Skip to Content
Get facts about myelofibrosis treatment options here

Desprendimiento Prematuro De Placenta

LO QUE USTED DEBE SABER:

Un desprendimiento prematuro de placenta es cuando toda o parte de la placenta se separa de la pared de su útero antes del nacimiento de su bebé. La placenta lleva el oxígeno y los nutrientes de la madre al feto. El desprendimiento prematuro de placenta puede poner en peligro su vida y la de su bebé.

INSTRUCCIONES:

Guardar reposo:

El reposo en cama significa que usted necesita pasar la mayor parte o todo el tiempo acostada. Guardar reposo ayuda a prevenir daños adicionales a su placenta. Podría necesitar quedarse en cama hasta que su bebé esté listo para nacer. Puede haber la posibilidad que usted guarde reposo en casa, o usted puede necesitar ser hospitalizada.

Medicamentos:

  • Esteroides: Se le podría administrar esteroides si usted necesita dar a luz antes de lo esperado. Los esteroides ayudan a que los pulmones de su bebé funcionen y previenen problemas repiratorios después del nacimiento.
  • Tocolíticos: Estos medicamentos se administran para detener las contracciones si su bebé no está listo para nacer. Las contracciones son cuando los músculos de su útero se contraen y aflojan.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico de cabecera si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Haga una cita de control con su médico de cabecera o ginecólogo como se lo indicaron:

Si todavía no ha dado a luz, puede haber la necesidad de regresar para que le hagan más ultrasonidos. Anote todas las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas en su próximas citas.

Comúniquese con su médico de cabecera o ginecólogo sí:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene poco sangrado vaginal (está manchando).
  • Su corazón está latiendo más rápido de lo que es normal para usted.
  • Tiene preguntas o dudas sobre su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencia sí:

  • Su bebé no nacido se está moviendo menos de lo usual, o no se está moviendo.
  • Usted tiene grandes cantidades de sangrado vaginal.
  • Usted tiene un dolor abdominal severo o contracciones.
  • Usted tiene escapes de líquido amniótico de su vagina, o salen grandes cantidades de líquido amniótico de su vagina.
  • Usted tiene un dolor nuevo o repentino en el pecho o dificultad para respirar.
  • Usted está orinando menos de lo que es normal para usted, o no orina.
  • Usted siente que se va a desmayar, está mareada o se siente demasiado débil para levantarse.

© 2013 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide