Skip to Content

El Manejo Del Dolor Y Los Opioides

LO QUE NECESITA SABER:

Un opioide o narcótico es un tipo de medicamento que se usa para tratar el dolor. Ejemplos de opioides son la morfina, hidrocodona, codeína, fentanilo y oxicodona.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Tome los medicamentos como se le indique:

  • Demasiados medicamentos narcóticos pueden poner en riesgo su vida. Es posible generar dependencia a los opioides. Su cuerpo podría acostumbrarse al opioide y no controlar el dolor como lo hacía antes. Usted podría volverse adicto al opioide y usarlo cuando no lo necesita. Algunos medicamentos narcóticos también contienen acetaminofén o ibuprofeno. Tomar demasiado de estos medicamentos puede causar daño en el hígado o riñón o sangrado estomacal.
  • Comuníquese con su proveedor de salud si usted cree que el medicamento no lo está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de todos los medicamentos, vitaminas y hierbas que esté tomando. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Lleve la lista o los frascos de las pastillas a las visitas de control. Traiga la lista de medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le indique:

Es posible que necesite que le ajusten la dosis. Es posible que lo remitan a un especialista en dolor. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus visitas.

Trate otras formas de controlar el dolor:

Cualquiera de lo siguiente puede ser útil si no es tiempo de tomar su medicamento para el dolor:

  • Practique la respiración profunda, escuche música o lea. Estas técnicas de relajación pueden ayudarle a olvidarse del dolor.
  • Aplique calor o hielo como se le indique.
  • Acuda a la terapia física como se le indique. Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para ayudar a disminuir su dolor.

Medidas seguras para el uso de los opioides:

  • Mantenga el medicamento opioide en un lugar seguro. Almacene su medicamento opioide en un gabinete con seguro para mantenerlo fuera del alcance de los niños y de otras personas.
  • No consuma alcohol mientras usa opioides. El alcohol mezclado con un opioide puede causarle somnolencia y retardar el ritmo respiratorio. Es posible dejar de respirar completamente.
  • No use medicamentos opioides si usted está embarazada o dando de lactar.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • El dolor empeora o tiene dolor nuevo.
  • Usted no puede hacer sus actividades cotidianas debido a los efectos secundarios del opioide.
  • Usted tiene estreñimiento o dolor abdominal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted está respirando más despacio de lo usual o tiene dificultad para respirar.
  • Su corazón está palpitando más despacio de lo usual.
  • Usted tiene la sensación de que su corazón está saltando o palpitando.
  • Usted tiene una convulsión.
  • Usted tiene tanto sueño que no puede mantenerse despierto.
  • Usted está demasiado mareado para pararse.
  • Usted tiene dolor muscular severo o debilidad.
  • Usted ve u oye cosas que no son reales.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide