Skip to Content

Eliminación De Filtro De La Vena Cava Inferior

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • La eliminación del filtro de vena cava inferior es la cirugía para retirar un filtro que se colocó en una cirugía previa. La vena cava inferior, también llamada VCI, es un vaso sanguíneo grande que se encuentra en el abdomen (estómago). Empieza en el abdomen y termina en el corazón, dentro del pecho. La VCI trae sangre de las partes inferiores de su cuerpo al corazón. Un filtro de VCI es una malla con forma especial hecha de alambres muy delgados que actúan como un colador para su sangre. Un filtro de VCI generalmente se necesita si usted tiene coágulos de sangre, un embolismo pulmonar o trombosis venosa profunda. El embolismo pulmonar ocurre cuándo los coágulos de sangre se atoran en los vasos sanguíneos en sus pulmones, causando problemas para respirar, dolor de pecho y puede aún tener como resultado la muerte. Se puede también necesitar después de trauma (como una herida en la cabeza o fractura de pelvis) o si usted no puede utilizar medicamento anticoagulante.
  • Un filtro de VCI generalmente se retira cuando su condición de salud mejora. Se puede quitar cuando usted ya no esta en riesgo de tener coágulos de sangre. Se puede también retirar cuando deja de sangrar o cuando a usted se le permite tomar anticoagulantes. Su médico le dirá cuando se puede retirar su filtro de VCI. El lo quitará utilizando un catéter especial con un gancho pequeño en su punta para agarrar el filtro. El catéter se saca junto con el filtro de VCI.
    Inferior Vena Cava Filter

INSTRUCCIONES:

Tome sus medicamentos como se le haya indicado:

Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su médico de cabecera. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su médico de cabecera. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.

Solicite información sobre la localidad y hora de sus consultas de seguimiento:

Solicite más información sobre el cuidado continuo, tratamientos, o servicios a domicilio.

Pregúntale a su médico cuando necesita usted volver para que sus heridas sean revisadas. Si usted tiene otro problema médico que causa que su sangre se coagule, necesitará ver un médico para tratar el problema.

Actividad:

  • Evite hacer actividades duras, como cargar objetos pesados, jalar y empujar. Usted puede necesitar también limitar los movimientos de su cuerpo.
  • Pregúntale a su médico si puede y cuando puede empezar a ejercitarse. Usted no puede jugar deportes rudos o de contacto. Es mejor empezar lentamente y hacer más conforme usted se haga más fuerte. Ejercitarse puede ayudar a hacer su corazón más fuerte, bajar su presión arterial y mantenerle sano.
  • No permita que su herida se moje a menos que su médico diga que está bien. Pregúntale a su médico cuando sele permitirá bañarse, ducharse o nadar.

Evite el estrés:

El estrés puede disminuir la curación y causa enfermedad. Ya que es difícil evitar el estrés, aprenda a controlarlo. Aprenda nuevas maneras de relajarse, como respirar profundo. Hable con su médico acerca de las cosas que lo hacen enojar.

Comer y beber:

  • Coma una variedad de alimentos sanos como frutas, verduras, panes integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carne magra y pescado. Comer alimentos sanos lo pueden ayudar a tener más energía y curar más rápido. Pregúntale a su médico si usted necesita tener una dieta especial.
  • Los hombres de 19 años de edad y mayores deben beber cerca de 3,0 Litros de líquido cada día (cerca de 13 vasos de ocho onzas). Las mujeres de 19 años de edad y mayores deben beber cerca de 2,2 Litros de líquido cada día (cerca de 9 vasos de ocho onzas). Siga el consejo de su médico si usted debe cambiar la cantidad de líquido que bebe. Para la mayoría de las personas, son buenos líquidos para beber el agua, los jugos y la leche. Si usted utiliza líquidos que contienen cafeína, como café, estos deben también ser contados en su cantidad de líquidos diaria. Trate de beber suficiente líquido cada día y no solo cuando se sienta sediento.

Deje de fumar:

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. El fumar daña el corazón, los pulmones, y la sangre. Es más probable que usted tenga un infarto, enfermedad pulmonar y cáncer si fuma. Usted se ayudará así mismo y aquellos a su alrededor por no fumar. Pregúntale a su médico por más información acerca de cómo dejar de fumar si usted tiene problemas para dejarlo.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Su piel le pica, se hincha o tiene sarpullido.
  • Usted tiene dolor de pecho o problemas para respirar que se empeora con el tiempo.
  • Usted tiene preguntas o dudas acerca de su condición, tratamiento o cuidado.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted se pone azul, se siente débil o pierde el conocimiento.
  • Su venda se empapa con sangre.
  • Sus incisiones estan hinchadas, rojas, tienen salida de pus o se han abierto.
  • Usted de repente se siente mareado y tiene problemas para respirar.
  • Usted tiene un nuevo dolor y de pecho y repentino. Usted podría tener más dolor cuando usted toma alientos profundos o tose. Usted también podría toser sangre.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.

Copyright © 2012. Thomson Reuters. All rights reserved. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide