Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Faringitis

LO QUE NECESITA SABER:

La faringitis es la inflamación de la parte interior de la garganta, conocida como faringe. La faringitis podría causar dolor de garganta o irritación cuando usted traga y es generalmente causada por un resfriado o el virus de la gripe. Podría también ser causada por bacterias, como por ejemplo la bacteria del estreptococo.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica inmediata si:

  • Usted tiene dificultad para respirar o tragar porque su garganta está inflamada o adolorida.
  • Usted está babeando porque le duele demasiado tragar.
  • Usted tiene un bulto doloroso en la garganta que no se le quita después de 5 días.
  • Usted tiene fiebre por encima de 102˚F (39˚C) o le dura más de 3 días. Esto podría ser un signo de una infección aún más seria.
  • Usted se siente confundido.
  • Usted tiene sangre en la garganta u oreja.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Su dolor o irritación en la garganta empeoran.
  • Sus síntomas no mejoran después de 5 días.
  • Tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Medicamentos:

Su dolor de garganta se aliviará en aproximadamente de 3 a 5 días si no toma tratamiento siempre y cuando un virus lo haya causado. Usted podría necesitar de lo siguiente:

  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • El acetaminofén disminuye el dolor y la fiebre y se pueden comprar sin receta médica. Pregunte cuál es la cantidad que debe tomar y la frecuencia para los mismos. Siga las instrucciones. El acetaminofén puede causar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Haga gárgaras de agua con sal. Mezcle ¼ de cucharadita de sal en un vaso con agua tibia y haga gárgaras. Esto podría ayudar a reducir la inflamación en su garganta.
  • Beba más líquidos. Las bebidas frías o tibias podrían ayudarle a aliviar su dolor de garganta, además de que beber líquidos puede ayudar a prevenir la deshidratación.
  • Mantenga su habitación húmeda. Use un humidificador de vapor frío para ayudar a humedecer el aire en su habitación y calmar su tos.
  • Alivie su garganta. Las pastillas para la tos, el hielo y los alimentos blandos o helados de agua podrían ayudar a aliviar su garganta.
  • Descanse su garganta lo más que pueda. Trate de no usar su voz. Esto podría irritar su garganta y empeorar sus síntomas.
  • Evite el contagio de gérmenes. La faringitis se propaga de una persona a otra con facilidad. Lávese las manos con agua tibia y jabón. No comparta comidas ni bebidas. Estas prácticas ayudarán a prevenir el contagio de gérmenes.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide