Skip to Content

Escán De Huesos

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es?

Un escán de huesos es un examen que se usa para encontrar áreas de aumento o disminución del metabolismo de las células óseas. El metabolismo es el proceso en que las células de los tejidos mueren y son reemplazadas por nuevas células. Este examen es un tipo de escán de medicina nuclear que también recibe el nombre de escintigrafía o escanografía músculo-esquelética.

Long Bone

¿Por qué necesito un escán de huesos?

Un escán de huesos puede hacerse para chequear el índice, o la velocidad, de formación ósea. El escán de huesos puede hacerse para ayudar a tratar alguna de las siguientes condiciones:

  • Necrosis avascular que es una condición en la que mueren partes del hueso por deficiencia en el suministro de sangre hacia esas partes.
  • Enfermedades óseas, como artritis, raquitismo, displasia fibrosa, o la enfermedad de Paget.
  • Cualquier tipo de cáncer que pueda extenderse hacia los huesos, como el de seno o de próstata.
  • Cambios en el hueso después de la radioterapia.
  • Fracturas por estrés que todavía no han logrado quebrar completamente el hueso.
  • Una infección en el hueso conocida como osteomielitis.
  • Espinillas de tabla o síndrome por estrés tibial que es el dolor a lo largo del hueso frontal de la parte inferior de la pierna.
  • Un trauma causado en un accidente, como las fracturas de huesos.
  • Un dolor extraño en el hueso.

¿Quién no debería hacerse el escán de huesos?

Antes del examen, infórmele a su médico que usted puede estar, o está embarazada. Es posible que los médicos sugieran que es mejor esperar hasta que el bebé haya nacido para hacerle el examen. Si usted está dando de lactar (amamantando), infórmele a su médico. Los médicos también pueden sugerirle que espere para hacerse el examen hasta que usted ya no esté lactando a su bebé. Para hacerse el escán de huesos, espere 4 semanas por lo menos, después que usted haya suspendido la leche materna a su bebé.

¿Cómo debo prepararme para el escán de huesos?

Usted no tiene que hacer nada especial en preparación para el escán de huesos. Usted puede comer, tomar líquidos y usar los medicamentos que regularmente usa. Su médico puede ordenarle que tome un laxante antes del examen.

Formulario de autorización:

Usted tiene el derecho a que le informen lo relacionado con sus problemas de salud usando palabras que usted pueda entender. Deben informarle lo concerniente a los posibles exámenes, tratamientos o procedimientos que deben hacerse para tratar su estado de salud. Su médico también debe informarle los riesgos y beneficios de cada tratamiento. Pueden pedirle que firme un formulario de autorización que le permita a su médico realizar ciertos exámenes, tratamientos o procedimientos. Si está incapacitado para dar su consentimiento, alguien que esté autorizado debe firmar este formulario por usted. Este formulario es un documento legal que indica exactamente lo que harán con usted. Antes de dar su consentimiento, tenga la certeza de que todas sus preguntas fueron respondidas y que usted entiende claramente lo que podría suceder.

¿Cómo se hace el escán de huesos?

  • Usted debe presentarse en la unidad de medicina nuclear a la hora que su médico le indique. Antes de hacerle el escán, un médico o paramédico lo pesa y luego le aplica una cánula intravenosa (IV) dentro de una vena. Esta vena puede ser en una mano o en su brazo. A través de la cánula intravenosa le inyectan una solución de contraste (marcador) radiactivo. A medida que el marcador se desintegra también va emitiendo radiación gama. El escán es tomado con una cámara gama que muestra la cantidad de marcador que hay en sus huesos.
  • El día y hora en que se haga su escán de huesos, depende de la razón por la cual usted lo necesita. El escán es usualmente hecho 2 ó 3 horas después de haberle aplicado la inyección a usted. Esto le da suficiente tiempo al marcador para que llegue hasta los huesos. Para algunas condiciones, el escán debe hacerse inmediatamente después de aplicada la inyección. Si el escán es hecho más tarde, pueden permitir que usted se vaya y que regrese a determinada hora. Tome abundantes líquidos, como agua o jugos, durante el tiempo comprendido entre la inyección y el escán. Asegúrese de ir al baño a orinar para desocupar su vejiga tanto como le sea posible.
  • Cuando llegue el momento del escán, quítese las joyas y otros objetos metálicos que tenga, póngase la bata de hospital y orine otra vez si lo necesita. Usted tiene que acostarse sobre una mesa y mientras está acostado, los médicos o paramédicos le toman imágenes a sus huesos usando la cámara gama. Usted debe estar en gran quietud durante el escán y sólo puede moverse cuando los médicos le indiquen cambiar de posición. El escán usualmente dura entre 30 y 90 minutos.

¿Qué sentiré durante el escán?

Usted puede sentir molestias cuando inserten la cánula intravenosa (IV) en su vena. El escán en sí no es doloroso, sin embargo, puede ser incómodo permanecer quieto o cambiar de posiciones durante el escán. Los médicos pueden ofrecerle un medicamento que le ayude a permanecer acostado y quieto.

¿Qué debo hacer después del escán?

Usted puede continuar con sus actividades diarias. Puede seguir alimentándose y usando sus medicamentos, como lo hacía antes del escán. La solución de contraste radioactivo sale rápidamente de su cuerpo a través de la orina. Tome bastante agua y otros líquidos para ayudar a expulsar el marcador de su cuerpo. Suelte tres veces el agua del inodoro después de usarlo. Esto se hace para que las trazas del marcador que salen de su cuerpo, no se queden en la taza del inodoro.

¿Qué es normal o anormal en los resultados?

Todos los huesos en un escán normal tienen el mismo aspecto y se ven totalmente grises. Un escán anormal puede mostrar zonas "calientes" o "frías". Una zona caliente es un área que se ve de color negro, porque el crecimiento del hueso es más activo. Una zona fría es el área que se ve más clara o blanca, porque el crecimiento del hueso es menos activo.

¿Cuáles son los riesgos al hacerse un escán de huesos?

Usted puede sentir náuseas, malestar estomacal o vomitar. Aunque es muy raro, usted puede presentar salpullido, hinchazón o una reacción alérgica grave a la inyección. El sitio de la cánula intravenosa puede sangrar, enrojecerse, inflamarse o infectarse. Es posible que si usted no se hace el escán de huesos, los médicos no puedan decidir el mejor cuidado para sus problemas de salud. Su problema podría empeorar y causar la muerte. Si tiene preocupación o preguntas relacionadas sus medicamentos o sus cuidados, llame a su médico.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de sus cuidados. Para ayudar en esta planificación; usted debe informarse acerca de su estado de salud y sobre la forma como puede tratarse. De esta manera, usted y sus médicos pueden hablar acerca de sus opciones y decidir el cuidado que se usará durante su tratamiento. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide