Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Exantema Súbito

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El exantema súbito, también conocido como roseola del infante, es una infección ocasionada por un virus (germen). Esta enfermedad es común en niños de dos años de edad y menores. Es ocasionada habitualmente por el herpesvirus humano tipo 6. Dichos virus pueden provenir de otros niños o adultos con exantema súbito. Al hablar, toser o estornudar, las gotas que contienen los virus permanecen en el aire. Su hijo puede inhalar el aire infectado o deglutir las gotas y desarrollar la enfermedad.
  • Los signos y síntomas pueden incluir fiebre, salpullido, inflamación de ganglios linfáticos en el cuello y tos. Él también podría estar irritable, confundido, sentirse débil y perder el apetito. Él podría tener convulsiones si la fiebre se eleva demasiado. El médico de su hijo realizará una historia clínica y una exploración física completas. Su hijo puede también requerir análisis de sangre y de orina para asegurarse de que su fiebre no es ocasionada por otras enfermedades. Los síntomas pueden desaparecer por sí mismos aun sin tratamiento. El médico de su hijo puede administrarle medicamentos antivirales y para la fiebre, así como líquidos orales especiales para tratar los síntomas de su hijo. El diagnosticar y tratar el exantema súbito tan pronto como sea posible puede ayudar a que su hijo se sienta mejor con mayor rapidez y le prevendrá complicaciones.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él.

RIESGOS:

  • Los medicamentos para tratar los síntomas del exantema súbito pueden tener efectos adversos indeseables. Estos podrían provocarle una reacción alérgica o malestar estomacal a su hijo. Él podría vomitar o presentar evacuaciones diarreicas. Si no se trata, la fiebre de su hijo podría elevarse tanto que le ocasionaría convulsiones. También podría presentar meningitis (infección de la cubierta de su cerebro) la cual podría ocasionarle daño cerebral. El diagnosticar y tratar el exantema súbito tan pronto como sea posible puede disminuir los síntomas de su hijo con mayor rapidez. También le permitiría volver a sus actividades habituales más pronto. Consulte al médico de su hijo si tiene dudas o inquietudes acerca del tratamiento, medicamentos o cuidados de su hijo.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento:

Una forma de consentimiento es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Firmar este formulario de consentimiento significa que usted tiene conocimiento completo sobre lo que se le va a hacer, y que puede tomar decisiones sobre lo que quiere que le hagan. Usted esta dando su permiso al firmar esta formulario. Usted puede permitir que otra persona firme esta formulario si no tiene la habilidad para hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que le van a hacer a su hijo. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

IV (Intravenoso):

Es una cánula pequeña que se introduce en una vena de su niño. Los médicos usan el IV para administrar a su niño medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Medicamentos antivirales: Estos medicamentos matan a los virus antes de que estos se multipliquen y causen daños.
  • Ibuprofeno o acetaminofen: Se administran estos medicamentos para reducir el dolor y la fiebre de su niño. Éstos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte sobre la cantidad de medicamento que usted le puede administrar a su niño seguramente.

Estudios:

  • Exámenes de sangre: Su hijo podría necesitar exámenes de sangre para proveer a sus médicos información sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pies, o talón de su hijo, y también a través de un IV.
  • Análisis de orina: Se recolecta una muestra de orina de su hijo y se envía al laboratorio para examinarse.

Signos vitales:

Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide