Skip to Content

Efectos De Un Derrame Cerebral

CUIDADO AMBULATORIO:

Los efectos de un derrame cerebral

pueden ser diferentes para cada uno. Pueden depender de donde ocurrió el accidente cerebrovascular en el cerebro y cuánto daño hay. Algunas personas podrían recuperarse por completo. Otras podrían sufrir efectos a largo plazo. Es importante hablar con su médico sobre cualquier síntoma que tenga después de un derrame. Hay medicamentos y terapias que ayudan a manejar los efectos de un derrame. El tratamiento temprano de un accidente cerebrovascular puede mejorar las posibilidades de recuperación.

¿Qué deberían saber la familia o las personas de apoyo sobre los efectos de un accidente cerebrovascular?

Es importante que la familia o personas de apoyo sepan cómo ha afectado el derrame a su ser querido. Sepa cuándo llamar al 911, busque cuidados inmediatos o llame al médico de su ser querido.

Llame al 911 o pida a otra persona que llame al 911 en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted se cae y se golpea la cabeza.
  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna está adolorido, rojo o más grande de lo normal.
  • Usted se siente mareado, débil o tiene sensación de desmayo.
  • Usted se cae sin golpearse la cabeza.
  • Su nivel de azúcar en la sangre o su presión arterial es más alto o bajo de lo que ha indicado su médico.
  • Usted sangra muy fuerte o no puede dejar de sangrar de una cortada o lesión.
  • Usted tiene dolor de cabeza nuevo o severo.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene sarpullido.
  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Usted se siente extremadamente triste o ansioso.
  • Usted siente que no puede lidiar con su condición.
  • Usted tiene dificultad para dormir.
  • Usted tiene llagas abiertas.
  • Usted se atraganta o tose cuando come o toma algo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Problemas con el habla, lenguaje o memoria:

  • Dificultad para encontrar las palabras correctas o formar oraciones completas
  • Dificultad para juntar palabras que hagan sentido
  • Dificultad para prestar atención, o la habilidad para concentrarse por muy poco tiempo
  • Dificultad para escribir o leer
  • Problemas con la memoria, o sentirse desorientado con la hora, lugares o situaciones
  • Problemas para pensar claramente, o sentirse confundido
  • Dificultad para comprender el idioma escrito o hablado, o para aprender algo nuevo

Problemas musculares y nerviosos:

Un derrame podría afectar un lado de su cuerpo o parte de un lado. Puede que usted corra un mayor riesgo de caídas si tiene dificultad para mover los músculos de sus piernas. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Incapacidad de mover su brazo, pierna o un lado de su rostro (parálisis)
  • Debilidad muscular, espasmos o músculos que se quedan en una posición (contraídos)
  • Falta de equilibrio, dificultad para caminar o dificultad para agarrar objetos
  • Cambios en su vista o mala vista
  • Ignorar o no estar consciente de un lado de su cuerpo
  • Adormecimiento de su brazo, mano, dedos, pierna, pie o dedos de los pies
  • Dolor, hormigueo o pinchazos en las partes débiles o paralizadas de su cuerpo

Problemas intestinales o de vejiga:

  • Pérdida del control de la orina o de las evacuaciones intestinales
  • Sentirse como si tuviera que orinar frecuentemente, aun cuando su vejiga no está llena
  • Dificultad para vaciar su vejiga, estreñimiento

Problemas para tragar o comer:

  • Dificultad para tragar alimentos
  • Dificultad para alimentarse
  • Falta del sentido del gusto o un cambio en la forma en que usted prueba las cosas
  • Riesgo más alto de inhalación (cuando la comida pasa a los pulmones) y neumonía debido a los problemas para tragar

Cambios en personalidad o estado de ánimo:

  • Depresión, tristeza, irritabilidad o desesperanza
  • Ira, frustración o ansiedad
  • Dificultad para controlar emociones o expresar emociones inapropiadas
  • Cambios de humor rápidos

Fatiga:

  • Niveles bajos de energía
  • Cansarse con facilidad
  • Falta de motivación

Problemas para dormir:

  • Desarrollo del apnea del sueño
  • Cambios en el sueño, como dormir demasiado o no lo suficiente

Problemas con la función sexual:

  • Dificultad para tener o mantener una erección
  • Sequedad vaginal
  • Una disminución en el interés por el sexo

Cuidados personales después de un derrame:

  • Acuda a rehabilitación como se le indique. La rehabilitación es una parte importante del tratamiento. Un terapeuta del habla le ayuda a aprender de nuevo y a mejorar su capacidad de hablar y de tragar. Usted podría comenzar lentamente y empezar a realizar tareas más difíciles con el tiempo. Los fisioterapeutas pueden ayudarlo a obtener fuerza y resistencia. Los terapeutas ocupacionales le enseñan nuevas formas de hacer sus actividades cotidianas, como vestirse. La terapia puede ayudarlo a mejorar su capacidad de caminar y de mantener el equilibrio. Su terapia podría incluir tareas o movimientos que usted necesitará hacer para las actividades cotidianas. Un ejemplo es el poder subirse o levantarse usted mismo de una silla.
  • Quite cualquier cosa en la que se pueda tropezar. Quite cualquier cosa con la que pueda tropezarse. Coloque cinta adhesiva sobre los cables eléctricos. Mantenga libres los pasillos libres en su hogar. Asegúrese que su hogar esté bien iluminado. Coloque material antiderrapante en las superficies que podrían estar resbaladizas. Un ejemplo sería su tina de baño o el piso de la ducha.
  • Use aparatos de asistencia. Un bastón o una caminadora podrían ayudarlo a mantener su equilibrio mientras camina.
  • Controle otras afecciones médicas. Controle sus trastornos cardíacos, presión arterial y diabetes. El manejo de estos trastornos puede reducir su riesgo de otro derrame. Tómese sus medicamentos como se le indique. Siga las indicaciones de su médico para su dieta.
  • Únase a un grupo de apoyo. La vida después de un derrame puede ser difícil. Podría ser útil hablar con otras personas que han sufrido un derrame. También hay grupos de apoyo para miembros de la familia o personas de apoyo de las personas que han sufrido un derrame. Pídale a su médico más información sobre grupos de apoyo.

Manejar después de un derrame:

No maneje un automóvil sin hablar antes con su médico o terapeuta ocupacional. Los efectos de un derrame podrían hacer del manejo una actividad difícil o insegura. Es probable que usted tenga que someterse a una evaluación de manejo antes de poder manejar un carro de forma segura y legal. También es probable que necesite tomar un programa de capacitación para manejar o instalar equipo especial en su carro. Pídale a su médico más información sobre manejar después de un derrame.

Para apoyo y más información:

  • National Stroke Association
    9707 E. Easter Lane
    Centennial , CO 80112
    Phone: 1- 800 - 787-6537
    Web Address: http://www.stroke.org

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que usted necesite concurrir para que le realicen exámenes periódicos de su función cerebral. Si usted está tomando warfarina, usted necesitará hacer citas para análisis de sangre periódicos. Sus niveles del índice internacional normalizado (IIN) también necesitan revisarse. Estos exámenes ayudan a determinar si usted está tomando la cantidad apropiada de warfarina. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide