Skip to Content
Diagnosed with ankylosing spondylitis? Biologics can help >>

Escoliosis En Los Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La escoliosis es una curvatura anormal de la columna. Normalmente, la columna está hecha de huesos que son como bloques colocados uno por encima del otro. La columna debe observarse derecha cuando se observa desde atrás y como una letra “S” en espejo si se observa lateralmente. En la escoliosis los huesos no se encuentran situados correctamente uno encima del otro causando que la columna se curve de lado. El encorvamiento anormal en la columna puede limitar el movimiento del tórax y causar problemas pulmonares o cardiacos. En la mayoría de los casos la causa de la escoliosis es desconocida. Su niño puede tener alto riesgo de padecer escoliosis si alguien de su familia también la tuvo. Algún defecto de nacimiento en su columna u otras condiciones de salud que afecten los músculos o huesos también podrían causar escoliosis.
  • Su niño puede ladearse con un hombro o cintura más bajos en un lado que en otro. Su omoplato, costillas o cadera pueden sobresalir más de un lado que del otro. Otros signos incluyen el pecho hundido, hombros redondeados y el balanceo. Una detallada historia clínica y exploración física de su niño puede ayudarle a diagnosticar la escoliosis. Se podrán realizar exámenes para obervar su columna, como los rayos x, tomografía computarizada (TAC) o imagen por resonancia magnética (IRM). El tratamiento de la escoliosis en niños se enfoca a corregir o controlar la curvatura de la columna y prevenir futuros problemas. Esto puede incluir la conducta expectante usando un yeso o faja o en su caso cirugía. Con el tratamiento y cuidados apropiados la escoliosis de su niño puede controlarse y prevenirse futuros problemas. Solicite a su médico mayor información acerca de éstos estudios y tratamientos.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Su niño puede tener que volver para rayos X u otras pruebas.

Su niño podría necesitar más descanso de lo que realiza, mientras se esta recuperando.

Jugar silenciosamente va a mantener a su niño ocupado de forma segura para que no este inquieto y corra riesgo para una lesión. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Siga las instrucciones sobre la cantidad de descanso que su niño debería tener mientras se esta recuperando.

Uso de yeso o faja dorsal:

Su niño puede necesitar el uso de una faja dorsal. Ésta podrá ayudar a evitar que su columna se encorve o detenga su encorvamiento de empeorar. La mayoría de las fajas son ligeras y pequeñas y pueden usarse debajo de la ropa. La faja podrá ajustarse conforme su niño crezca. Es importante que su niño use la faja correctamente. Solicite a su médico mayor información acerca del uso de yeso o faja dorsal.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Tiene dudas o preocupaciones acerca de la enfermedad, medicamentos o cuidados de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño tiene dolor de espalda que empeora o no se retira.
  • Su niño tiene problemas al orinar o con sus movimientos intestinales.
  • Su niño tiene dificultad para respirar, tos, sibilancias o respiración ruidosa.
  • Su niño tiene problemas para mover sus piernas.
  • Su niño siénte las piernas adormecidas, dèbiles o no las siénte.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide