Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Exantema Súbito

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • El exantema súbito, también conocido como roseola del infante, es una infección ocasionada por un virus (germen). Esta enfermedad es común en niños de dos años de edad y menores. Es ocasionada habitualmente por el herpesvirus humano tipo 6. Dichos virus pueden provenir de otros niños o adultos con exantema súbito. Al hablar, toser o estornudar, las gotas que contienen los virus permanecen en el aire. Su hijo puede inhalar el aire infectado o deglutir las gotas y desarrollar la enfermedad.
  • Los signos y síntomas pueden incluir fiebre, salpullido, inflamación de ganglios linfáticos en el cuello y tos. Él también podría estar irritable, confundido, sentirse débil y perder el apetito. Él podría tener convulsiones si la fiebre se eleva demasiado. El médico de su hijo realizará una historia clínica y una exploración física completas. Su hijo puede también requerir análisis de sangre y de orina para asegurarse de que su fiebre no es ocasionada por otras enfermedades. Los síntomas pueden desaparecer por sí mismos aun sin tratamiento. El médico de su hijo puede administrarle medicamentos antivirales y para la fiebre, así como líquidos orales especiales para tratar los síntomas de su hijo. El diagnosticar y tratar el exantema súbito tan pronto como sea posible puede ayudar a que su hijo se sienta mejor con mayor rapidez y le prevendrá complicaciones.

DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Ibuprofeno o acetaminofen: Se administran estos medicamentos para reducir el dolor y la fiebre de su niño. Éstos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte sobre la cantidad de medicamento que usted le puede administrar a su niño seguramente.
  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Lávate las manos y lava las manos de tu hijo frecuentemente.

Este ayudará prevenir la propagación de gérmenes. Motiva que en tu casa todos se laven las manos con agua y jabón después de ir al baño. También deben lavarse las manos después de cambiar un pañal y antes de preparar o comer los alimentos.

Trate de mantener a su niño alejado de las demás personas:

Trate de mantener a su niño alejado de las demás personas mientras él tenga fiebre y se sienta con malestar. Una vez enfermo, su niño puede contagiar (capaz de propagar) a otras personas. No lleve a su niño a la escuela o guardería, hasta que la fiebre haya desaparecido por completo y el niño se sienta mejor.

Para mayor información:

Contacte a los siguientes para mayor información:

  • American Academy of Pediatrics
    141 Northwest Point Boulevard
    Elk Grove Village , IL 60007-1098
    Phone: 1- 847 - 434-4000
    Web Address: http://www.aap.org

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • La piel de su hijo le da comezón o se inflama.
  • Usted y su hijo no pueden acudir a su próxima cita.
  • Tiene dudas o inquietudes acerca de la enfermedad, medicamentos o cuidados de su hijo.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Su hijo parece estar muy débil.
  • Su hijo no puede comer o beber.
  • Su hijo se pone azul, tiene convulsiones o pierde la conciencia.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide