Skip to Content

Encefalopatía Traumática Crónica

CUIDADO AMBULATORIO:

Encefalopatía traumática crónica (CTE)

es daño cerebral permanente causado por lesiones cerebrales traumáticas repetidas, como contusiones. Encefalopatía es un término que se usa para describir una enfermedad del cerebro o un daño cerebral. Una conmoción es una lesión que causa que el cerebro golpee el cráneo. Después de varias conmociones ciertas proteínas podrían empezar a reemplazar el tejido cerebral sano. Las proteínas evitan que el cerebro funcione correctamente.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la encefalopatía traumática crónica?

La encefalopatía traumática crónica se desarrolla lentamente, con el paso de las décadas. Los signos y síntomas podrían ser leves al principio y hacerse más severos al pasar de los años. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Problemas para poner atención, mantener el hilo del pensamiento o recordar cosas
  • Confusión o desorientación (no saber donde está o qué día es)
  • Mareos o dolores de cabeza
  • Acciones impulsivas, como conducir de forma imprudente o tener contacto sexual sin protección
  • Cambios en la personalidad o enojarse fácilmente
  • Depresión o pensamientos suicidas
  • Problemas de movimiento o musculares, como torpeza, temblores o tics musculares

Llame al 911 o pídale a alguien más que llame en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted quiere lastimarse o lastimar a otra persona.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted sufre una convulsión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted sufre otra lesión en la cabeza.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene dificultad para dormir o hacer sus actividades diarias.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Controle la encefalopatía traumática crónica:

La encefalopatía traumática crónica no puede curarse, pero los síntomas sí se pueden controlar:

  • Establezca rutinas. Prepare un horario para sus actividades diarias. Sus síntomas son generalmente peores por las noches. Acuéstese a dormir y levántese por la mañana a la misma hora. Hable con su médico si tiene dificultad para dormir o permanecer dormido.
  • Vaya a terapia física, ocupacional o emocional según indicaciones dadas. Un terapeuta del comportamiento cognitivo le enseñará destrezas para ayudar con sus problemas de pensamiento y conducta. Un terapeuta físico puede ayudarle con el equilibrio, coordinación y control muscular. Un terapeuta ocupacional puede ayudarle a aprender formas de hacer sus actividades diarias. Por ejemplo, usted podría crear un calendario con sus actividades diarias. La terapia emocional incluye hablar con un terapeuta solo o con familiares sobre sus síntomas.
  • Pida apoyo y ayuda. Explique sus síntomas a otras personas. Pídales que sean pacientes y que le repitan información si es necesario. Un ambiente tranquilo y de bienestar puede ayudar a prevenir ataques de ira u otros problemas de comportamiento.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a prevenir cambios de humor. También puede ayudar con la coordinación muscular y habilidades motoras. Es probable que usted también duerma más fácilmente cuando practica ejercicios regularmente. Consulte con su médico acerca de los ejercicios adecuados para usted. Una bicicleta estacionaria o ejercicios que se hacen en una silla podrían ser más seguros si usted tiene dificultad para caminar.
  • Usted debe seguir usando su habilidad para pensar activamente. Haga actividades que lo hagan pensar. Algunos ejemplos son rompecabezas, aprender a leer música y resolver crucigramas.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Los alimentos saludables pueden ayudar con la salud de su cerebro.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas, según indicaciones. El alcohol puede empeorar sus síntomas y causarle más daño cerebral. Pregunte a su médico si usted puede tomar alcohol.
  • No fume. La nicotina y otros químicos de los cigarrillos y los cigarros pueden causar daños en los vasos sanguíneos y el cerebro. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Prevenga la encefalopatía traumática crónica:

La encefalopatía traumática crónica se desarrolla lentamente y con el tiempo. Es probable que usted baje su riesgo por medio de la prevención de conmociones:

  • Use equipo protector para deportes que sea de la talla correcta para usted. Los cascos ayudan a disminuir su riesgo de una lesión cerebral. Hable con su médico sobre formas con las que usted puede disminuir su riesgo de una concusión si practica deportes.
  • Descanse después de una conmoción. Si usted sufre de una conmoción, dele a su cerebro tiempo para descansar y sanar. No trate de practicar deportes poco tiempo después de su conmoción. Su médico puede decirle cuándo es correcto volver a jugar deportes.
  • Use su cinturón de seguridad cada vez que viaja. Hacerlo lo ayuda a disminuir su riesgo de sufrir de una lesión en la cabeza si se accidenta.

Para más información:

  • Brain Injury Association
    1608 Spring Hill Road
    Vienna , VA 22182
    Phone: 1- 703 - 761-0750
    Phone: 1- 800 - 444-6443
    Web Address: http://www.biausa.org

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide