Skip to Content

Escoliosis Infantil

LO QUE NECESITA SABER:

La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. La escoliosis puede aparecer en los niños a cualquier edad pero a menudo se presenta durante la adolescencia.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Medicamentos:

Su niño puede que necesite medicamento para quitar o disminuir el dolor. Fíjese si el niño presenta signos de estar dolorido. Informe a los médicos si el dolor continúa o empeora, de modo que sepan que el niño necesita más medicamento para el dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.

Exámenes:

  • Electrocardiograma (EKG): Esta prueba mide la actividad eléctrica del corazón del niño. Es posible que se haga para comprobar si la escoliosis afecta el corazón del niño.
  • Ecocardiograma: Usa ondas sonoras para mostrar imágenes del tamaño y la forma del corazón del niño. También puede mostrar cómo bombea el corazón y cómo circula la sangre por el corazón.
  • Radiografía: Los médicos usan estas imágenes para revisar la curvatura y la forma de la columna vertebral de su niño. Las radiografías podrían mostrar si el niño tiene alguna otra condición, como huesos fracturados, incompletos o fusionados. También pueden mostrar si el niño todavía está creciendo.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de la columna del niño. Es posible que le administren un tinte de contraste a su niño antes de tomarle las imágenes para que los médicos puedan ver las imágenes con más claridad. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Para realizar este estudio se utilizan imanes potentes y una computadora que toma imágenes de la columna del niño. Es posible que a su niño le administren un medio de contraste para que las imágenes sean más claras. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe a su médico si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Exámenes de funcionamiento pulmonar: Estas pruebas ayudan a los médicos a determinar qué tan bien funcionan los pulmones del niño. El niño respirará dentro de una máquina para medir la cantidad de aire que inhala y exhala durante una determinada cantidad de tiempo.
  • Estudios del sueño: Se harán para comprobar si la escoliosis influye en la manera en que duerme el niño. Este estudio también observará la actividad del corazón y la respiración mientras el niño duerme.

Tratamiento:

Es posible que el niño necesite cirugía si la curvatura es grave y el corsé no ayudó. Los médicos podrían colocar varillas, tornillos o alambres para enderezar la columna del niño.

RIESGOS:

Los tratamientos para la escoliosis, como el uso de un corsé para la espalda, pueden resultarle muy incómodos al niño. El niño podría sangrar más de lo esperado durante la cirugía. También podría contraer una infección o se le podría lesionar la columna vertebral. La curvatura de la espalda podría empeorar si no recibe tratamiento. Esto podría causar que el espacio que el corazón y los pulmones ocupan en el pecho del niño se achique y que esto interfiera con su funcionamiento. La columna podría apretar la médula espinal y los nervios y acarrear problemas o cambios en el funcionamiento de los órganos internos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide