorrágicas pueden causar una enfermedad leve, pero también podría causar una enfermedad de peligro mortal.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Aislamiento:

Usted podría necesitar estar en aislamiento porque tiene una infección que puede transmitirse a los demás. Usted podría necesitar estar en aislamiento inverso si su cuerpo está teniendo problema para combatir la infección. Esto es una habitación privada de hospital para protegerlo de los gérmenes de los demás. Los médicos y los visitantes podrían necesitar usar guantes, una máscara facial o una bata. Todas las personas deben lavarse las manos cuando ellas entran y salen de su habitación.

Rastreo de contactos:

Su médico necesitará una lista de todos sus contactos cercanos. Esto incluye familiares, amigos y compañeros de trabajo. Cualquier persona con quien haya tenido contacto tendrá que ser revisada por un médico. Cada persona debe ser revisada por los signos y síntomas de una fiebre hemorrágica.

Medicamentos:

Los medicamentos antivirales pueden ser administrados para combatir el virus que causa la fiebre hemorrágica. Este medicamento puede disminuir sus signos y síntomas, y ayudar a que se sienta mejor más rápido.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre y orina podrían mostrar signos de infección o la causa de la infección. También se pueden hacer para obtener información sobre su salud en general.
  • Un cultivo de garganta es un examen que podría ayudar a los médicos a averiguar qué tipo de virus está causando su enfermedad. Un cultivo de garganta se hace frotando un hisopo de algodón contra la parte posterior de la garganta.
  • Un ultrasonido utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes de sus órganos y tejidos en un monitor. Su médico puede usar un ultrasonido para ver los órganos en el abdomen o el pecho. El buscará signos de daño en los órganos y las áreas de acumulación de líquido causada por una fiebre hemorrágica.

Tratamiento:

  • La reposición intravenosa de líquidos podría ser necesaria si usted pierde demasiado líquido corporal. Recibirá líquidos a través de un tubo que se coloca en la vena.
  • La hemodiálisis limpia la sangre cuando los riñones no pueden hacerlo. El exceso de agua, productos químicos y productos de desecho se eliminan de su sangre por un dializador o máquina de diálisis. La máquina de diálisis hace esto al pasar su sangre a través de un filtro y luego la regresa de nuevo a usted. Usted podría necesitar diálisis si su fiebre hemorrágica provocó que sus riñones dejen de funcionar.
  • La transfusión de plasma podría ser necesaria si su fiebre hemorrágica provoca que usted sangre. El plasma es la parte líquida de la sangre. Usted recibirá la transfusión por vía intravenosa. El riesgo para el SIDA, la hepatitis o el virus del Nilo Occidental al recibir una transfusión de sangre es poco común. Solicite a su médico mas información si usted tiene cualquier preocupación.

RIESGOS:

  • Una fiebre hemorrágica puede hacerle difícil que usted realice sus actividades diarias normales. Usted podría estar aislado de la gente durante un período de tiempo, y se podría deprimir. Incluso con tratamiento para su fiebre hemorrágica, usted puede sangrar debajo de la piel o por otras partes de su cuerpo. Esto incluye sus ojos, oídos, nariz, boca y el recto. Usted puede tener sangrado de sus órganos, tales como el hígado o el intestino. Usted puede necesitar transfusiones de plasma. El plasma es la parte líquida de la sangre. Se le puede acumular líquido en los pulmones, dificultando la respiración.
  • La presión arterial puede bajar demasiado y sus órganos no recibir la sangre y el oxígeno que ellos necesitan. Es posible que haya daños en sus órganos, incluyendo el corazón, el cerebro, el hígado y los riñones. Usted podría tener convulsiones y usted puede caer en coma. Su hígado y sus riñones podrían fallar. Esto podría ser de peligro mortal. Si usted es una mujer embarazada, su bebé no nacido podría morir.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide