Skip to Content

Evento De Aparente Amenaza A La Vida

LO QUE NECESITA SABER:

ALTE por sus siglas en inglés, se define como un evento de aparente amenaza a la vida y quiere decir que su bebé de repente deja de respirar y no responde. El episodio o evento de aparente amenaza a la vida puede ser muy alarmante para la persona que lo observa. Un episodio puede terminar rápidamente y no causar problemas graves. El episodio puede ser una señal de un problema médico que necesita de tratamiento. Es posible que los proveedores de salud requieran mantener al bebé bajo observación en el hospital por si tiene otro episodio. Después que le den de alta a su bebé, es necesario que usted lo siga vigilando en casa por cualquier problema respiratorio.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 para cualquiera de los siguientes:

  • Su bebé deja de respirar y usted no puede hacer que su bebé respire.
  • La garganta o la boca del bebé se inflaman, un salpullido se propaga por todo el cuerpo o tiene ronchas.

Busque atención médica inmediata sí:

  • Su bebé tiene otro episodio de aparente amenaza a la vida.
  • La piel o las uñas del bebé se tornan azules.
  • Su bebé tiene problemas para respirar.

Consulte con el proveedor de salud del bebé sí:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o atención de su bebé.

La información que tengo que darle al proveedor de salud de mi bebé sobre el episodio del evento aparente de amenaza a la vida:

Proporcione al proveedor de salud con todos los detalles posibles sobre el episodio del evento aparente de amenaza a la vida:

  • ¿Cuándo y dónde sucedió el episodio?
  • ¿Cuánto tiempo duro? El pánico puede hacer dificil saber cuánto tiempo duró el episodio. Incluso unos segundos pueden parecer un montón de tiempo. Informe a su proveedor de salud sobre cualquier cosa que recuerde sobre la cantidad de tiempo que duró el evento aparente de amenaza a la vida.
  • ¿Qué pasó justo antes del evento aparente de amenaza a la vida? ¿Su bebé estaba despierto o dormido? Si estaba despierto, ¿estaban sus ojos abiertos o cerrados?
  • ¿En qué posición estaba su bebé cuando sucedió el episodio? ¿perdió las fuerzas? Estaba sacudiendo los brazos o piernas? ¿Se le pusieron los ojos en blanco?
  • ¿Se dio cuenta de algún cambio de color? Por ejemplo, ¿se puso pálido o azulado el bebé? ¿Tenia la cara roja?
  • ¿Su bebe empezó a respirar por sí mismo o necesitó ayuda? Explique lo que se hizo para que el bebé respirará?
  • ¿Su bebé emitió algún ruido? Por ejemplo ¿hizo gruñidos o una respiración con un sonido agudo? ¿lloraba o se quejaba?
  • ¿Cuándo fue la última vez que alimentó a su bebé con leche materna o fórmula o le dio de comer? Se ahogo o atraganto mientras estaba comiendo? ¿Usted noto algo de leche o sangre en su boca o nariz?
  • ¿A su bebé le han administrado cualquier medicamento? ¿Es posible que por accidente haya tragado medicamento u otras sustancias?

El manejo de un evento de aparente amenaza a la vida:

  • No sacuda a su bebé durante o después del evento de aparente amenaza a la vida. Es muy importante mantener la calma y no entrar en pánico. El pánico puede llevar a sacudir o zarandear de forma brusca al bebé para hacerlo respirar. Esto puede causar el síndrome del bebé sacudido al que también se conoce como traumatismo craneoencefálico por maltrato. El hecho de sacudir o zarandear puede causar un daño cerebral permanente o llevar a la ceguera.
  • Trate de lograr que le responda. Su bebé puede que le responda a alguien que le frota la espalda o los pies. El bebé puede responder si lo llaman por su nombre en voz alta. En caso que aún así no empiece a respirar después de tratar los métodos anteriores entonces, llame al 911 .
  • Aprenda RCP para lactantes. Todos los cuidadores de su bebé pueden querer aprender reanimación cardiopulmonar para lactantes o RCP. Su proveedor de salud le puede proporcionar información sobre las clases que puede tomar. La RCP para bebés es diferente a la reanimación cardiopulmonar para adultos. Usted tendrá que tomar un curso de RCP para lactantes incluso si usted ya sabe sobre la resucitación o reanimación cardiopulmonar para adultos. Solicite más información sobre la reanimación cardiopulmonar para lactantes y para niños.

Prevenir un evento de aparente amenaza a la vida:

Un episodio de aparente amenaza a la vida ocurre de repente. Por lo tanto es dificil evitarlo, pero las siguientes recomendaciones pueden ayudar a disminuir que su bebé corra este riesgo:

  • Prevenir problemas con la alimentación. Alimente a su bebé poco a poco en pequeñas cantidades. Sáquele los gases con frecuencia durante la alimentación. Sosténgalo por un tiempo en una posición erguida después que termine de comer. No lo acueste justo después de comer.
  • Cerciórese que la hora de dormir es segura. Siempre acueste a su bebé boca arriba ósea sobre la espalda. Asegúrese que la cuna o moisés tiene un colchón firme.
  • No fume alrededor de su bebé. No permita que ninguna persona fume cerca del bebé.

Acuda al control con el proveedor de su bebé según le indicaron:

Acuda con su bebé a consulta lo antes posible, incluso si está respirando normalmente después de ser dado de alta de emergencias. La causa del episodio del evento de aparente amenaza a la vida puede necesitar tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide