Skip to Content

Esclerosis Lateral Amiotrófica

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la esclerosis lateral amiotrófica?

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se conoce también como enfermedad de Lou Gehrig. Afecta el sistema nervioso. El sistema nervioso incluye su cerebro, la médula espinal, y los nervios. En la ELA, las neuronas motoras que dirigen sus músculos para el movimiento están dañadas. Estos músculos se debilitan gradualmente, se desgastan, y pueden empezar a palpitar. Al pasar el tiempo, la ELA puede conducir a parálisis total (no poder mover sus músculos), incluyendo los músculos para respirar. Esta es una enfermedad progresiva que usualmente termina en la muerte.

¿Qué causa la ELA?

La causa de la ELA es desconocida, pero puede incluir:

  • Enfermedad autoinmune: Una enfermedad autoinmune causa que su sistema inmune ataque alguna parte de su cuerpo. En la ELA, el cuerpo ataca sus propios nervios.
  • Desequilibrio químico: El glutamato es un químico del cerebro que envía mensajes de un nervio a otro. El exceso de glutamato puede causar la muerte de las neuronas motoras.
  • Descubierto frecuente a químicos: Estar descubierto a químicos como los fertilizantes y los pesticidas usados en la jardinería y en el cuidado del césped también pueden causar la ELA.
  • Genética: Su riesgo es mayor si un miembro de su familia tiene enfermedad tiroidea o una enfermedad autoinmune.
  • Infección: Las infecciones pueden dañar las neuronas motoras.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la ELA?

El síntoma principal de la ELA es la rigidez o debilidad muscular, especialmente en las manos, brazos, los pies, o las piernas. La debilidad o la rigidez empeoran con el tiempo. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Puede que usted tenga un agarre débil con las manos, se le caigan las cosas frecuentemente o tenga dificultad para hacer tareas manuales tales como abrir botellas.
  • Puede que usted se sienta más cansado de lo habitual o arrastre una pierna o tropiece cuando camina.
  • Puede que su brazo o pierna tengan espasmos mientras está en reposo.
  • Sus músculos tienen contracciones.
  • Puede que usted se babee o tenga dificultad para hablar.
  • Puede que usted tenga dificultad para respirar, comer o tragar, especialmente en las fases finales de la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica la ELA?

  • Electromiografía: Este examen también se conoce como EMG. Este examen mide la actividad eléctrica en los nervios que controlan sus músculos.
  • Velocidad de conducción nerviosa: Esta prueba mide los impulsos nerviosos que viajan entre la espina dorsal y los músculos.
  • Punción lumbar: Fluido puede ser extraido de su espina dorsal para medir los niveles de glutamato.
  • Imagen por resonancia magnética: Imagen de resonancia magnética (IRM): Ondas de radio y una computadora son utilizadas para tomar imágenes de su cerebro. Usted tendrá que acostarse y no moverse durante este examen. La máquina IRM contiene un imán muy fuerte. Nunca entre al cuarto de IRM con objetos metálicos. Esto puede causar lesiones graves. Dígale a su médico si usted tiene un implante de metal en su cuerpo.

¿Cómo se trata la ELA?

No existe cura para la ELA. El tratamiento está orientado a tratar de aliviar los síntomas y a prevenir el empeoramiento de la enfermedad.

  • Medicamentos:
    • Medicamentos para el sistema nervioso central: Este medicamento disminuye el daño en las neuronas motoras al disminuir la liberación del glutamato.
    • Otros medicamentos: Estos medicamentos pueden ayudar a aliviar los espasmos musculares, la fatiga y el exceso de saliva o moco que son causados por la ELA.
  • Programa de rehabilitación: En este programa puede que incluya ejercicios físicos, respiratorios o de lenguaje.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • National Institute of Neurological Disorders and Stroke
    P.O. Box 5801
    Bethesda , MD 20824
    Phone: 1- 301 - 496-5751
    Phone: 1- 800 - 352-9424
    Web Address: http://www.ninds.nih.gov

¿Cuáles son los riesgos de la ELA?

El medicamento utilizado para su tratamiento puede causar problemas en el hígado. La ELA puede ser difícil para tratar. Los tratamientos pueden que o pueden que no controlen sus síntomas. Si La ELA no se trata, puede que usted tenga más dificultad en moverse, caminar, comer, o respirar. Su salud, calidad de vida, y habilidad para funcionar puede disminuir.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene escalofríos o tos, o se siente débil y dolorido.
  • Usted se siente deprimido y siente que no puede afrontar su enfermedad.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar ayuda inmediata?

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • Usted tiene un dolor intenso en el pecho.
  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide